Tras­plan­tes en Yu­ca­tán

Hi­to en la me­di­ci­na en la Pe­nín­su­la

Diario de Yucatán - Suplemento Especial - - SUPLEMENTOS ESPECIALES -

El Cen­tro Mé­di­co de las Amé­ri­cas se apun­tó es­te año un hi­to en la his­to­ria de la me­di­ci­na en la Pe­nín­su­la de Yu­ca­tán, y fue rea­li­zar con éxi­to el pri­mer tras­plan­te de hí­ga­do, re­ve­la el doc­tor Jor­ge Mar­tí­nez Ulloa, es­pe­cia­lis­ta en tras­plan­tes en la ins­ti­tu­ción.

“El tras­plan­te de hí­ga­do es por mu­cho el más com­pli­ca­do de ha­cer, y el que se ha­ya po­di­do rea­li­zar en la ciu­dad y es­pe­cí­fi­ca­men­te aquí en el Cen­tro Mé­di­co de las Amé­ri­cas, ha­bla de la con­jun­ción del al­to ni­vel mé­di­co que se tie­ne en la ciu­dad, de las ins­ta­la­cio­nes mé­di­cas con las que cuen­ta es­te hos­pi­tal y de la ma­du­rez que ya se tie­ne pa­ra rea­li­zar es­te ti­po de pro­ce­di­mien­to. Si bien des­de ha­ce mu­chos años, más de 25 se lle­va rea­li­zan­do de ma­ne­ra ru­ti­na­ria el tras­plan­te de ri­ñón, el tras­plan­te de hí­ga­do fue un hi­to en la his­to­ria de la me­di­ci­na en el Es­ta­do.

El pro­fe­sio­nal de­ta­lla que el pri­mer pa­cien­te en re­ci­bir el tras­plan­te fue un hom­bre de 45 años pro­ce­den­te de Che­tu­mal, Quin­ta­na Roo: “Es­ta per­so­na lle­va­ba dos años en­fer­ma de ci­rro­sis he­pá­ti­ca se­cun­da­ria o es­tea­tohe­pa­ti­tis que es hí­ga­do gra­so y es una en­fer­me­dad ca­da vez más fre­cuen­te re­la­cio­na­da con la obe­si­dad.

“Es­te pa­cien­te es­tu­vo dan­do mu­chas vuel­tas en mu­chos con­sul­to­rios, tan­to en Quin­ta­na Roo co­mo en Mé­ri­da, has­ta que fi­nal­men­te lo ca­na­li­za­ron al pro­gra­ma de tras­plan­tes. El se­ñor tu­vo la con­fian­za, sa­bía que se­ría el pri­mer tras­plan­te de hí­ga­do en la Pe­nín­su­la. Lo acep­tó y de he­cho cuan­do lle­gó es­ta­ba muy de­li­ca­do, pues ade­más de la fa­lla de la ci­rro­sis he­pá­ti­ca lle­gó con fa­lla re­nal. Se le hos­pi­ta­li­zó, le di­mos tra­ta­mien­to y re­cu­pe­ró la fun­ción del ri­ñón y un par de me­ses des­pués se hi­zo el tras­plan­te gra­cias a una do­na­ción de un do­na­dor ca­da­vé­ri­co aquí en la ciu­dad de Mé­ri­da”, re­la­ta el pro­fe­sio­nal.

Se­gun­do tras­plan­te exi­to­so

“En ju­lio pa­sa­do se reali­zó el se­gun­do tras­plan­te de ma­ne­ra exi­to­sa, que fue a una se­ño­ra de 70 años de Can­cún, tam­bién con ci­rro­sis. A ella ya se le ha­bía ofre­ci­do la po­si­bi­li­dad de un tras­plan­te fue­ra de la Pe­nín­su­la, pe­ro ella no que­ría es­tar le­jos de su ca­sa y cuan­do se en­te­ró del pro­gra­ma del Cen­tro Mé­di­co de las Amé­ri­cas nos vino a bus­car. Por su edad se pen­só mu­cho, se vie­ron los ries­gos y los be­ne­fi­cios, ha­bla­mos con la fa­mi­lia y tan­to la pa­cien­te co­mo sus fa­mi­lia­res es­ta­ban can­sa­dos de tan­tos in­ter­na­mien­tos por la en­fer­me­dad”.

“La se­ño­ra y sus hi­jos nos di­je­ron: ‘Pre­fe­ri­mos que­dar­nos en la ba­ta­lla que se­guir lu­chan­do con es­ta en­fer­me­dad por­que son in­ter­na­mien­tos tras in­ter­na­mien­tos y son des­gas­tan­tes, cos­to­sos y no ve­mos una luz o una me­jo­ría’. Cu­rio­sa­men­te es­ta se­ño­ra de Quin­ta­na Roo se ope­ró en Mé­ri­da, pe­ro su do­nan­te fue de Can­cún. Fui­mos por el hí­ga­do y rea­li­za­mos el pro­ce­di­mien­to”.

“Mu­cho de es­te avan­ce que ha ha­bi­do con los tras­plan­tes de hí­ga­do van de la mano con el au­men­to en la ac­ti­vi­dad de do­na­ción de ór­ga­nos y te­ji­dos que se ha te­ni­do en el es­ta­do. La for­ma en que me­di­mos có­mo es­ta­mos en do­nan­tes ca­da­vé­ri­cos lo cal­cu­la­mos con lo que lla­ma­mos ta­sa por mi­llón de ha­bi­tan­tes, que es me­dir el nú­me­ro de do­na­cio­nes con el nú­me­ro de po­bla­ción. Así te pue­des com­pa­rar con otros es­ta­dos. Si nos qui­sié­ra­mos com­pa­rar con el Dis­tri­to Fe­de­ral, pues sim­ple­men­te en nú­me­ros to­ta­les se­re­mos me­nos por­que allá son 20 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes”.

“La me­dia na­cio­nal de do­na­ción de ór­ga­nos y te­ji­dos a ni­vel na­cio­nal el año pa­sa­do fue de 3.6. Aquí en Yu­ca­tán lo­gra­mos te­ner una ta­sa de 7.6 do­nan­tes por mi­llón de ha­bi­tan­tes, el do­ble de la ac­ti­vi­dad na­cio­nal, en­tre ellos do­nan­tes mul­ti­or­gá­ni­cos. Con es­to, el Es­ta­do lo­gró es­tar en quin­to lu­gar a ni­vel na­cio­nal en ma­te­ria de do­na­ción de ór­ga­nos y te­ji­dos, que se di­ce fá­cil pe­ro ha si­do un tra­ba­jo de mu­chos años, de mu­cho es­fuer­zo, de mu­cha gen­te, de mu­chos hos­pi­ta­les y gen­te en­tu­sias­ta que ha lo­gra­do ob­te­ner es­tos nú­me­ros y es­to ob­via­men­te se tra­du­ce en co­sas be­né­fi­cas co­mo te­ner hí­ga­dos pa­ra po­der tras­plan­tar a la po­bla­ción”.

“Tam­bién es im­por­tan­te re­cal­car y agra­de­cer a las au­to­ri­da­des del hos­pi­tal, al doc­tor Luis Ma­rio Bae­za Méz­qui­ta, al doc­tor Re­nán Góngora Bia­chi, quie­nes con­fia­ron en no­so­tros, por­que cuan­do nos acer­ca­mos y les pla­ti­ca­mos del pro­yec­to de tras­plan­te de hí­ga­do siem­pre nos di­je­ron que sí. La ver­dad es que re­ci­bi­mos to­do el apo­yo, nos sen­ti­mos muy co­bi­ja­dos to­do el equi­po de tras­plan­tes por la di­rec­ción del hos­pi­tal y eso te da mu­cha tran­qui­li­dad ya que no se es­ca­ti­man re­cur­sos pa­ra que las co­sas sal­gan bien”, ma­ni­fies­ta el doc­tor Mar­tí­nez Ulloa.

“El plan es que es­te pro­gra­ma de tras­plan­te de hí­ga­do se con­vier­ta jus­ta­men­te en un pro­gra­ma, que no sea un tras­plan­te ais­la­do, que no sea lla­ma­ra­da de pe­ta­te, sino que sea un pro­gra­ma ac­ti­vo y que la gen­te pue­da acu­dir a es­te hos­pi­tal se­gu­ra de que aquí se va a po­der tras­plan­tar el hí­ga­do”.

Con ba­se en es­tas ex­pe­rien­cias, el doc­tor Mar­tí­nez Ulloa ha­ce un lla­ma­do a la po­bla­ción: “Que la gen­te pla­ti­que el te­ma de la do­na­ción, que cuan­do nos acer­que­mos a so­li­ci­tar ór­ga­nos o te­ji­dos de su fa­mi­liar fa­lle­ci­do que no lo sien­tan co­mo una agre­sión, sino co­mo un te­ma del día a día. Es muy im­por­tan­te pla­ti­car con nues­tra fa­mi­lia si es­ta­mos de acuer­do con el te­ma de la do­na­ción por­que a final de cuen­tas quien de­ci­de en el mo­men­to del fa­lle­ci­mien­to es la fa­mi­lia”.

“Es muy im­por­tan­te pla­ti­car con nues­tra fa­mi­lia si es­ta­mos de acuer­do con el te­ma de la do­na­ción por­que a fi­nal de cuentas quien de­ci­de en el mo­men­to del fa­lle­ci­mien­to es la fa­mi­lia”, ex­pre­sa el doc­tor Jor­ge Martínez Ulloa, es­pe­cia­lis­ta en tras­plan­tes...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.