Más allá de los sig­nos mo­to­res

Diario de Yucatán - Salud - - SALUD - DR. JOR­GE SALAZAR CE­BA­LLOS (*) Dr. Jor­ge Salazar Ce­ba-llos. jo­ref6@hot­mail.com

Aun­que el mal de Par­kin­son es­tá re­la­cio­na­do ma­yor­men­te con tem­blo­res, exis­te una gran va­rie­dad de sín­to­mas a los que ca­da vez se les da ma­yor im­por­tan­cia.

El mal de Par­kin­son fue des­cri­to por pri­me­ra vez en 1817 por el mé­di­co bri­tá­ni­co Ja­mes Par­kin­son, quien de­no­mi­nó a la en­fer­me­dad co­mo “pa­rá­li­sis agi­tan­te”. Aun­que cien­tos de años an­tes se ha­bía des­cri­to la en­fer­me­dad, el mé­ri­to del doc­tor Par­kin­son con­sis­tió en re­la­cio­nar un con­jun­to de sín­to­mas y sig­nos con un tras­torno del mo­vi­mien­to.

En­tre sus múl­ti­ples ma­ni­fes­ta­cio­nes se in­clu­yen los tem­blo­res, len­ti­tud de mo­vi­mien­to y ri­gi­dez, pe­ro exis­ten mu­chos fár­ma­cos que pue­den me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de los pa­cien­tes.

Así su­ce­de, por ejem­plo, en pa­cien­tes que re­ci­ben ma­ne­jo mé­di­co ba­sa­do en un fár­ma­co de­no­mi­na­do le­vo­do­pa cu­yos be­ne­fi­cios fa­vo­re­cen has­ta un 80% de quie- nes lo con­su­men; sin em­bar­go, lue­go de cin­co años su efi­ca­cia pue­de dis­mi­nuir pro­du­cién­do­se cam­bios re­pen­ti­nos, co­mo pa­sar de mo­vi­li­dad acep­ta­ble a una in­mo­vi­li­dad que pue­de ser dis­ca­pa­ci­tan­te, fe­nó­meno que re­ci­be el nom­bre de en­cen­di­do y apa­ga­do. Al­gu­nos de los efec­tos del fár­ma­co, los po­de­mos ob­ser­var en la pe­lí­cu­la “Des­per­ta­res” ba­sa­da en la bio­gra­fía del neu­ró­lo­go bri­tá­ni­co Oliver Sacks.

Si bien las ma­ni­fes­ta­cio­nes más co­mu­nes son las que tie­nen que ver con el mo­vi­mien­to, hoy día gra­cias a las in­ves­ti­ga­cio­nes se sa­be que exis­te un gru­po de sín­to­mas de­no­mi­na­dos “no mo­to­res”, que aun­que son po­co re­co­no­ci­dos, ac­tual­men­te se les da gran im­por­tan­cia.

En­tre es­tos, se in­clu­ye do­lor mus­cu­lar, al­te­ra­cio­nes del sue­ño, de­pre­sión, an­sie­dad o dis­fun­ción se­xual e in­con­ti­nen­cia uri­na­ria; pue­den apa­re­cer en cual­quier eta­pa de la en­fer­me­dad, pe­ro en eta­pas más avan­za­das co­bran más re­le­van­cia, así que es de su­ma im­por­tan­cia la con­sul­ta con el mé­di­co.

La con­sul­ta mé­di­ca es cla­ve pa­ra con­tro­lar sín­to­mas por Par­kin­son

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.