Cau­sa con­duc­tas da­ñi­nas

Abu­sar de sus­tan­cias, au­to­mu­ti­lar­se o ame­na­zar con el sui­ci­dio es par­te de las se­ña­les que pre­sen­ta una per­so­na que pa­de­ce Tras­torno Lí­mi­te de la Per­so­na­li­dad

Diario de Yucatán - Salud - - PORTADA -

MÉ­XI­CO (NO­TI­MEX) Al me­nos 1.5 por cien­to de la po­bla­ción me­xi­ca­na pre­sen­ta Tras­torno Lí­mi­te de la Per­so­na­li­dad (TLP), el cual ge­ne­ra con­duc­tas de ries­go pa­ra la salud co­mo el abu­so de sus­tan­cias, ame­na­zas sui­ci­das re­cu­rren­tes y au­to­mu­ti­la­ción.

El je­fe del área de Con­sul­ta Ex­ter­na del Hos­pi­tal Psi­quiá­tri­co Fray Ber­nar­dino Ál­va­rez, Jo­sé Iba­rre­che Bel­trán, ex­pu­so lo an­te­rior en un co­mu­ni­ca­do de pren­sa de la Se­cre­ta­ría de Salud en el que dio a co­no­cer que entre 76 y 80 por cien­to de las per­so­nas con es­ta con­di­ción son del gé­ne­ro fe­me­nino.

El es­pe­cia­lis­ta de­ta­lló que este pro- ble­ma ini­cia en la ado­les­cen­cia o a prin­ci­pios de la edad adul­ta, que es cuan­do se de­fi­ne la per­so­na­li­dad del ser hu­mano, por lo que es per­sis­ten­te e in­fle­xi­ble, y es par­te del es­ti­lo de vi­da de los pa­cien­tes.

Re­ve­ló que en di­cho hos­pi­tal, este pa­de­ci­mien­to se ubi­ca co­mo la ter­ce­ra cau­sa de aten­ción en el ser­vi­cio de con­sul­ta ex­ter­na, con el 19.3 por cien­to de los ca­sos en 2017.

Iba­rre­che Bel­trán ex­pu­so que a pe­sar de que la sin­to­ma­to­lo­gía del pro­ble­ma puede con­fun­dir­se con tras­torno bi­po­lar, la prin

ci­pal di­fe­ren­cia es que és­te se ca­rac­te­ri­za por al­te­ra­cio­nes emo­cio­na­les epi­só­di­cas.

Por el con­tra­rio, quie­nes pa­de­cen el Tras­torno Lí­mi­te de la Per­so­na­li­dad, las va­ria­cio­nes se presentan des­de que se for­ma la per­so­na­li­dad y de ma­ne­ra es­ta­ble a lo lar­go del tiem­po.

De­ta­lló que quie­nes pa­de­cen TLP, se ca­rac­te­ri­zan por ser com­pra­do­res com­pul­si­vos, mantener re­la­cio­nes ines­ta­bles, al­te­ra­cio­nes en la ima­gen, y te­ner con­duc­tas te­me­ra­rias, así co­mo tam­bién ines­ta­bi­li­dad afec­ti­va.

Asi­mis­mo, presentan reac­ti­vi­dad en el es­ta­do de áni­mo, sen­ti­mien­to de va­cío, fal­ta de con­trol de la ira y en oca­sio­nes pue­den pre­sen­tar epi­so­dios de psi­co­sis.

El es­pe­cia­lis­ta acla­ró que este pro­ble­ma es mul­ti­fac­to­rial, ya que puede te­ner un ori­gen ge­né­ti­co, psi­co­ló­gi­co, so­cial o biop- si­co­so­cial y la for­ma más efi­cien­te de iden­ti­fi­car­lo es a ni­vel clí­ni­co, es de­cir, en una con­sul­ta con un psi­quia­tra.

Pre­ci­só que pa­ra el tra­ta­mien­to de este pa­de­ci­mien­to tam­bién es fun­da­men­tal la psi­co­te­ra­pia y la par­ti­ci­pa­ción de la fa­mi­lia, ade­más de psi­coe­du­ca­ción, reha­bi­li­ta­ción y, cuan­do es ne­ce­sa­rio, uso de me­di­ca­men­tos.

El TLP for­ma par­te de un con­jun­to de tras­tor­nos que se ca­rac­te­ri­zan por al­te­ra­cio­nes o anor­ma­li­da­des a ni­vel emo­cio­nal, de pen­sa­mien­to y con­duc­ta en los in­di­vi­duos, los cua­les re­quie­ren de aten­ción es­pe­cia­li­za­da pa­ra evi­tar mo­les­tias, dis­fun­ción, fal­ta de adap­ta­ción y otras con­se­cuen­cias.

Pa­ra tra­tar este pa­de­ci­mien­to es fun­da­men­tal la psi­co­te­ra­pia y la par­ti­ci­pa­ción de la fa­mi­lia, ade­más de psi­coe­du­ca­ción, reha­bi­li­ta­ción e in­clu­so uso de me­di­ca­men­tos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.