La im­por­tan­cia de pre­pa­rar­se

Diario de Yucatán - Vive - - En La Mira - Luis Iván Al­pu­che Es­ca­lan­te

Co­mien­za el año y con él los mo­vi­mien­tos aca­dé­mi­cos de mu­chos ni­ños, jó­ve­nes y adul­tos, quie­nes se pre­pa­ran pa­ra cam­biar de gra­do o de ni­vel de es­tu­dios.

Se ini­cia tam­bién la com­pe­ten­cia pa­ra in­gre­sar a las es­cue­las más so­li­ci­ta­das de la co­mu­ni­dad, y hay que pre­pa­rar­se con al­gu­nas cla­ses adi­cio­na­les pa­ra re­for­zar lo apren­di­do en la es­cue­la.

El ti­po de exa­men es­pe­cí­fi­co que pre­sen­ta­rán en ma­yo o ju­nio pró­xi­mo se­rá una prue­ba que ex­plo­re ha­bi­li­da­des de ra­zo­na­mien­to ver­bal, así como pen­sa­mien­to ló­gi­co y ma­te­má­ti­co.

Se­rá una prue­ba a re­sol­ver en un tiem­po y con­di­cio­nes es­pe­cí­fi­cos de or­den y exi­gen­cia.

Lue­go, la ten­sa es­pe­ra de la fe­cha de pu­bli­ca­ción de re­sul­ta­dos.

A to­do ello se su­ma el que en la ac­tua­li­dad se le da más im­por­tan­cia a los pro­yec­tos que ex­plo­ran com­pe­ten­cias, que a los exá­me­nes ob­je­ti­vos, rí­gi­dos y ce­rra­dos.

Pa­ra co­no­cer la im­por­tan­cia de lle­gar bien pre­pa­ra­dos a es­ta prue­ba acu­di­mos a un ex­per­to en es­tos te­mas: el in­ge­nie­ro Irán An­to­nio Lo­ría Bas­ta­rra­chea, quien jun­to con su esposa Ana Lu­celly Ríos Acos­ta di­ri­gen el Cen­tro de Ase­so­rías y Cur­sos Pro­pe­déu­ti­cos “Ju­nior High”. Es­te cen­tro na­ció en oc­tu­bre de 2008 con el fin de brin­dar re­fuer­zo aca­dé­mi­co y re­gu­la­ri­za­ción a chi­cos de se­cun­da­ria y pre­pa­ra­to­ria, los cua­les re­que­rían o de­man­da­ban apo­yo es­co­lar en sus ta­reas o pa­ra la pre­pa­ra­ción de sus exá­me­nes par­cia­les, or­di­na­rios o ex­tra­or­di­na­rios.

El cen­tro es una pe­que­ña em­pre­sa fa­mi­liar con nue­ve años de la­bor en la ca­lle 59 nú­me­ro 375, en­tre 56 y 58 de Francisco de Mon­te­jo.

El in­ge­nie­ro Lo­ría nos ex­pli­có que sea como se le lla­me a la prue­ba: ISAIS, EXA­NI 1, EXA­NI 2, etc., son to­das prue­bas de op­ción múl­ti­ple, ce­rra­das y he­chas pa­ra que los alum­nos sean acep­ta­dos o re­cha­za­dos en la es­cue­la ele­gi­da.

“Ahí no hay na­da de pun­tos por ta­reas o por pro­yec­tos, o por par­ti­ci­pa­ción in­di­vi­dual o gru­pal, só­lo el pun­ta­je del exa­men que da­rá al alumno su in­gre­so o re­cha­zo a la es­cue­la que quie­re”, di­jo el en­tre­vis­ta­do.

El in­ge­nie­ro nos di­ce que el problema es­tri­ba en que no todos los sus­ten­tan­tes in­gre­sa­rán al co­le­gio de su pre­fe­ren­cia, pues la so­bre­de­man­da de in­gre­so a cier­tas es­cue­las y fa­cul­ta­des o ca­rre­ras es por todos co­no­ci­da, de­jan­do fue­ra in­clu­so a ex­ce­len­tes sus­ten­tan­tes que aprue­ban el exa­men, pe­ro no lle­gan a los pun­tos por arri­ba del fa­mo­so "cor­te".

“Es una reali­dad, y pues a pre­pa­rar­nos, jó­ve­nes y pa­dres de fa­mi­lia, no hay de otra... Es me­jor pa­sar un buen nú­me­ro de ho­ras en un cur­so pro­pe­déu­ti­co prac­ti- can­do ejer­ci­cios y re­sol­vien­do du­das y pre­gun­tas con sus tu­to­res o ase­so­res que es­tar en la Smart-TV vien­do vi­deos de ‘Ho­la soy Ger­mán’, Gwa­bir, vi­deo­jue­gos de Xbox 360 de Ha­lo V o Gears of War”.

Acla­ra que no es­tá con­tra el tra­ba­jo de es­tos per­so- na­jes tan fa­mo­sos, con tan­tos mi­les de se­gui­do­res, ni con los ví­deos an­tes ci­ta­dos, pe­ro el ob­je­ti­vo in­me­dia­to es pre­pa­rar­se pa­ra una real com­pe­ten­cia aca­dé­mi­ca y qué me­jor que es­tar en las au­las con un gru­po de ase­so­res que los es­tén guian­do y pre­pa­rán­do­los pa­ra el pró­xi­mo re­to, que es­tar en la ta­ble­ta o en el ce­lu­lar ju­gan­do vi­deos, what­sap­pean­do, twi­tean­do, feis­bu­kean­do o en sky­pe. El in­ge­nie­ro Lo­ría des­ta­ca que en el ám­bi­to de la edu­ca­ción hay maes­tros y di­rec­ti­vos que de­fien­den el pro­ce­so de en­se­ñan­za apren­di­za­je como su­fi­cien­te pa­ra que cual­quier alumno con bue­nas ca­li­fi­ca­cio­nes aprue­be cual­quier exa­men de ad­mi­sión y en­tre al ni­vel desea­do, con só­lo un re­pa­so o es­tu­dian­do por su cuen­ta.

“No hay que ol­vi­dar que el día del exa­men hay fac­to­res am­bien­ta­les y psi­co­ló­gi­cos que in­flu­yen en la prue­ba del ni­ño o jo­ven y que ade­más el grue­so del alum­na­do se pre­pa­ra a sa­bien­das que su es­cue­la so­li­ci­ta­da es com­pe­ti­da. Por es­tas con­di­cio­nes es sa­lu­da­ble que los chi­cos en pro­ce­so de cam­bio de ni­vel de es­co­la­ri­dad se pre­pa­ren con cla­ses o cur­sos adi­cio­na­les pa­ra que pue­dan com­pe­tir”, abun­da.

Irán des­ta­ca que en su ex­pe­rien­cia de nue­ve años im­par­tien­do cur­sos pro­pe­déu­ti­cos se han to­pa­do con ex­ce­len­tes alum­nos que no in­gre­san a la es­cue­la ele­gi­da por­que el día del exa­men se "blo­quea­ron" o el ner­vio no los de­jó con­cluir su exa­men, y por el otro ex­tre­mo el jo­ven con ca­li­fi­ca­ción me­dia, mo­des­to, hu­mil­de, pe­ro con gran vo­lun­tad e in­te­li­gen­cia in­gre­sa a la Fa­cul­tad de Me­di­ci­na al pri­mer in­ten­to.

La in­vi­ta­ción que­da abier­ta; ma­yo­res in­for­mes a los te­lé­fo­nos: Tel 2-52-38-32 Cels. 9997 43 69 44 y 9991 39 04 62(What­sApp).—

El Cen­tro de Ase­so­rías “Ju­nior High” fun­cio­na en la ca­lle 59 nú­me­ro 375, en­tre 56 y 58 de Francisco de Mon­te­jo. Tam­bién hay cur­sos de ni­ve­la­ción pa­ra alum­nos de pri­ma­ria

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.