Eta­pa im­por­tan­te

El li­cen­cia­do en Ge­ron­to­lo­gía Ale­jan­dro Ma­tar Puer­to ex­pli­ca en en­tre­vis­ta la im­por­tan­cia de aprender a re­la­cio­nar­se con los adul­tos ma­yo­res.

Diario de Yucatán - Salud - - PORTADA - MA. JO­SÉ MO­RENO GUERRERO

Se es­ti­ma que pa­ra el 2050 la po­bla­ción glo­bal de adul­tos ma­yo­res se ha­brá du­pli­ca­do, pa­san­do de 11% en el 2006 a un 22%. “Se tra­ta de un gru­po po­bla­cio­nal que va en in­cre­men­to y se re­quie­re de pro­fe­sio­na­les que pue­dan brin­dar una aten­ción per­so­na­li­za­da al adul­to ma­yor, pa­ra que és­te pue­da en­ten­der sus al­can­ces co­mo per­so­na”, di­ce el li­cen­cia­do en ge­ron­to­lo­gía Ale­jan­dro Ma­tar Puer­to, maes­tro de la Uni­ver­si­dad Me­soa­me­ri­ca­na de San Agus­tín (UMSA).

El es­pe­cia­lis­ta ex­pli­ca que la Ge­ron­to­lo­gía es­tu­dia el pro­ce­so de en­ve­je­ci­mien­to y en nues­tro país es re­la­ti­va­men­te nue­va, pues emer­gió en el año 2004.

“Mu­chas ve­ces no nos pre­pa­ra­mos pa­ra cur­sar esa eta­pa. No sa­be­mos los cam­bios que ha­brá den­tro y fue­ra de nues­tro or­ga­nis­mo y los cam­bios so­cia­les que se van pre­sen­tan­do. La­men­ta­ble­men­te la so­cie­dad no es­tá pre­pa­ra­da pa­ra te­ner con­tac­to con el adul­to ma­yor, pues se pien­sa que es gen­te que ya es­tá en de­ca­den­cia”. Sin em­bar­go, aña­de que par­te del ob­je­ti­vo de los pro­fe­sio­na­les en Ge­ron­to­lo­gía es cam­biar esos es­te­reo­ti­pos ne­ga­ti­vos pa­ra que la gen­te le pier­da el mie­do a la ve­jez.

Pro­fe­sión ne­ce­sa­ria

En la UMSA el plan de es­tu­dios de la Li­cen­cia­tu­ra en Ge­ron­to­lo­gía abar­ca 8 se­mes­tres y el prin­ci­pal ob­je­ti­vo es que el alumno desa­rro­lle ha­bi­li­da­des en dis­tin­tas áreas pa­ra es­ta­ble­cer la cer­ca­nía con es­ta po­bla­ción.

Aun­que hay dis­tin­tas es­pe­cia­li­da­des, “pro­cu­ra­mos que los alum­nos ten­gan una for­ma­ción cá­li­da y de ser­vi­cio. Es una po­bla­ción que de­man­da mu­cho afec­to. A ve­ces se les otor­ga to­dos los ser­vi­cios, pe­ro cuan­do he­mos tra­ba­ja­do con ellos nos di­cen que lo que más ne­ce­si­tan es es­cu­char un ‘te quie­ro’ o ‘te ne­ce­si­to’”.

Se­ña­la que el li­cen­cia­do en Ge­ron­to­lo­gía tie­ne la ta­rea de fa­vo­re­cer el en­ve­je­ci­mien­to ac­ti­vo, es de­cir pro­veer las he­rra­mien­tas pa­ra que el pro­ce­so sea pla­cen­te­ro, en­fo­cán­do­se en la sa­lud fí­si­ca, men­tal y emo­cio­nal. Ade­más, el ge­ron­tó­lo­go ayu­da a to­da la fa­mi­lia a re­ci­bir la orien­ta­ción ade­cua­da pa­ra prepararse an­te los cam­bios pro­pios del en­ve­je­ci­mien­to.

“Las per­so­nas de­ben aprender a vi­sua­li­zar al adul­to ma­yor co­mo per­so­nas dig­nas de respeto, con ba­ga­je de in­for­ma­ción que pue­de com­par­tir con las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes. Es un gru­po po­bla­cio­nal im­por­tan­te y hay que dar­le el au­ge y el im­pul­so ne­ce­sa­rio pa­ra que su voz se pue­da es­cu­char”, en­fa­ti­za.

Par­te de la pre­pa­ra­ción an­te el au­men­to de adul­tos ma­yo­res, comenta Ale­jan­dro Ma­tar, es que los pro­fe­sio­na­les en ge­ron­to­lo­gía trans­mi­tan a la so­cie­dad la im­por­tan­cia de las lla­ma­das ciu­da­des ami­ga­bles, es de­cir, lu­ga­res cu­yos es­pa­cios se adap­ten a las ne­ce­si­da­des del adul­to ma­yor. “Co­mo ge­ron­tó­lo­gos apos­ta­mos por­que la vi­sión de quie­nes se en­car­gan de la in­fra­es­truc­tu­ra pue­da to­mar en cuen­ta es­tas ne­ce­si­da­des”.—

El li­cen­cia­do en Ge­ron­to­lo­gía Ale­jan­dro Ma­tar Puer­to du­ran­te la en­tre­vis­ta en ins­ta­la­cio­nes de la UMSA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.