SA­NOS Y SAL­VOS

Con las va­ca­cio­nes y el ca­lor lle­gan tam­bién los ries­gos de que los ni­ños se en­fer­men o su­fran ac­ci­den­tes si no se tie­nen los cui­da­dos per­ti­nen­tes

El Diario de Juárez - Especiales - - Portada -

Lle­gó el ve­rano y con él las al­ber­ca­das, los días de cam­po y los jue­gos, pe­ro tam­bién una se­rie de pe­li­gros y re­co­men­da­cio­nes que se ne­ce­si­tan to­mar en cuen­ta. Pa­ra pre­ve­nir y man­te­ner a tus hi­jos e hi­jas sa­nos y sal­vos, es­tos con­se­jos ayu­da­rán a que los días ca­lu­ro­sos sean pu­ra di­ver­sión.

¡AGUAS CON EL SOL!

Se re­co­mien­da que las ac­ti­vi­da­des al ai­re li­bre sean por la ma­ña­na o por la tar­de pa­ra evi­tar las ho­ras don­de el sol pe­ga más fuer­te, se­ña­la la pe­dia­tra Ma­ri­sol Tre­vi­ño. “Evi­te ex­po­si­ción al sol cuan­do los ra­yos UV son mas in­ten­sos. Es­to sig­ni­fi­ca no ex­po­ner­se en­tre las 10:00 ho­ras y las 17:00 ho­ras”, di­ce. Los dos ti­pos de ra­yos so­la­res que pue­den oca­sio­nar da­ños en la piel son los Ul­tra­vio­le­ta A (UVA) y los Ul­tra­vio­le­ta B (UVB), ex­pli­ca. Se de­ben uti­li­zar blo­quea­do­res con FPS (fac­tor de pro­tec­ción so­lar) ma­yo­res a 30 y apli­car­los 30 mi­nu­tos an­tes de la ex­po­si­ción al sol, re­co­mien­da, in­clu­so en días nublados ya que pue­den in­ten­si­fi­car­se los ra­yos UVB. “Se re­co­mien­da vol­ver a apli­car­los ca­da 2 ho­ras o in­clu­so a in­ter­va­los más fre­cuen­tes, por ejem­plo, al sa­lir de las al­ber­cas”, di­ce. Otro con­se­jo es uti­li­zar ro­pa pro­tec­to­ra con fil­tros pa­ra el sol.

A NA­DAR SE­GU­ROS

De dos a tres ni­ños mue­ren ca­da día por aho­ga­mien­to, se­gún da­tos del Cen­tro de Con­trol y Pre­ven­ción de En­fer­me­da­des de Es­ta­dos Uni­dos (CDC, por sus si­glas en in­glés). La or­ga­ni­za­ción re­co­mien­da es­tar aten­tos y su­per­vi­san­do a los ni­ños cuan­do es­tén en el agua, así co­mo en­se­ñar­los a na­dar en cla­ses for­ma­les. Tam­bién, si se tie­ne al­ber­ca en ca­sa, se re­co­mien­da ins­ta­lar una bar­da al­re­de­dor de és­ta co­mo se­gu­ri­dad. El pe­dia­tra Héc­tor Yee se­ña­la que un aho­ga­mien­to pue­de su­ce­der in­clu­so con 6 cen­tí­me­tros de agua. “Las ti­nas y al­ber­cas in­fla­bles que ten­gan un pro­me­dio de 6 cen­tí­me­tros de agua ya es al­go pe­li­gro­so”, di­ce. “La su­per­vi­sión siem­pre va a ser la me­di­da ade­cua­da e ideal pa­ra pre­ve­nir ac­ci­den­tes”. Los flotis y sal­va­vi­das no pre­vie­nen que un ni­ño se va­ya a aho­gar, ya que só­lo son re­crea­ti­vos, agre­ga. El CDC re­co­mien­da tam­bién apren­der re­su­ci­ta­ción car­dio­pul­mo­nar.

EVI­TA LAS­TI­MA­DU­RAS

Se­gún el CDC, ca­da año en Es­ta­dos Uni­dos 200 mil ni­ños son aten­di­dos por he­ri­das re­la­cio­na­das con jue­gos in­fan­ti­les. “Re­vi­sa que to­das las su­per­fi­cies y equi­pos del área de jue­go sean se­gu­ras, sua­ves y que ten­gan buen man­te­ni­mien­to”, re­co­mien­da la or­ga­ni­za­ción. “Su­per­vi­sa a los ni­ños to­do el tiem­po so­bre pe­li­gros co­mo caí­das en es­ca­le­ras o en al­gu­nas áreas de jue­gos”. Pa­ra los via­jes, si se ha­cen en ca­rre­te­ra, es re­co­men­da­ble usar un asien­to es­pe­cial y ade­cua­do pa­ra los ni­ños, re­co­mien­da Yee. Los ni­ños me­no­res a los 2 años de edad tie­nen que ir vol­tean­do ha­cia atrás, ex­pli­ca. “Exis­te 75 por cien­to me­nos de pro­ba­bi­li­dad de mo­rir si va el ni­ño vol­tean­do ha­cia atrás. Des­pués de los 2 años ya se pue­de vol­tear ha­cia ade­lan­te”, di­ce.

...E IN­FEC­CIO­NES

Du­ran­te la tem­po­ra­da de ve­rano las al­tas tem­pe­ra­tu­ras pro­vo­can la des­com­po­si­ción de ali­men­tos, fa­vo­re­cien­do la pro­li­fe­ra­ción de to­xi­nas y la apa­ri­ción de la gas­tro­en­te­ri­tis, in­di­ca Tre­vi­ño. “Los cam­bios en la ru­ti­na dia­ria co­mo ac­ce­sos a al­ber­cas y el con­su­mo de ali­men­tos fue­ra del ho­gar son fac­to­res que in­cre­men­tan el ries­go de las in­fec­cio­nes gas­tro­in­tes­ti­na­les”, se­ña­la. Los sín­to­mas más co­mu­nes son do­lor ab­do­mi­nal, fie­bre, vó­mi­to y dia­rrea. El ob­je­ti­vo del tra­ta­mien­to a tiem­po es pre­ve­nir la des­hi­dra­ta­ción. “Es im­por­tan­te man­te­ner una hi­gie­ne ade­cua­da, el la­va­do de ma­nos y el con­su­mo de be­bi­das y ali­men­tos en buen es­ta­do son la me­jor for­ma de pre­ven­ción”, in­di­ca. Los ali­men­tos de­ben es­tar bien co­ci­dos, di­ce. Se re­co­mien­da evi­tar el con­su­mo de hie­los que no es­tén he­chos de agua po­ta­ble y la­var y de­sin­fec­tar fru­tas y ver­du­ras an­tes de co­mer­las. Du­ran­te el ve­rano el cli­ma es pro­pi­cio pa­ra la pre­sen­cia del den­gue, en­fer­me­dad pro­du­ci­da por un vi­rus que se trans­mi­te

EL ‘GOL­PE DE CA­LOR’

A me­di­da que la tem­pe­ra­tu­ra am­bien­tal sube, el cuer­po se man­tie­ne fres­co gra­cias a que el su­dor se eva­po­ra, sin em­bar­go, en días ca­lu­ro­sos y hú­me­dos, la eva­po­ra­ción del su­dor se ha­ce más len­ta, pro­vo­can­do el lla­ma­do “gol­pe de ca­lor”, ex­pli­ca Tre­vi­ño. És­te oca­sio­na de­bi­li­dad, ma­reos, vó­mi­to, do­lor de ca­be­za, ca­lam­bres y des­ma­yos. “Pa­ra pre­ve­nir­lo de­be­mos to­mar su­fi­cien­tes lí­qui­dos y pro­te­ger­nos de la ex­po­si­ción pro­lon­ga­da al sol, así co­mo ves­tir con ro­pa fres­ca y de al­go­dón”, di­ce. El CDC re­co­mien­da, por ejem­plo, no de­jar a los be­bés o ni­ños aden­tro de un ca­rro es­ta­cio­na­do, ni si­quie­ra si la ven­ta­na es­tá me­dio abier­ta. Es­to tam­bién apli­ca pa­ra una mas­co­ta. Tam­bién los chi­cos de­ben ves­tir ro­pa fres­ca y de co­lo­res cla­ros.

a tra­vés de la pi­ca­du­ra del mos­qui­to ae­des aegy­pti, por lo que es im­por­tan­te iden­ti­fi­car sín­to­mas co­mo el do­lor de ca­be­za y de­trás de los ojos, do­lor mus­cu­lar, náu­seas, vó­mi­to y exan­te­ma (le­sio­nes ti­po sal­pu­lli­do en cue­llo y tó­rax), agre­ga Tre­vi­ño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.