BAI­LAN AL RIT­MO DE ‘MOKOOMBA’

Lle­gan des­de Áfri­ca al FIC pa­ra com­par­tir su mú­si­ca y ha­cer vi­brar a una ex­pla­na­da lle­na

Correo - - Portada - MA­RÍA ES­PINO / GUA­NA­JUA­TO

Con el em­pleo de dis­tin­tos ins­tru­men­tos, el gru­po pro­ce­den­te de Zim­bab­we in­ter­pre­tó sus me­lo­días, en­rai­za­das en an­ces­tra­les tra­di­cio­nes afri­ca­nas, pa­ra po­ner a bai­lar a las más de 3 mil asis­ten­tes al es­ce­na­rio de la Al­hón­di­ga de Gra­na­di­tas, im­bui­dos del con­ta­gio­so rit­mo de tie­rras le­ja­nas.

Des­de Victoria Falls, Zim­bab­we, al sur de Áfri­ca, lle­gó a la Al­hón­di­ga de Gra­na­di­tas el rit­mo y sa­bor de Mokoomba, agru­pa­ción que des­de el pri­mer mo­men­to im­preg­nó de ale­gría a los más de 3 mil asis­ten­tes que lle­ga­ron a es­te em­ble­má­ti­co re­cin­to a dis­fru­tar de la bue­na mú­si­ca africana.

Cer­ca de mil más no lo­gra­ron en­trar, pe­ro eso no im­pi­dió que des­de afue­ra dis­fru­ta­ran y bai­la­ran tam­bién.

Con gran or­gu­llo, Mokoomba ha­ce per­fec­to uso de acor­des mu­si­ca­les ema­na­dos de la di­ver­si­dad de ins­tru­men­tos que em­plean pa­ra ge­ne­rar rit­mos muy pe­ga­jo­sos en los que fu­sio­na a la per­fec­ción so­ni­dos que evo­can sus raí­ces y tra­di­cio­nes lle­ván­do­las así a to­do lu­gar en don­de se pre­sen­tan.

Gua­na­jua­to no es la ex­cep­ción y en el mar­co de la edi­ción 46 del Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal Cervantino, los or­ga­ni­za­do­res se lu­cie­ron al traer una de las me­jo­res agru­pa­cio­nes oriun­das de Zim­bab­we, que gra­cias a la ex­tra­or­di­na­ria mú­si­ca que in­ter­pre­tan que es el re­sul­ta­do de la fu­sión de so­ni­dos ét­ni­cos y del mun­do han re­co­rri­do por va­rios paí­ses.

Ade­más, su per­se­ve­ran­cia les ha va­li­do pa­ra que sus pre­sen­ta­cio­nes pa­sa­ron de ser só­lo en­tre gru­pos de ami­gos pa­ra pro­yec­tar­se in­ter­na­cio­nal­men­te y aba­rro­tar gran­des es­ce­na­rios, pa­ra mues­tra, el con­cier­to que ofre­cie­ron ano­che ha­cien­do vi­brar la Ex­pla­na­da de la Al­hón­di­ga de Gra­na­di­tas en cu­yos es­ca­lo­nes se apre­ció un lleno que en to­do mo­men­to ova­cio­nó ca­da in­ter­pre­ta­ción del sex­te­to que des­de el 2017 sal­tó a la fa­ma y no ha pa­ra­do de sor­pren­der a los aman­tes de es­te gé­ne­ro mu­si­cal.

COM­PAR­TEN SU CUL­TU­RA

A es­te con­cier­to, le bas­ta­ron los pri­me­ros 10 mi­nu­tos pa­ra que la gen­te en­ten­die­ra a la per­fec­ción la mú­si­ca de Mokoomba y co­mo por iner­cia bai­la­ban al com­pás de los rit­mos.

Una ho­ra des­pués, el even­to se con­vir­tió en una ver­da­de­ra fies­ta don­de no exis­tió ba­rre­ra de idio­mas, creen­cias, co­lor de piel o ni­vel so­cial, la gen­te sim­ple­men­te se de­jó lle­var y bai­ló, mien­tras en el es­ce­na­rio los mú­si­cos dan­za­ron y mos­tra­ron par­te del fol­clor afri­cano al tiem­po de ma­ni­fes­tar el men­sa­je más im­por­tan­te de sus in­ter­pre­ta­cio­nes que es in­vi­tar al pú­bli­co a vi­vir la mú­si­ca y a dis­fru­tar la vi­da.

fotos: mar­tín sil­va

FOTOS: MAR­TíN SIL­VA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.