Acento fi­nal

LAS LUMINARIAS SON ELE­MEN­TOS QUE TIE­NEN UN LU­GAR DE­TER­MI­NAN­TE EN LA DE­CO­RA­CIÓN DE LOS ES­PA­CIOS, SON DE AL­TA PRIO­RI­DAD, SE­ÑA­LA EX­PER­TA EN INTERIORISMO

El Diario de Juárez - Espacios - - Luz - Tex­to : Na­bil Va­lles El Dia­rio

An­tes que ac­ce­so­rios, las luminarias son ele­men­tos cla­ve en cual­quier pro­yec­to de interiorismo. Al ser las en­car­ga­das de dar el acento fi­nal al di­se­ño de una es­tan­cia, ele­gir­las ade­cua­da­men­te es vi­tal pa­ra ob­te­ner el re­sul­ta­do que se bus­ca, ex­pli­ca Ju­lia Car­pio, di­se­ña­do­ra de in­te­rio­res del es­tu­dio Crea­ti­ca 88.

Si bien, las lám­pa­ras son co­mún­men­te uno de los úl­ti­mos de­ta­lles en que se pien­sa al mo­men­to de ela­bo­rar un con­cep­to de de­co­ra­ción, la ex­per­ta en­fa­ti­za en que: “es im­por­tan­te con­si­de­rar­las des­de el ini­cio de nues­tro pro­yec­to co­mo de al­ta prio­ri­dad, ya que com­ple­men­tan o pue­den cam­biar el di­se­ño del es­pa­cio.”

Exis­ten cin­co ti­pos de luminarias que res­pon­den a dis­tin­tas ne­ce­si­da­des: lám­pa­ras de me­sa, de pi­so, te­cho, ar­bo­tan­tes y ti­ras Led.

Pa­ra em­plear­las de la ma­ne­ra co­rrec­ta y brin­dar un má­xi­mo lu­ci­mien­to a sus es­tan­cias, la di­se­ña­do­ra abun­da en los efec­tos que se pue­den lo­grar con ca­da una. EL AR­TE DE CO­LO­CAR LUMINARIAS UNA PA­RA CA­DA NE­CE­SI­DAD La ilu­mi­na­ción es en sí mis­ma un pro­yec­to. De ahí que su pla­ni­fi­ca­ción de­ba con­si­de­rar as­pec­tos co­mo el co­lor, el ti­po de lu­mi­na­ria y de luz.

Lo pri­me­ro a sa­ber es que exis­ten tres ti­pos prin­ci­pa­les de ilu­mi­na­ción: la ge­ne­ral que, co­mo su nom­bre lo in­di­ca, su­po­ne la vi­si­bi­li­dad to­tal del es­pa­cio; la pun­tual, que acen­túa zo­nas es­pe­cí­fi­cas, y la de­co­ra­ti­va, que crea con­tras­tes de luz y som­bra a pro­pó­si­to de em­be­lle­cer el es­pa­cio. En­tre las fun­cio­nes más allá de la ilu­mi­na­ción que cum­plen es­tos acen­tos, la pri­me­ra es­tá re­la­cio­na­da con el co­lor de la luz; me­dian­te el que se lo­gran di­fe­ren­tes es­tí­mu­los. Con­vie­ne sa­ber, por ejem­plo, que la luz cá­li­da pro­du­ce un efec­to re­la­jan­te, en tan­to que la fría tien­de a ser es­ti­mu­lan­te.

De igual for­ma, una se­lec­ción co­rrec­ta pue­de ayu­dar a des­ta­car co­lo­res y tex­tu­ras, lo mis­mo en es­pa­cios in­te­rio­res que ex­te­rio­res, don­de pue­den com­ple­men­tar el di­se­ño ge­ne­ral del área no so­lo a par­tir de sus for­mas, sino tam­bién de sus ma­te­ria­les y ubi­ca­ción. MÁS QUE ILU­MI­NA­CIÓN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.