Víc­tor Sán­chez

Diario de Queretaro - - Portada - Víc­tor Sán­chez Ban­da­la

A po­co más de dos se­ma­nas pa­ra fi­na­li­zar el pro­ce­so pre­vio a la elec­ción, el ho­ri­zon­te mues­tra una con­tien­da ca­si im­pre­de­ci­ble de co­no­cer el re­sul­ta­do fi­nal.

La pro­mo­ción y di­fu­sión de las cam­pa­ñas, so­bre to­do de los can­di­da­tos y par­ti­dos con más re­cur­sos, o sea del PAN y el PRI, po­drían ha­cer pen­sar que les fa­vo­re­cen an­te el elec­to­ra­do, tam­bién les res­tan por el har­taz­go que ge­ne­ra la sa­tu­ra­ción vi­sual y au­di­ti­va de és­tas.

La con­tien­da aho­ra des­ta­ca su pre­sen­cia en las re­des so­cia­les, los as­pi­ran­tes le han con­fia­do a es­ta he­rra­mien­ta de co­mu­ni­ca­ción gran par­te de su pro­yec­ción, de­jan­do a un la­do las tra­di­cio­na­les con­cen­tra­cio­nes ma­si­vas y po­pu­la­res. Des­de lue­go por el cui­da­do que se tie­ne por la pre­sun­ta vi­gi­lan­cia so­bre los gas­tos de cam­pa­ña que im­po­nen el INE e IEEQ.

Más allá de los mé­to­dos y es­tra­te­gias de cam­pa­ña de los can­di­da­tos pa­ra con­ven­cer al elec­to­ra­do, al me­nos en la re­gión se­rra­na si­gue vi­gen­te el acer­ca­mien­to co­ti­diano con la gen­te co­mo tác­ti­ca de con­ven­ci­mien­to.

Si bien es cier­to, y no se pue­de ne­gar que las re­des so­cia­les es­tán sien­do una par­te im­por­tan­te de la di­fu­sión de los as­pi­ran­tes, no ca­be du­da que el acer­ca­mien­to y el con­tac­to di­rec­to es la me­jor ma­ne­ra de ga­nar la con­fian­za, so­bre to­do de la gen­te del me­dio ru­ral.

En es­te con­tex­to, se ob­ser­van as­pi­ran­tes muy ale­ja­dos de las co­mu­ni­da­des de la re­gión se­rra­na, mos­tran­do ya de an­te­mano su ver­da­de­ro in­te­rés por la gen­te más “jo­di­da” o vul­ne­ra­ble de la so­cie­dad.

Los as­pi­ran­tes al Se­na­do de la Re­pú­bli­ca, por ejem­plo han me­nos­pre­cia­do a las co­mu­ni­da­des del nor­te del es­ta­do en cuan­to a su pre­sen­cia fí­si­ca, tres o cua­tro “gi­ras” son su­fi­cien­tes pa­ra ellos pa­ra dar­se a co­no­cer, in­clu­so con pro­pues­tas le­ja­nas al in­te­rés de la gen­te de la re­gión. Y cuan­do han vi­si­ta­do la Sie­rra Gor­da só­lo ca­mi­nan por ca­be­ce­ras mu­ni­ci­pa­les y lo­ca­li­da­des con ma­yor po­bla­ción, ob­via­men­te por unas ho­ras.

A no ser por el can­di­da­to de MO­RE­NA al Se­na­do, Gil­ber­to He­rre­ra Ruiz, quien des­de el ini­cio de su cam­pa­ña re­co­rrió lo­ca­li­da­des ale­ja­das y mar­gi­na­das de la re­gión se­rra­na, sus ad­ver­sa­rios se han li­mi­ta­do a ca­mi­nar o re­unir­se un par de ve­ces con gru­pos ce­rra­dos de su res­pec­ti­vo par­ti­do.

Los as­pi­ran­tes a la diputación por el I Dis­tri­to Fe­de­ral Elec­to­ral que co­mo se sa­be cu­bre 10 mu­ni­ci­pios, in­clu­yen­do la zo­na nor­te del es­ta­do, han mos­tra­do más pre­sen­cia en la re­gión, so­bre to­do la pa­nis­ta, So­nia Ro­cha Acos­ta, quien des­de su car­go co­mo Se­na­do­ra su­plen­te no de­jó de es­tar pre­sen­te en las lo­ca­li­da­des se­rra­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.