Fór­mu­la ayu­da al buen dor­mir

Ha­ce fal­ta me­dir la ca­li­dad y no la can­ti­dad de sue­ño

Diario de Yucatán - Salud - - SALUD -

No es inusual que nos cues­te dor­mir o que no ten­ga­mos un sue­ño re­pa­ra­dor.

De acuer­do con “El Mun­do” en nues­tro cuer­po exis­ten dos ritmos que nos mar­can di­rec­ta­men­te: el tiem­po in­terno (el que in­di­ca nues­tro re­loj bio­ló­gi­co) y dos tiem­pos que for­man el rit­mo ex­te­rior: el tiem­po so­cio-la­bo­ral (aquel que tie­ne que ver con las obli­ga­cio­nes la­bo­ra­les y so­cia­les) y el tiem­po am­bien­tal (de­ter­mi­na­do por la luz y os­cu­ri­dad ge­ne­ra­da por el ci­clo so­lar).

“La si­tua­ción ideal es aque­lla en la que los tres tiem­pos coin­ci­den”, afir­ma Ja­vier Al­ba­res, coordinador del Gru­po de Cro­no­bio­lo­gía de la So­cie­dad Es­pa­ño­la del Sue­ño (SES).

La ac­ti­va­ción del re­loj bio­ló­gi­co es di­fe­ren­te en ca­da per­so­na, “por ello ha­bla­mos de per­so­nas más ma­tu­ti­nas y más ves­per­ti­nas”, afir­ma Ós­car Sans, miem­bro de la SES. Las pri­me­ras son aque­llas a las que no les cues­ta le­van­tar­se, rin­den per­fec­ta­men­te du­ran­te to­da la ma­ña­na y se­gún va pa­san­do el día su ener­gía se va gas­tan­do. Por el con­tra­rio, las ves­per­ti­nas son aque­llas a las que por la ma­ña­na les cues­ta ha­cer cual­quier ti­po de ac­ti­vi­dad y por la tar­de se ac­ti­van.

“Dor­mir bien sig­ni­fi­ca ren­dir bien du­ran­te el día”, ase­gu­ra la doc­to­ra Mi­la­gros Me­rino, se­cre­ta­ria de SES.

Es im­por­tan­te que no­so­tros mis­mos sea­mos res­pon­sa­bles con el sue­ño al igual que lo ha­ce­mos con la ali­men­ta­ción. Pa­ra ayu­dar­nos a po­der des­can­sar me­jor, a nivel so­cial y per­so­nal es im­por­tan­te te­ner en cuen­ta tres co­sas. Se­gún se­ña­la Ca­se­ro, sa­ber or­ga­ni­zar­nos bien, sa­ber de­cir que no a cier­tas ac­ti­vi­da­des -por ejem­plo a partir de cier­ta hora no con­tes­to a co­rreos de tra­ba­jo y me de­di­co a mi fa­mi­lia-, y man­te­ner bue­nos há­bi­tos sa­lu­da­bles: bue­na ali­men­ta­ción, ha­cer ejer­ci­cio y te­ner unos ho­ra­rios re­gu­la­res.

“Una de las co­sas esen­cia­les pa­ra el des­can­so es la luz na­tu­ral. De­be­mos pa­sar en el ex­te­rior al me­nos dos ho­ras al día, pre­fe­ri­ble­men­te por la ma­ña­na, sin em­bar­go só­lo es­ta­mos, de me­dia, unos 30 mi­nu­tos al día”, con­clu­ye Al­be­res.

El re­loj bio­ló­gi­co ayu­da a de­ter­mi­nar la for­ma de en­fren­tar­se al día

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.