“Mi­ni ciu­dad”

Diario de Yucatán - Vive - - Portada - Luis Iván Alpuche Es­ca­lan­te

Pa­ra los ve­ci­nos de Francisco de Mon­te­jo, el jo­ven nú­cleo ha­bi­ta­cio­nal ya se con­so­li­dó co­mo una ciu­dad den­tro de la mis­ma ciu­dad.

El frac­cio­na­mien­to Francisco de Mon­te­jo afron­ta hoy va­rios re­tos a 25 años de su crea­ción. Al pa­so de los años han su­pe­ra­do mu­chos has­ta con­so­li­dar­se co­mo un mo­derno desa­rro­llo ha­bi­ta­cio­nal con un di­ná­mi­co cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co.

En la ac­tua­li­dad, los re­tos tie­nen que ver ya no tan­to con pro­ble­ma de bal­díos, sino con in­fra­es­truc­tu­ra ur­ba­na y son los mis­mos ve­ci­nos quie­nes nos lo des­cri­ben:

Irán Lo­ría Bas­ta­rra­chea, quien es in­ge­nie­ro quí­mi­co in­dus­trial, nos co­men­ta que a él le gus­ta del frac­cio­na­mien­to los par­ques, la tran­qui­li­dad y la ama­bi­li­dad de la gen­te, tan­to lo­cal co­mo fo­rá­nea, en es­pe­cial cuan­do hay una con­vi­ven­cia en­tre unos y otros.

“Hoy día te­ne­mos la ilu­sión de te­ner pron­to nues­tro Me­ga­par­que, nues­tra pro­pia clí­ni­ca del IMSS y nues­tra uni­dad de­por­ti­va”, ex­pre­sa el ve­cino.

Se­ña­la que le dis­gus­ta que ha­ya ve­ci­nos que no se in­te­gran a la co­mu­ni­dad y los con­duc­to­res que no res­pe­ten las via­li­da­des.

“De­ci­di­mos vi­vir aquí en Francisco de Mon­te­jo, pri­me­ro por su ubi­ca­ción ha­cia el nor­te de la ciu­dad, don­de las ca­sas to­man más plus­va­lía y por­que en mi tra­ba­jo se dio la opor­tu­ni­dad de ob­te­ner una ca­sa en es­ta zo­na, por la 57”, ex­pre­só Lo­ría Bas­ta­rra­chea.

Otra ve­ci­nas, Lu­pi­ta Al­co­cer Ri­ve­ra, coor­di­na­do­ra de Pas­to­ral So­cial Puen­te de Amor de la igle­sia Je­su­cris­to Su­mo y Eterno Sa­cer­do­te, se­ña­la que vi­vir en es­te frac­cio­na­mien­to es pa­ra su fa­mi­lia y pa­ra ella un re­to de opor­tu­ni­da­des en to­dos los as­pec­tos.

“Em­pa­can­do ha­ce 13 años pa­ra el cam­bio de do­mi­ci­lio lle­gó el hu­ra­cán Isi­do­ro, fue pre­sa­gio de cam­bios significativos en nues­tras vi­das. Aho­ra com­pren­do la ra­zón por la cual Dios me es­ta­ble­ció en es­te ben­di­to rin­cón de mi ciu­dad, al nor­po­nien­te”, di­jo.

La ve­ci­na pi­de más áreas ver­des y ma­yor con­cien­cia ciu­da­da­na pa­ra cul­ti­var y cui­dar la na­tu­ra­le­za.

Más es­pa­cios pa­ra los jó­ve­nes

Tam­bién Rey­na Gua­da­lu­pe Or­tiz Re­jón, ama de ca­sa del frac­cio­na­mien­to, se su­ma a es­ta pe­ti­ción y ex­pre­sa que le gus­ta la ca­li­dad de los ser­vi­cios, pe­ro es ne­ce­sa­rio que ha­yan más es­pa­cios re­crea­ti­vos pa­ra los jó­ve­nes.

“Me gus­ta­rían más par­ques y un cen­tro de­por­ti­vo en los te­rre­nos que te­ne­mos a la­do de la ca­pi­lla del Es­pí­ri­tu San­to”, di­jo.

Co­men­tó que le­van más de 20 años de vi­vir en el frac­cio­na­mien­to y lo ca­li­fi­can co­mo un lu­gar se­gu­ro y tran­qui­lo.

En tér­mi­nos ge­ne­ra­les, los ha­bi­tan­tes de Francisco de Mon­te­jo se di­cen a gus­to de vi­vir ahí, pe­ro es­pe­ran más y me­jo­res ser­vi­cios pú­bli­cos co­mo man­te­ni­mien­to e ilu­mi­na­ción de par­ques re­en­car­pe­ta­do de ca­lles, se­ña­la­mien­tos, via­li­da­des or­de­na­das y mu­cha se­gu­ri­dad.

Ah, y su clí­ni­ca, su uni­dad de­por­ti­va y su Me­ga­par­que.—

Vi­gas que se pu­sie­ron pa­ra cons­truir la bar­da de la uni­dad de­por­ti­va y que lue­go se arran­ca­ron, ya­cen aban­do­na­das

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.