El ca­so de Mo­reno Chaz­za­ri­ni; al­cal­des no de­jan de ser no­ti­cia por desa­cier­tos

Diario de Xalapa - - Portada - Por Re­né del Va­lle B.

Des­pués de que el pre­si­den­te del Co­mi­té de Par­ti­ci­pa­ción Ciu­da­da­na del Sis­te­ma Es­ta­tal An­ti­co­rrup­ción, Ser­gio Váz­quez Ji­mé­nez, re­ve­la­ra un su­pues­to con­flic­to de in­te­rés del se­cre­ta­rio de Fi­nan­zas Gui­ller­mo Mo­reno Chaz­za­ri­ni, las reac­cio­nes no se hi­cie­ron es­pe­rar, so­bre to­do aque­llas que plan­tean san­cio­nes al fun­cio­na­rio.

Váz­quez pi­dió a la Con­tra­lo­ría Ge­ne­ral del Es­ta­do que abra una in­ves­ti­ga­ción so­bre un pre­sun­to ac­to de ne­po­tis­mo que pu­die­ra re­sul­tar en el ca­so, pues los hi­jos del ti­tu­lar de la Se­fi­plan fue­ron ser­vi­do­res pú­bli­cos en las se­cre­ta­rías de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca (SSP) y de Pro­tec­ción Ci­vil (SSP).

El ca­so es que los hi­jos de Mo­reno Chaz­za­ri­ni, Ma­ría Eu­ge­nia y Gui­ller­mo Mo­reno Sen­tíes, se han desem­pe­ña­do en car­gos en la es­truc­tu­ra de go­bierno, si­tua­ción que de­be ser san­cio­na­da.

“En mu­chas oca­sio­nes se ha cri­ti­ca­do la co­rrup­ción, no po­de­mos per­mi­tir que ese ti­po de ac­cio­nes con­ti­núen, so­bre to­do por­que en es­ta ad­mi­nis­tra­ción se ha cri­ti­ca­do la co­rrup­ción y es en lo que se cae por­que ellos (los hi­jos) lle­ga­ron con el go­bierno ac­tual”, di­jo Ser­gio.

Al lle­gar Gui­ller­mo Mo­reno a la Se­fi­plan in­cu­rrió en un ac­to de ne­po­tis­mo, pues hay se­ña­la­mien­tos de que des­de la de­pen­den­cia que ma­ne­ja se ge­ne­ran los pa­gos pa­ra sus hi­jos.

Es pú­bli­co el da­to de que Ma­ría Eu­ge­nia Mo­reno se desem­pe­ñó co­mo je­fa de la Uni­dad Ad­mi­nis­tra­ti­va de la Se­cre­ta­ría de Pro­tec­ción Ci­vil, mien­tras que su her­mano, Gui­ller­mo Mo­reno Sen­tíes, tra­ba­ja co­mo sub­se­cre­ta­rio de Ope­ra­cio­nes de la Se­cre­ta­ría de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca.

El da­to no an­da cir­cu­lan­do en­tre los mu­chos ru­mo­res que hay en re­des so­cia­les, se tra­ta de al­go con­fir­ma­do por una voz ofi­cial e ins­ti­tu­cio­nal co­mo la de Ser­gio, lo que evi­den­cia el tan ca­carea­do buen ac­tuar de los fun­cio­na­rios actuales, so­bre to­do cuan­do se ha cri­ti­ca­do con vehe­men­cia a la ad­mi­nis­tra­ción del duar­taz­go.

En más so­bre los ayun­ta­mien­tos va­le co­men­tar el re­vés que su­frió el de Úr­su­lo Gal­ván, don­de go­bier­na el en­fer­mo Jo­sé En­ri­que Be­ní­tez Ávi­la, a quien el Tri­bu­nal Elec­to­ral de Ve­ra­cruz le de­cla­ró fun­da­do el agra­vio re­la­ti­vo a la re­mo­ción del se­cre­ta­rio y te­so­re­ro de ese mu­ni­ci­pio.

En los jui­cios pa­ra la pro­tec­ción de los de­re­chos po­lí­ti­coe­lec­to­ra­les del ciu­da­dano nú­me­ros 250, 251, 252 y 253/2018, se acre­di­tó que el pre­si­den­te mu­ni­ci­pal no to­mó en cuen­ta las ma­ni­fes­ta­cio­nes ni el sen­ti­do de su vo­to de Nor­ma Ali­cia He­rre­ra Me­jía en su ca­rác­ter de sín­di­ca y de Mitzhy Pao­la Mo­ra­les Alar­cón, An­drés Sa­las Con­tre­ras y Eu­ge­nio Men­do­za en su ca­li­dad de re­gi­do­res, pa­ra des­pe­dir a la te­so­re­ra Ya­di­ra Ja­co­bo Ama­ya y al se­cre­ta­rio Jo­sé Al­ber­to Moc­te­zu­ma Do­mín­guez.

No só­lo eso, por­que tam­bién han si­do im­pug­na­das otras omi­sio­nes del al­cal­de, que a de­cir de los in­con­for­mes vio­len­tan su de­re­cho po­lí­ti­co de ser vo­ta­do, en su ver­tien­te de ejer­ci­cio al car­go.

El co­mu­ni­ca­do ofi­cial se­ña­la que al no res­pe­tar esa atri­bu­ción el mu­ní­ci­pe es­ta­ría in­cu­rrien­do en una vio­la­ción al de­re­cho de los afec­ta­dos so­bre el ade­cua­do desempeño del car­go.

Otro ca­so que se ha di­fun­di­do es el de Cha­cal­tian­guis, don­de el jo­ven Car­los Her­nán­dez La­ra se di­jo des­pe­di­do de manera in­jus­ti­fi­ca­da por el sín­di­co Ma­nuel Gon­zá­lez Ro­drí­guez, al ne­gar­se a fir­mar un do­cu­men­to en el cual se sus­cri­bía un su­pues­to acuer­do con la ma­dre de una me­nor de edad a la que pre­sun­ta­men­te aco­sa­ba se­xual­men­te. Éri­ka Mo­reno Guz­mán se­ña­ló a Car­los de aco­sar se­xual­men­te a su me­nor hi­ja y so­li­ci­tó el res­pe­to del ori­gi­na­rio de la co­mu­ni­dad de ExCa­ro­li­na del mu­ni­ci­pio de Co­sa­ma­loa­pan, quien se ne­gó a fir­mar di­cho do­cu­men­to y en re­pre­sa­lia fue des­pe­di­do co­mo em­plea­do de Lim­pia Pú­bli­ca. Se­gún la ma­má del des­pe­di­do, Ana Ma­ría Her­nán­dez La­ra, to­do se de­bió a que dos días an­tes de­nun­ció a Éri­ka por le­sio­nes y alla­na­mien­to de mo­ra­da.

Co­men­tan que se tra­tó de una ma­la ju­ga­da del ju­rí­di­co Moi­sés Ro­drí­guez Co­bos, quien fue des­pe­di­do ha­ce unos me­ses del Cereso Mo­re­los de Co­sa­ma­loa­pan, y del sín­di­co Ma­nuel Gon­zá­lez Ro­drí­guez con la in­ten­ción de in­cri­mi­nar a su hi­jo pa­ra chan­ta­jear­la y pa­ra que re­ti­ra­ra la de­nun­cia en con­tra de Éri­ka.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.