CA­FE­TE­RÍA BEN­GA­LA

Diario de Yucatán - Habitante - - CONTENIDO -

Una ca­fe­te­ría ne­ce­si­ta crear el am­bien­te ideal pa­ra quie­nes bus­can un me­re­ci­do des­can­so de las ac­ti­vi­da­des co­ti­dia­nas; es­to ofre­ce mu­chas opor­tu­ni­da­des en di­se­ño y ar­qui­tec­tu­ra. El de­sa­fío pa­ra el ar­qui­tec­to Abe­lar­do Al­co­cer, de Pan­gea Ar­qui­tec­tu­ra & Di­se­ño, fue mo­de­lar el con­cep­to de “Ben­ga­la” a un es­pa­cio re­du­ci­do, sin que per­die­ra el es­pí­ri­tu rús­ti­co y a la vez so­fis­ti­ca­do del “Kaf­fehaus”.

Se to­ma­ron as­pec­tos de estilos clá­si­cos me­xi­ca­nos y yu­ca­te­cos, com­bi­na­dos con la sen­sa­ción de ca­li­dez que brin­da el sa­bor del ca­fé y mez­cla­do con to­ques europeos pa­ra in­te­grar un pe­que­ño es­pa­cio en el que se ve al ac­to de to­mar ca­fé co­mo par­te de un es­ti­lo de vi­da.

El ar­qui­tec­to Al­co­cer con­fi­gu­ró el di­se­ño con ba­se en el con­cep­to de “ca­fé-bar” ti­po eu­ro­peo, con las ban­cas y me­sas al­tas, “ca­si pa­ra to­mar el ca­fé de pie”, nos ex­pli­ca. El ca­fé in­vi­ta a que­dar­se a tra­ba­jar en una de las me­sas co­mu­na­les o ha­cer un pe­di­do pa­ra lle­var y se­guir con las la­bo­res del día. De­bi­do a las di­men­sio­nes re­du­ci­das del lo­cal, se recurrió a la per­fo­ra­ción de tres de las pa­re­des del es­pa­cio, brin­dan­do una vis­ta am­plia de la ca­lle, lobby del ho­tel y la te­rra­za del mis­mo; a la vez se per­mi­te vis­lum­brar el in­te­rior del ca­fé des­de dis­tin­tos án­gu­los. Pa­ra au­men­tar la sen­sa­ción de am­pli­tud se uti­li­za­ron cris­ta­les y es­pe­jos.

El pa­pel pro­ta­gó­ni­co del di­se­ño se lo lle­va la pa­red de mam­pos­te­ría tra­di- cio­nal. “Es el úni­co mu­ro que no se pu­do per­fo­rar por­que da al edi­fi­cio con­ti­guo”, re­fie­re el ar­qui­tec­to, “por eso usa­mos pa­ra el aca­ba­do el sis­te­ma que se usa­ba en la mam­pos­te­ría an­ti­gua”, re­fi­rién­do­se a la pa­red de pie­dra al des­nu­do que pre­do­mi­na so­bre el es­pa­cio vi­sual: “Que­ría que se vie­ra la raíz, de dón­de vie­ne el mu­ro, dar­le un tin­te his­tó­ri­co”.

Pa­ra re­sal­tar las ca­rac­te­rís­ti­cas del mu­ro uti­li­zó lu­ces LED de­trás del es­pe­jo, ba­ñan­do la pie­dra des­nu­da. To­do el mo­bi­lia­rio es de di­se­ño ori­gi­nal de Pan­gea y las lám­pa­ras de ce­rá­mi­ca fue­ron he­chas a mano. En el pi­so se usó ce­men­to gris pa­ra dar ma­yor dis­tin­ción al mo­sai­co de pas­ta. Es­ta neu­tra­li­dad de co­lo­res ayu­da a re­sal­tar el mo­bi­lia­rio y la mam­pos­te­ría.

Pan­gea Ar­qui­tec­tu­ra &Di­se­ño Arq. Abe­lar­do Al­co­cer Abi­me­ri abe­lar­do.pan­gea@gmail.com Pan­gea-Ar­qui­tec­tu­raDi­se­ño

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.