To­pes in­vi­si­bles y bo­yas “chi­mue­las”

Diario de Yucatán - Vive - - News - ¡Vi­ve! Luis Iván Al­pu­che Es­ca­lan­te

Los es­pe­cia­lis­tas en via­li­dad nos re­co­mien­dan es­tar aler­ta cuan­do nos en­con­tre­mos con una se­ñal pre­ven­ti­va, ya que és­ta nos in­di­ca­rá que ade­lan­te po­dre­mos en­con­trar­nos con una si­tua­ción en la que de­be­re­mos adop­tar me­di­das de precaución pa­ra efec­tuar una ma­nio­bra de la cual de­pen­de­rá nues­tra pro­pia se­gu­ri­dad y la de los de­más vehícu­los.

Nos di­cen que de­be­mos obe­de­cer las in­di­ca­cio­nes de las se­ña­les res­tric­ti­vas, ya que és­tas de­no­tan la exis­ten­cia de li­mi­ta­cio­nes o prohi­bi­cio­nes que exi­gen las pro­pias cir­cuns­tan­cias de la ca­rre­te­ra y de la re­gla­men­ta­ción del trán­si­to.

Ade­más nos re­cuer­dan que la desobe­dien­cia de es­tas se­ña­les im­pli­ca san­cio­nes es­ta­ble­ci­das en los Re­gla­men­tos de Trán­si­to.

“No des­tru­yas el se­ña­la­mien­to, es uno de los prin­ci­pa­les me­dios pa­ra sal­va­guar­dar la se­gu­ri­dad del trán­si­to en las ca­lles y ca­rre­te­ras”, re­za un ma­nual.

Pe­ro ¿qué pa­sa cuan­do es­tas se­ña­les via­les no son vi­si­bles a cau­sa del de­te­rio­ro dia­rio, la des­truc­ción o la fal­ta de man­te­ni­mien­to?

Es­to es lo que se pre­gun- tan los ve­ci­nos de la ca­lles 55, 44, 46, 48 y sus al­re­de­do­res, del frac­cio­na­mien­to Francisco de Mon­te­jo, cu­yos to­pes y bo­yas, unos no se ven por la fal­ta de pin­tu­ra re­fle­jan­te, como es el ca­so del pri­me­ro, y otros no exis­ten, pues se han des­pren­di­do del pi­so, como es el ca­so del se­gun­do.

Pa­ra de­ta­llar un po­co es­ta que­ja que los ve­ci­nos hi­cie­ron lle­gar a y que es­pe­ran que al­gu­na au­to­ri­dad la to­me en cuen­ta o más que eso, la so­lu­cio­ne, les ubi­ca­mos que en la ca­lle 55 (do­ble sen­ti­do) con 44, hay dos hi­le­ras de bo­yas an­tes de lle­gar a la es­qui­na, es de­cir, hi­le­ra de bo­yas, cru­ce y otra hi­le­ra de bo­yas.

Mu­chas de es­tas bo­yas ya no exis­ten y se­me­jan una “den­ta­du­ra sin dien­tes”, por lo que los con­duc­to­res apro­ve­chan los es­pa­cios “des­den­ta­dos”, pa­ra pa­sar sin que su au­to brin­que. El problema es que pa­ra bus­car es­tos es­pa­cios tie­nen que vo­lan­tear e in­clu­so in­va­dir el ca­rril con­tra­rio con lo que po­nen en ries­go su se­gu­ri­dad y las de los de­más.

Si­tua­ción si­mi­lar es la que ocu­rre en la mis­ma 55, pe­ro una cua­dra más ade­lan­te, en la 46 y lue­go so­bre la 48 con el cru­ce de la 55, el problema es más gra­ve, pues ahí un tope an­tes de atra­ve­sar la 55 y otro des­pués de pa­sar­la, los cua­les tie­nen el ob­je­ti­vo de de­te­ner a los con­duc­to­res de es­ta vía igual de do­ble sen­ti­do (48) an­tes de cru­zar la ca­lle, no cum­plen su ob­je­ti­vo pues no se ven.

Tan­to las ca­lle 55 como 48 son de trán­si­to in­ten­so, pues son pa­so de vehícu­los del trans­por­te ur­bano y al no ver­se por fal­ta de pin­tu­ra am­bos to­pes son cons­tan­tes los au­tos que les pasan en­ci­ma sin fre­nar con el cons­tan­te ries­go pa­ra los pro­pios con­duc­to­res.—

To­pes de gran al­tu­ra sin se­ña­la­mien­tos vi­si­bles en al­gu­nas ca­lles de Francisco de Mon­te­jo pro­pi­cian que el con­duc­tor pa­se sin ha­cer su al­to y que el brus­co pa­so oca­sio­ne da­ños en el vehícu­lo. En la ima­gen de la iz­quier­da po­de­mos ver otra hi­le­ra de...

La ca­lle 55 con 46, otro ejem­plo de bo­yas desaparecidas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.