Man­tén tu ár­bol fres­co

Lle­ga has­ta el 6 de enero con es­tos tips que evi­ta­rán que tu pino na­vi­de­ño se se­que

Domingo 360 - - Xmas -

Si aún no has com­pra­do tu ar­bo­li­to de Na­vi­dad o si ya lo com­pras­te y quie­res man­te­ner­lo lo más fres­co po­si­ble has­ta el 6 de enero, es­tos con­se­jos te pue­den ser muy úti­les. 1. An­tes de com­prar­lo, ase­gú­ra­te de ha­cer­lo en lu­ga­res don­de no es­tén ex­pues­tos al sol. Es­to los se­ca más rá­pi­do. 2. Pa­sa tu mano por las ra­mas y re­vi­sa que no se cai­gan mu­chas ho­ji­tas. Es­to es se­ñal de que es­tá fres­co y por con­si­guien­te, du­ra­rá más. 3. An­tes de que te lo lle­ves a tu ca­sa, pi­de le cor­ten al me­nos 2 cen­tí­me­tros del tro­co y cuan­do lle­gues a tu ca­sa, pon­lo en un re­ci­pien­te con agua ca­lien­te. De es­ta ma­ne­ra, el pino se hi­dra­ta­rá. Dé­ja­lo ahí por al me­nos 3 ho­ras y no lo ex­pon­gas al sol.

4. Si pue­des, lle­va un pe­da­zo de te­la lo su­fi­cien­te­men­te gran­de co­mo pa­ra cu­brir el ár­bol ca­mino a ca­sa. Es­to evi­ta­rá que el ai­re lo re­se­que.

5. Lo más re­co­men­da­ble es con­se­guir una ba­se en la que puedas po­ner agua pa­ra que el ár­bol es­té siem­pre es­té fres­co.

6. Si tie­nes una de esas ba­ses, re­vi­sa que siem­pre ten­ga agua, pues el tron­co del ár­bol se pue­de se­car y es­to im­pe­di­rá que cuan­do lo rie­gues, ab­sor­ba el lí­qui­do.

7. Rié­ga­lo al me­nos una vez al día. De es­ta for­ma no só­lo evi­ta­rás que se re­se­que, sino tam­bién que pier­da me­nos ho­ji­tas.

8. Evi­ta po­ner el ár­bol cer­ca de fuen­tes de ca­lor, pues es­to ace­le­ra­rá el pro­ce­so de des­hi­dra­ta­ción y se se­ca­rá más rá­pi­do.

9. Pro­cu­ra no te­ner todo el día pren­di­das las series na­vi­de­ñas. El ca­lor de los fo­qui­tos ha­ce que el ár­bol se se­que más rá­pi­do.

10. Si no quie­res pa­gar por un ár­bol de Na­vi­dad y al mis­mo tiem­po sal­var­lo de ir­se a la ba­su­ra, vi­si­ta los mer­ca­dos de plan­tas que hay en Xo­chi­mil­co el 24 en la tar­de. Mu­chos pues­tos que no lo­gra­ron ven­der to­dos los pi­nos, sue­len de­jar­los afue­ra pa­ra que se los lle­ve quien gus­te. No só­lo te aho­rra­rás unos pe­sos, sino tam­bién pue­de ser el ini­cio de una nue­va tra­di­ción fa­mi­liar en la que mien­tras unos ador­nan el ár­bol, otros pre­pa­ran la ce­na y arre­glan la me­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.