Mi­ra las ten­den­cias en de­co­ra­ción de pi­nos na­vi­de­ños.

Domingo 360 - - Contenido -

Com­par­te al­gu­na si­tua­ción gra­cio­sa que ha­ya su­ce­di­do su­ce­di­do­con­tu­pi­noNa­vi­de­ño­con tu pino Na­vi­de­ño

Del pino de Na­vi­dad ten­go re­cuer­dos her­mo­sos de cuan­do los hi­jos es­ta­ban chi­cos y es­pe­ra­ban el mo­men­to de po­ner el pino con mu­cha ilu­sión. Era to­da una tra­di­ción ha­cer­lo a fi­na­les de no­viem­bre, ayu­da­ban a de­co­rar­lo y a po­ner el na­ci­mien­to. Es al­go ex­terno que nos per­mi­te re­fle­xio­nar y pre­pa­rar­nos pa­ra re­ci­bir el ma­yor regalo, que Dios ni­ño naz­ca en nues­tros co­ra­zo­nes. Les ex­pli­ca­ba que el pino re­pre­sen­ta la vida y los ador­nos los do­nes que Dios

nos ha re­ga­la­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.