Me­da­lla al Mé­ri­to Mé­di­co

Ál­va­ro Ja­vier Vi­vas Ar­jo­na

Diario de Yucatán - Suplemento Especial - - SUPLEMENTOS ESPECIALES -

El doc­tor Ál­va­ro Ja­vier Vi­vas Ar­jo­na, es­pe­cia­lis­ta en en­fer­me­da­des de la piel, re­ci­bi­rá es­te año la Me­da­lla al Mé­ri­to Mé­di­co en el mar­co de la ce­le­bra­ción de los 31 años de la­bo­res del Cen­tro Mé­di­co de las Amé­ri­cas, ins­ti­tu­ción de la cual, más que co­mo co­la­bo­ra­dor, se de­cla­ra ami­go.

Pla­ti­car con el doc­tor Vi­vas Ar­jo­na es es­tar en con­tac­to con una vas­ta ex­pe­rien­cia en el ra­mo que do­mi­na. Cuen­ta que en sus ini­cios se desem­pe­ñó co­mo do­cen­te, pa­ra lo cual tu­vo que sa­cri­fi­car sus días de des­can­so, los do­min­gos, pa­ra asis­tir a cur­sos so­bre en­se­ñan­za, y así po­der trans­mi­tir de la me­jor ma­ne­ra sus co­no­ci­mien­tos a mé­di­cos en for­ma­ción. Al res­pec­to, in­di­ca que si bien fue un sa­cri­fi­cio, va­lió la pe­na por­que lo que apren­dió le dio lu­gar a que avan­za­ra en sus pro­pó­si­tos.

“Me fa­ci­li­ta­ron to­do”, re­co­no­ce el pro­fe­sio­nal en la en­tre­vis­ta efec­tua­da en su con­sul­to­rio par­ti­cu­lar, cu­ya sa­la de espera es­tá de­co­ra­da con los in­nu­me­ra­bles re­co­no­ci­mien­tos y di­plo­mas que ha re­ci­bi­do a lo lar­go de su tra­yec­to­ria, ade­más de fo­to­gra­fías con dis­tin­tas per­so­na­li­da­des del ám­bi­to mé­di­co, ade­más de po­lí­ti­cos.

El doc­tor Vi­vas Ar­jo­na, quien na­ció el 3 de di­ciem­bre de 1923, en el puer­to de Pro­gre­so, se gra­duó co­mo Mé­di­co Ci­ru­jano y Par­te­ro por la Fa­cul­tad de Me­di­ci­na de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Yu­ca­tán (Uady), en 1958; cuen­ta con pos­gra­do en Der­ma­to­lo­gía y Le­pro­lo­gía por la Se­cre­ta­ría de Sa­lu­bri­dad y Asis­ten­cia, el Cen­tro Der­ma­to­ló­gi­co Ladislao de la Pas­cua, Ser­vi­cio de Der­ma­to­lo­gía del Hos­pi­tal Ge­ne­ral, y la Aso­cia­ción Me­xi­ca­na de Ac­ción con­tra la Le­pra, C.C.

Ex­pe­rien­cia en in­ves­ti­ga­cio­nes

Los re­cuer­dos de su ex­pe­rien­cia mé­di­ca flu­yen co­mo si re­cién hu­bie­ran ocu­rri­do, co­mo las in­ves­ti­ga­cio­nes en las que co­la­bo­ró pa­ra com­ba­tir la lar­va mi­grans, que in­cu­ban el ga­to y el pe­rro, cu­yo ci­clo bio­ló­gi­co co­mien­za con el se­gun­do, se trans­mi­te al pri­me­ro y si las he­ces de és­te se de­po­si­tan en are­na hú­me­da lle­gan al si­tio ideal pa­ra su de­sa­rro­llo y pos­te­rior trans­mi­sión a los hu­ma­nos en cu­ya piel “na­da” la “so­li­ta­ria” en que se ma­ni­fies­ta el pa­rá­si­to.

So­bre esa ex­pe­rien­cia cuen­ta cuán­do sur­gió el mal en Is­la Mu­je­res en nu­me­ro­sos pes­ca­do­res quie­nes, le re­por­ta­ron, que­da­ron “gui­sa­dos en fi­deos”. El mal, re­fie­re, co­men­zó cuan­do hu­bo una pla­ga de ra­to­nes en la is­la y pa­ra com­ba­tir­los los pes­ca­do­res lle­va­ron des­de Yu­ca­tán “sa­cos de ga­tos”. Pre­ci­sa­men­te ése fue el ori­gen de es­ta epi­de­mia.

Por ese pa­de­ci­mien­to y otros si­mi­la­res, el doc­tor Vi­vas ha co­la­bo­ra­do en nu­me­ro­sas in­ves­ti­ga­cio­nes, co­mo en el Pro­gra­ma de Es­tu­dios en la Pe­nín­su­la de Yu­ca­tán so­bre Leish­ma­nia­sis, co in­ves­ti­ga­dor, De­par­ta­men­to de Mi­cro­bio­lo­gía y Pa­ra­si­to­lo­gía, Fa­cul­tad de Me­di­ci­na de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal Au­to­nó­ma de Mé­xi­co (Unam), en 1963; Tra­ba­jos de Eva­lua­ción y Efec­ti­vi­dad Te­ra­péu­ti­ca de Nue­vos Es­te­roi­des Tó­pi­cos en la Pso­ria­sis; co-in­ves­ti­ga­dor con el doc­tor Nar­do Zaias del Hos­pi­tal Mount Si­naí, en Flo­ri­da, Es­ta­dos Uni­dos, de 1972 a 1980.

Otra ex­pe­rien­cia se pro­du­jo al ser re­clu­ta­do por una re­li­gio­sa de ori­gen es­pañol pa­ra co­la­bo­rar en in­ves­ti­ga­cio­nes so­bre la le­pra, aun­que eso fue mo­ti­vo pa­ra que sus com­pa­ñe­ros y co­le­gas le gas­ta­ran bro­mas en cuan­to a que ha­bía lle­ga­do “la ho­ra del re­zo”, co­men­ta con simpatía.

Las ex­pe­rien­cias y las anéc­do­tas del doc­tor Vi­vas son in­nu­me­ra­bles y en­tre ellas des­ta­can aque­llas en las que in­clu­so ex­po­nía su in­te­gri­dad por lo es­tig­ma­ti­zan­tes que re­sul­ta­ba pa­de­cer en el pa­sa­do de­ter­mi­na­das en­fer­me­da­des, en­tre ellas las de trans­mi­sión se­xual.

Otras son jo­co­sas co­mo la re­la­cio­na­da a su la­bor co­mo do­cen­te y re­la­tó a sus dis­cí­pu­los a có­mo atraer en las ba­ti­das de ve­na­do —que en aquel en­ton­ces no eran per­se­gui­das— con esen­cia de ve­na­da en ce­lo, aun­que con la ad­ver­ten­cia de que lue­go de apli­car­lo en de­ter­mi­na­do lu­gar de­bían co­rrer al vehícu­lo en el que se trans­por­ta­ban pa­ra no con­ver­tir­se en blan­co de las ex­pre­sio­nes amo­ro­sas de los cér­vi­dos.

La Me­da­lla al Mé­ri­to Mé­di­co que re­ci­bi­rá el doc­tor Vi­vas co­ro­na­rá po­co más de nue­ve dé­ca­das de ser­vi­cio mé­di­co y en­se­ñan­za, en los que ha re­ci­bi­do in­nu­me­ra­bles re­co­no­ci­mien­tos, en­tre ellos di­plo­mas co­mo Miem­bro Ex­tra­or­di­na­rio de la Cá­te­dra de las Amé­ri­cas, en la Es­cue­la de Cien­cias An­tro­po­ló­gi­cas de la Uady, 2008; di­plo­ma de re­co­no­ci­mien­to co­mo Maes­tro Dis­tin­gui­do, Fa­cul­tad de Me­di­ci­na de la Uady, ge­ne­ra­ción 1975-1981; di­plo­ma de re­co­no­ci­mien­to por su tra­yec­to­ria pro­fe­sio­nal, otorgado por el Co­le­gio de Der­ma­tó­lo­gos de Yu­ca­tán, co­mo De­cano y so­cio fun­da­dor de di­cho co­le­gio, fe­bre­ro de 2008; re­co­no­ci­mien­to y nom­bra­mien­to co­mo miem­bro de la So­cie­dad In­ter­na­cio­nal de His­to­ria de la Me­di­ci­na, por su con­tri­bu­ción y por la crea­ción de una nue­va for­ma de ex­pre­sión de la his­to­ria, oc­tu­bre de 2013; re­ci­pien­da­rio de la Me­da­lla Juan Mi­guel Cas­tro y Mar­tín y re­co­no­ci­mien­to co­mo ciu­da­dano dis­tin­gui­do, otor­ga­dos por el ayun­ta­mien­to de Pro­gre­so, 2008, y re­ci­pien­da­rio de la Me­da­lla Yu­ca­tán, otor­ga­da por el go­bierno del Es­ta­do por su re­le­van­te tra­yec­to­ria y con­tri­bu­ción al de­sa­rro­llo del Es­ta­do, 2008.

Res­pec­to a su co­la­bo­ra­ción con el Cen­tro Mé­di­co de las Amé­ri­cas, el pro­fe­sio­nal re­la­ta que ha si­do ma­ra­vi­llo­sa, de una her­mo­sa amis­tad con el cuer­po mé­di­co, de ha­ber te­ni­do y te­ner la­zos que lo unen con pro­fe­sio­na­les tan­to ex­pe­ri­men­ta­dos co­mo jó­ve­nes. “Se tra­ta só­lo de amis­tad pu­ra, de simpatía, de gus­tos co­mu­nes”, pun­tua­li­za.

A la iz­quier­da, los doc­to­res Ál­va­ro Vi­vas Ar­jo­na, Ál­va­ro Qui­jano Vi­vas y Ro­lan­do Vi­vas Ro­sel, des­pués de la en­tre­ga al pri­me­ro de un re­co­no­ci­mien­to en fe­bre­ro de 2008. Aba­jo, el día que el doc­tor Vi­vas Ar­jo­na con­tra­jo ma­tri­mo­nio con Glo­ria Ro­sel...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.