Más agre­si­vos

Un gru­po de cien­tí­fi­cos des­cu­brió que al­gu­nos vi­rus se agru­pan y cau­san in­fec­cio­nes más da­ñi­nas al ser in­vi­si­bles pa­ra las de­fen­sas.

Diario de Yucatán - Salud - - PORTADA -

BOS­TON (NOTIMEX).— Una nue­va in­ves­ti­ga­ción des­cu­brió que al­gu­nos de los ro­ta­vi­rus y no­ro­vi­rus, que cau­san afec­cio­nes gas­tro­in­tes­ti­na­les, se agru­pan en sa­cos que los ha­cen in­vi­si­bles an­tes de una in­va­sión y cau­san in­fec­cio­nes más gra­ves que los vi­rus in­di­vi­dua­les.

Un equi­po de cien­tí­fi­cos de los Ins­ti­tu­tos Na­cio­na­les de Sa­lud de Es­ta­dos Uni­dos des­cu­brió al­gu­nos “caballos de Tro­ya” vi­ra­les que pro­vo­can gra­ves in­fec­cio­nes. El “tru­co” es que se agru­pan en “pa­que­tes” de has­ta 40 vi­rus, ro­dea­dos de una es­fe­ra gra­sa que los ha­ce in­vi­si­bles a las de­fen­sas de nues­tro cuer­po, lo que les per­mi­te per­ma­ne­cer in­tac­tas du­ran­te la trans­mi­sión fe­cal-oral y pos­te­rior­men­te in­du­cen una en­fer­me­dad gra­ve, ex­pli­can.

Los ro­ta­vi­rus y no­ro­vi­rus se eli­mi­nan en las he­ces co­mo ra­ci­mos vi­ra­les den­tro de las ve­sí­cu­las, y los gru­pos vi­ra­les en es­tas “es­fe­ras si­gi­lo­sas” son más vi­ru­len­tos que los agen­tes in­fec­cio­sos li­bres, afir­man los in­ves­ti­ga­do­res en un ar­tícu­lo pu­bli­ca­do en la re­vis­ta “Cell Host & Mi­cro­be”.

“Ca­ba­llo de Tro­ya”

El bió­lo­go ce­lu­lar Nihal Al­tan-Bon­net y un gru­po de co­le­gas in­fec­ta­ron ra­to­nes vi­vos con ro­ta­vi­rus en­va­sa­dos en ve­sí­cu­las o can­ti­da­des igua­les de par­tí­cu­las de vi­rus in­di­vi­dua­les y en­con­tra­ron que las “es­fe­ras” no so­lo tu­vie­ron más éxi­to en cau­sar in­fec­cio­nes, sino que tam­bién pro­vo­ca­ron en­fer­me­da­des más gra­ves.

En los ra­to­nes, to­mó cin­co ve­ces más par­tí­cu­las de vi­rus in­di­vi­dua­les pa­ra cau­sar la mis­ma gra­ve­dad de in­fec­ción ge­ne­ra­da por los agen­tes agru­pa­dos y tam­bién les to­mó a los roe­do­res de dos a cua­tro días más com­ba­tir las en­fer­me­da­des cau­sa­das.

El ha­llaz­go de gru­pos vi­ra­les en las he­ces de­mues­tra que las ve­sí­cu­las fue­ron ca­pa­ces de so­bre­vi­vir ile­sas en el am­bien­te. Sin em­bar­go, aún no es­tá cla­ro si los vi­rus per­ma­ne­cen den­tro de las ve­sí­cu­las pa­ra in­va­dir las cé­lu­las y, de ser así, có­mo es que lo lo­gran.

Los ra­ci­mos ac­túan co­mo un “ca­ba­llo de Tro­ya”, se­gún su­gie­re Al­tan-Bon­net y des­cri­be que “el ca­ba­llo de ma­de­ra se­ría la ve­sí­cu­la, y den­tro de él tie­nes a to­dos los de­más sol­da­dos”.

Los in­ves­ti­ga­do­res tie­nen va­rias hi­pó­te­sis so­bre por qué los vi­rus se com­por­tan de es­ta ma­ne­ra, pe­ro es­ti­man que las ve­sí­cu­las pue­den ayu­dar a los vi­rus a eva­dir el sis­te­ma in­mu­ne o re­pli­car más rá­pi­do den­tro de las cé­lu­las. “Real­men­te te­ne­mos que re­plan­tear­nos la for­ma en que pen­sa­mos acer­ca de los vi­rus”, agre­gan.

Los no­ro­vi­rus y ro­ta­vi­rus, que pue­den ser muy pe­li­gro­sos pa­ra los ni­ños y los an­cia­nos, cau­san la muer­te de un to­tal com­bi­na­do de al­re­de­dor de 265 mil me­no­res ca­da año en to­do el mun­do, prin­ci­pal­men­te en los paí­ses en desa­rro­llo.

Los in­ves­ti­ga­do­res es­ta­dou­ni­den­ses es­pe­ran que el des­cu­bri­mien­to de la trans­mi­sión de ve­sí­cu­las con­duz­ca a me­jo­res mé­to­dos y tra­ta­mien­tos de pre­ven­ción, por ejem­plo, di­ri­gién­do­se a las mem­bra­nas que con­tie­nen los gru­pos de vi­rus.

Los ro­ta­vi­rus y no­ro­vi­rus cau­san afec­cio­nes gas­tro­in­tes­ti­na­les; in­ves­ti­ga­do­res de Bos­ton des­cu­brie­ron que és­tos se agru­pan y las mo­les­tias que cau­san pue­den ser más gra­ves

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.