Por error en pre­cio, com­pran TVS en $3 pe­sos

El Diario de Juárez - - PORTADA - Mar­tín Or­quiz/ EL DIA­RIO

Pa­sa­ron la no­che en la tien­da a la espera de la Pro­fe­co pa­ra que les hi­cie­ran vá­li­da la ‘ofer­ta’

Mu­chas per­so­nas se die­ron cuen­ta que los pre­cios es­ta­ban mal, pe­ro has­ta que una de ellas em­pe­zó a to­mar te­le­vi­sio­nes fue que el ejem­plo cun­dió y ter­mi­na­ron con los apa­ra­tos que es­ta­ban a la ven­ta, re­la­ta­ron clien­tes que pa­sa­ron la no­che en una tien­da del po­nien­te de la ciu­dad pa­ra ad­qui­rir una pan­ta­lla al pre­cio erró­neo de 3.290 pe­sos.

“A las seis es­tá­ba­mos com­pran­do, nos di­mos cuen­ta des­de tem­prano que el pre­cio es­ta­ba mal y na­die la ha­bía he­cho de emo­ción, has­ta que unos co­men­za­ron a aga­rrar te­les y to­dos em­pe­za­ron a to­mar­las”, cuen­ta Noel Es­co­bar mien­tras car­ga la ca­ja con su te­le­vi­sión nue­va.

Ya pa­ra las seis y me­dia de la tar­de, con­ti­núa, es­ta­ba to­do en Fa­ce­book, ya ha­bían qui­ta­do los pre­cios, pe­ro los que traían las pan­ta­llas se formaron en las ca­jas, don­de les no­ti­fi­ca­ron que no les co­bra­rían la mer­can­cía.

“Les di­ji­mos que no nos íba­mos a ir has­ta que nos co­bra­ran. Se hicieron las sie­te y ce­rra­ron la tien­da, tam­bién ce­rra­ron las ca­jas pa­ra que no ven­die­ran na­da, la gen­te se quedó, al­gu­nos se sa­lie­ron, nos di­je­ron que no íba­mos a po­der com­prar las co­sas por­que ya es­ta­ban ce­rra­das las ca­jas”, re­cuer­da.

Si se ren­dían, aña­de Noel Es­co­bar, se irían con las ma­nos va­cías, pe­ro triun­fa­ron por­que per­se­ve­ra­ron en lo co­rrec­to y es­ta es la re­com­pen­sa, aho­ra les to­có ga­nar. Se que­ja de que Pro­fe­co es­ta­ba a fa­vor de la tien­da y que les di­je­ron a los clien­tes que no podían ha­cer na­da y tu­vie­ron que lle­gar a un acuerdo; la tien­da les que­ría dar un 20 por cien­to de des­cuen­to, a mil 800 pe­sos una te­le­vi­sión que pu­bli­ca­ron a 3.29, lo que al fi­nal pa­gó por­que co­me­tie­ron el error y tu­vie­ron que res­pon­der.

So­bre lo que pa­só en la no­che y ma­dru­ga­da den­tro de la tien­da afir­ma que “nos qui­sie­ron que­brar” man­te­nién­do­los sin agua ni co­mi­da, aun­que acla­ra que no fue con­tra su vo­lun­tad por­que to­dos per­ma­ne­cie­ron ahí por su pro­pia de­ci­sión.

“Nos tu­vie­ron en con­di­cio­nes de­plo­ra­bles pa­ra que nos fué­ra­mos, pa­ra que per­dié­ra­mos, pe­ro per­se­ve­ra­mos y ga­na­mos; por la no­che el ba­ño to­tal­men­te os­cu­ro, ha­bía una mu­jer em­ba­ra­za­da y ni­ños chi­qui­tos, cuan­do iban al ba­ño te­nía­mos que alum­brar­los, ayu­dar a las mu­je­res”, cuen­ta.

El guar­dia de se­gu­ri­dad, en lo que ca­be, fue hu­ma­ni­ta­rio y le dio agua a una mu­jer en es­ta­do de gra­vi­dez, se me­tió en pro­ble­mas por­que sus je­fes lo re­con­vi­nie­ron.

Jun­to con los clien­tes, al­gu­nos tra­ba­ja­do­res de la em­pre­sa per­ma­ne­cie­ron en ac­ti­tud de vi­gi­lan­cia, pe­ro al fi­nal to­dos op­ta­ron por aco­mo­dar­se pa­ra dor­mir en el sue­lo, so­bre car­to­nes a pe­sar de que los ame­na­za­ron con “echar­les” a la Po­li­cía.

Al fi­nal, Noel se lle­vó su te­le “pa­ra ver Net­flix, voy a ju­gar X-box, voy a ver la fi­nal (del Mun­dial de fut­bol)”.

Bren­da Ce­ni­ce­ros Acos­ta, otra de los clien­tes que exi­gió que le co­bra­ran el apa­ra­to al pre­cio ex­hi­bi­do, se que­ja de que al prin­ci­pio no les qui­sie­ron res­pe­tar el mon­to, pe­ro al fi­nal tu­vie­ron que ha­cer­lo.

“Es­tá­ba­mos aquí des­de ayer (el jue­ves) a las seis de la tar­de que­rien­do com­prar unas pan­ta­llas, no nos que­rían res­pe­tar los pre­cios de la pu­bli­ci­dad que pu­sie­ron… no nos qui­sie­ron co­brar en to­da la no­che. No nos es­tá­ba­mos robando na­da, lo que trae­mos lo pa­ga­mos”, de­cla­ra, pe­ro pi­de que no le to­men fotos.

Óscar Váz­quez, otro clien­te que aguan­tó des­de las seis de la tar­de del jue­ves has­ta las 10 y me­dia de la ma­ña­na del vier­nes, men­cio­na que es­pe­ra­ba que le die­ran chan­ce de pa­gar el pre­cio que anun­cia­ron, pe­ro los tra­ba­ja­do­res de la tien­da se ne­ga­ron.

“De­cían que era un error, pe­ro so­mos con­su­mi­do­res y si vas a la tien­da y ves un pre­cio que es­tá anun­cia­do en la pro­mo­ción, eso quie­res pa­gar, en­ton­ces yo aga­rré la te­le­vi­sión”, ex­pli­ca.

In­di­ca que ha­bía más erro­res en los pre­cios, pe­ro al fi­nal só­lo ne­go­cia­ron ven­der­les las te­le­vi­sio­nes.

Por ejem­plo, una pan­ta­lla de 40pul­ga­da­ses­ta­baa5.650,aun­que el pre­cio real es de 5 mil 650.

Tam­bién una bo­ci­na inalám­bri­ca ex­hi­bía un va­lor de 1.990, o sea mil 990 pe­sos.

“Los tra­ba­ja­do­res nos prohi­bie­ron aga­rran ali­men­tos y agua, no po­día­mos usar los ba­ños, apa­ga­ron las lu­ces, hu­bo mal­tra­to de los em­plea­dos aun­que es­ta­ban dos em­ba­ra­za­das y ni­ños”, re­cuer­da.

Óscar acu­dió a com­prar una tin­ta, pe­ro vio el pre­cio del te­le­vi­sor y le lla­mó la aten­ción, lo re­vi­só de nue­vo y sí, es­ta­ba a 3.290, así que to­mó un apa­ra­to e in­ten­tó pa­gar­lo, aun­que sin éxi­to.

Ho­ras des­pués sa­lió de la tien­da sin el pro­duc­to que fue a ad­qui­rir; en cam­bio ob­tu­vo, con una in­ver­sión de 3.29 pe­sos y 17 ho­ras, una Smart TV de 32 pul­ga­das pa­ra su ca­sa.

Ba­jo Vi­gi­lan­cia, los con­su­mi­do­res sa­lie­ron con los apa­ra­tos un día des­pués de la ofer­ta con error

una sies­ta so­bre el pro­duc­to pa­ra no per­der­lo

El tic­ket de com­pra por 3.29 pe­sos

noel Es­co­bar sa­le con su pan­ta­lla

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.