Me­ta­mor­fo­sis

Diario de Yucatán - Vive - - Portada - Con­ti­nua­rá.— Luis Iván Alpuche Es­ca­lan­te

Con es­fuer­zo y de­di­ca­ción, un gru­po de ve­ci­nos de la ca­lle 58 trans­for­mó un pe­li­gro­so bal­dío en un re­con­for­tan­te jar­dín co­mu­ni­ta­rio.

Ha­ce un año, un in­cen­dio pu­so en pe­li­gro las ca­sas de los ve­ci­nos ubi­ca­das en las ca­lles 29 y 58 de Francisco de Mon­te­jo. La ma­le­za se­ca ubi­ca­da de­trás de los pre­dios, mis­ma que co­lin­da con el Ani­llo Pe­ri­fé­ri­co, fue “pas­to de las lla­mas”, las cua­les lle­ga­ron has­ta los mu­ros pos­te­rio­res de sus vi­vien­das.

Can­sa­dos de es­ta si­tua­ción que los po­ne en ries­go ca­da año, y can­sa­dos igual de pe­dir lim­pie­za pa­ra esa zo­na de ma­le­za sin que nadie los to­ma­ra en cuen­ta, los ve­ci­nos de­ci­die­ron trans­for­mar su en­torno en un es­pa­cio lim­pio y sano.

Mi­guel Ángel Gue­rre­ro Cas­te­lla­nos, mejor co­no­ci­do por sus ami­gos co­mo "Don Chun­ga", ya ha­bía pues­to el ejem­plo y tiem­po atrás se dio a la ta­rea de lim­piar el bal­dío ubi­ca­do fren­te a su ca­sa y plan­tó ma­tas de plá­tano. Di­cho bal­dío era un ba­su­re­ro a cie­lo abier­to, pues mu­chas per­so­nas ti­ra­ban ahí to­da cla­se de desechos, los cua­les jun­to con la ma­le­za se­ca en épo­cas de ca­lor se con­ver­tían en com­bus­ti­ble pa­ra in­cen­dios.

A su la­bor se unió Ro­sa­rio Po­sa­das So­lís, ve­ci­na igual del lu­gar, y pron­to ya te­nían con­for­ma­do un gru­po de ve­ci­nos co­la­bo­ra­do­res.

La la­bor no fue na­da fá­cil, co­men­tó do­ña Ro­sa­rio, pe­ro el en­tu­sias­mo de los ve­ci­nos su­peró cual­quier obs­tácu­lo y pron­to el jar­dín, al que bau­ti­za­ron con el nom­bre de su ini­cia­dor “Jar­din­ci­to de Chun­ga”, to­mó for­ma y re­ci­bió nue­vos hués­pe­des.

A sus ár­bo­les y plan­tas se su­ma­ron: ma­cu­lís, ci­rue­la, ker­pis, plá­ta­nos, gua­ya­bo, neem, co­cos, ci­ri­co­te, nan­ce, aves del pa­raí­so, sá­bi­la y cha­cá, en­tre otros.

A ellos le si­guió un pe­que­ño es­tan­que con li­rios, co­lum­pios en los ár­bo­les y po­co a po­co fue­ron que­dan­do en el pa­sa­do pro­ble­mas que afron­ta­ban co­mo ba­su­ra, os­cu­ri­dad, in­cen­dios e in­se­gu­ri­dad, y trans­for­mán­do­se en un lu­gar fres­co.

Su tra­ba­jo coin­ci­dió con las cam­pa­ñas po­lí­ti­cas y a la vi­si­ta de un can­di­da­to le to­ma­ron de in­me­dia­to la pa­la­bra cuan­do és­te les pre­gun­tó cuá­les eran sus ne­ce­si­da­des.

Es­te año han lan­za­do una cam­pa­ña ve­ci­nal de­no­mi­na­da “Lí­nea blan­ca en la ban­que­ta” y que con­sis­te en acep­tar una se­rie de dis­po­si­cio­nes que tie­nen que ver con la se­gu­ri­dad, la sa­lud y la lim­pie­za ve­ci­nal; es un pro­gra­ma to­tal­men­te ve­ci­nal y quie­nes lo adop­tan pin­tan una lí­nea blan­ca en la ace­ra del fren­te de su ca­sa y con ello se com­pro­me­ten a te­ner siem­pre lim­pio su fren­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.