Mons­truos Inc.

El Diario de Nuevo Casas Grandes - - OPINIÓN - Jo­sé Cruz Pé­rez Ru­co­bo Jo­sé Cruz Pé­rez Ru­co­bo plu­s_ea­gle18@yahoo.com. mx

Lo su­ce­di­do en un con­cier­to de mú­si­ca, la no­che del pa­sa­do 01 de oc­tu­bre en Las Ve­gas Ne­va­da, nos re­ve­la feha­cien­te­men­te lo en­fer­mo de la so­cie­dad nor­te­ame­ri­ca­na, ahí se pro­du­jo una ba­la­ce­ra que arro­ja has­ta aho­ra, la can­ti­dad de 59 muer­tos y al­re­de­dor de 500 he­ri­dos. Ya cuan­do un re­co­no­ci­do ora­te co­mo lo es Do­nald Trump de­cla­ra ho­rro­ri­za­do que; "Quien dis­pa­ró so­bre la mul­ti­tud iner­me es un lo­co", pren­de los fo­cos ro­jos de aler­ta, eri­za la piel y po­ne los pe­los de pun­ta, se pre­gun­ta uno, ¿es la so­cie­dad es­ta­dou­ni­den­se crea­do­ra de mons­truos? ¿Qué ha­ce el país más po­de­ro­so del mun­do pa­ra pre­ve­nir tan re­cu­rren­tes he­chos? Ah, pe­ro los pu­ri­ta­nos po­lí­ti­cos y go­ber­nan­tes grin­gos re­co­men­dan­do que no se via­je a México por ser es­te "Mu­cho pe­li­gro­so", ¡hi­pó­cri­tas y zon­zos!

Y mien­tras tan­to los me­xi­ca­nos en USA, tra­ba­jan­do y es­tu­dian­do pa­ra en­gran­de­cer a ese país.- de he­cho, nos ur­ge que se cons­tru­ya lo an­tes po­si­ble ese mu­ro trans­fron­te­ri­zo, ya ven co­mo son pe­li­gro­sos esos güe­ri­tos ma­rihua­nos, es­ta­mos en mu­cho ries­go, ¿no lo creen así? O, lo cons­trui­mos no­so­tros y que lo pa­guen ellos, ¿en­tien­de us­ted lo es­tú­pi­do de su pos­tu­ra Sr. Do­nald Trump? Ha­blan­do del des­pres­ti­gia­do diz­que pre­si­den­te nor­te­ame­ri­cano, él es un buen ejem­plo del "Po­lí­ti­co dié­sel" ¿có­mo es­tá eso? Di­ce él que es pre­si­den­te, ja ja ja.

A pro­pó­si­to de mons­truos.- to­dos esos po­lí­ti­cos, fun­cio­na­rios o go­ber­na­do­res que se es­tán ro­ban­do la ayu­da hu­ma­ni­ta­ria que tan­to ne­ce­si­tan los dam­ni­fi­ca­dos por el tem­blor en la ciu­dad de México y di­ver­sos es­ta­dos, caen de lleno en la ca­te­go­ría de mons­truos, de hie­nas, no aca­ban de en­ten­der que el 99% de la po­bla­ción trae un te­lé­fono ce­lu­lar y con ellos se gra­ban y des­cu­bren sus fe­cho­rías, que eso "En­car­bo­na" jus­ta­men­te a la ciu­da­da­nía, que las co­sas no son co­mo an­tes, que cuan­do sean lin­cha­dos, no di­gan que no se los ad­ver­tí ¡zo­pen­cos! Ha­ce 50 años se tzin­ga­ron lo que el go­bierno de EUA man­dó pa­ra los bra­ce­ros hoy, es otra his­to­ria.

Un pue­blo muy gran­de pa­ra un go­bierno tan pe­que­ño.- la con­tin­gen­cia es ma­yús­cu­la, la reac­ción del go­bierno mí­ni­ma, ver­gon­zan­te. ¿Y los re­cur­sos del FON­DEN ya se lo ro­ba­ron? Au­na­do a la so­li­da­ri­dad in­ter­na­cio­nal cu­ya ge­ne­ro­si­dad as­cien­de a más de mil mi­llo­nes de pe­sos, sin con­tar con lo re­cau­da­do en el país, ¿dón­de de­mo­nios es­tá ese di­ne­ro? No me sal­gan aho­ra con, “No es tiem­po de ren­co­res es tiem­po de per­do­nar”, ¡ni madr...! Pa­ra que aho­ra sal­ga EPN a ofre­cer cré­di­tos del IN­FO­NA­VIT, y El Apenitas -Mi­guel Án­gel Man­ce­ra­con una ofer­ta de $3,000 men­sua­les pa­ra ren­ta de las fa­mi­lias que lo per­die­ron to­do, eso si, “Por un tiem­po de­ter­mi­na­do”. Tan­ta es­tu­pi­dez me preo­cu­pa, es cal­do de cul­ti­vo de un le­van­ta­mien­to po­pu­lar, es­pe­ro que su ce­re­bro no es­té tan em­bo­ta­do y lo pue­dan com­pren­der.

Madrid, Madrid, Madrid, en México se pien­sa mu­cho en tí... bo­ni­ta can­ción de la ins­pi­ra­ción de Agus­tín La­ra, sin em­bar­go, la si­tua­ción ac­tual no tie­ne na­da de bo­ni­ta en Es­pa­ña. Ig­no­ro si es jus­ta y co­rrec­ta la in­de­pen­den­cia de Ca­ta­lu­ña o no, si la ra­zón asis­te a los in­de­pen­den­tis­tas o al go­bierno. Lo que me in­dig­na es la fe­ro­ci­dad con la que es so­me­ti­da la po­bla­ción ca­ta­la­na, no pa­re­ce la so­cie­dad ci­vi­li­za­da de una Es­pa­ña idí­li­ca, pa­re­cen más las fuer­zas re­pre­si­vas de Fran­cis­co Fran­co. De ser así, es­ta­ría­mos ha­blan­do de un re­tro­ce­so de más de 40 años. ¿No es la mis­ma Es­pa­ña que pro­tes­ta­ba contra la “Brutalidad” con la que es re­ple­ga­da la con­tra­in­sur­gen­cia ve­ne­zo­la­na?

El PA­NAL y el PVEM, par­ti­dos po­lí­ti­cos ca­te­go­ría vó­mi­to.- el par­ti­do ga­rra­pa­ta lla­ma­do PA­NAL, al no­tar que su com­pin­che y pro­vee­dor de san­gre -PRI- des­pi­de un tufo a ca­dá­ver, co­que­tea y ame­na­za con ad­he­rir­se al Fren­te Am­plio Ciu­da­dano con­for­ma­do por el PAN, PRD y MC. Se di­ce que es la aso­cia­ción de­lic­tuo­sa de las tres men­ti­ras, no es fren­te, no es am­plio y no es ciu­da­dano. Ahí en­ca­jan per­fec­ta­men­te los par­ti­dos mer­ce­na­rios PA­NAL y PVEM, mis­mos que no tie­nen ideo­lo­gía al­gu­na, per­noc­tan in­dis­tin­ta­men­te con el PRI, con el PAN o con quien les pa­gue su pros­ti­tu­ción po­lí­ti­ca, mu­cho peor que la car­nal.

Li­bro re­co­men­da­do de la se­ma­na

Es­ta vez co­rres­pon­de a, “Las po­si­bi­li­da­des del odio”, de la au­to­ra me­xi­ca­na Ma­ría Lui­sa Pu­ga. La no­ve­la es­tá ma­gis­tral­men­te es­cri­ta y nos brin­da seis fas­ci­nan­tes his­to­rias que se desa­rro­llan en Ke­nia, la in­son­da­ble y mis­te­rio­sa pa­ra no­so­tros Áfri­ca. En una de ellas con­ver­ge in­clu­so un jo­ven me­xi­cano, es­tu­dian­te en aque­llos la­res. Es ex­tra­ño pen­sar en las equi­va­len­cias que hay en­tre Ke­nia y México, de­bi­do a que am­bas se van eri­gien­do se­gún la ne­ce­si­da­des de otros, de los que so­mos de­pen­dien­tes y co­lo­ni­za­dos. Re­co­no­cer las ca­lles os­cu­ras po­bla­das só­lo por los que no tie­nen mie­do, por­que tam­po­co tie­nen nin­gu­na otra co­sa. Sen­tir el odio ahí, a un pa­so irre­pri­mi­ble e inú­til, pe­ro en­cen­di­do. Bue­na no­ve­la, am­plia­men­te re­co­men­da­da.

La pa­la­bra es­cu­dri­ña­da eti­mo­ló­gi­ca­men­te es “Cir­co”. La pa­la­bra, pro­vie­ne en su eti­mo­lo­gía del la­tín "cir­cus" y se re­fie­re a una edi­fi­ca­ción con un es­pa­cio cir­cu­lar don­de se desa­rro­lla el es­pec­tácu­lo, cons­ti­tui­do por gim­nas­tas, ma­la­ba­ris­tas, equi­li­bris­tas, pa­ya­sos, et­cé­te­ra. Por lo ge­ne­ral, al ser iti­ne­ran­tes, se mon­tan con car­pas.

La Vi­da es una Tóm­bo­la El lu­nes 02 de oc­tu­bre, nues­tro in­vi­ta­do fue el Más­ter en Fi­lo­so­fía Al­ber­to Ra­fael León Ra­mos. Em­pe­za­mos ha­blan­do del ata­que en Las Ve­gas so­bre la mul­ti­tud iner­me, ¿qué ha­ce el país más po­de­ro­so del mun­do pa­ra pre­ve­nir esas tra­ge­dias? Lue­go abor­da­mos el te­ma de la in­de­pen­den­cia de Ca­ta­lu­ña y la fe­roz re­pre­sión por par­te de las fuer­zas po­li­cía­cas, lue­go nos pre­gun­ta­mos que ha pa­sa­do con la ayu­da in­ter­na­cio­nal ha­cia México en efec­ti­vo, la cual as­cien­de a 55.5 mi­llo­nes de dó­la­res, el co­men­ta­rio ge­ne­ra­li­za­do es que ya se lo ro­ba­ron las au­to­ri­da­des que lo re­ci­bie­ron, por úl­ti­mo ana­li­za­mos el es­ce­na­rio elec­to­ral pa­ra el 2018. Se con­tó con una gran par­ti­ci­pa­ción en la ra­dio RNR y en Fa­ce­book. Mil gra­cias a to­dos ellos, tam­bién pue­den en­con­trar el vi­deo en el ca­nal de You Tu­be Fuer­za Chihuahuen­se. No­tas lo­ca­les

Un cuarto o ba­ño adi­cio­nal.así se lla­ma el pro­gra­ma de la Di­rec­ción de Desa­rro­llo So­cial mu­ni­ci­pal. Con­sis­te co­mo su nom­bre lo di­ce en cons­truir pa­ra el be­ne­fi­cia­do, un cuarto o un ba­ño en su vi­vien­da “Sin cos­to al­guno”, es­te ti­po de ac­cio­nes que atien­den a la po­bla­ción con más ne­ce­si­da­des es loa­ble y de jus­to re­co­no­ci­mien­to. Tal es la vi­sión del pre­si­den­te mu­ni­ci­pal Dr. Da­vid Martínez Ga­rri­do, bus­car y ob­te­ner re­cur­sos pa­ra im­pac­tar a las ca­pas de la po­bla­ción que más lo re­quie­ren. Si, en mu­chas ad­mi­nis­tra­cio­nes la gen­te de ba­jos re­cur­sos ha si­do in­vi­si­ble, no en es­ta, aquí si exis­ten y se pre­ten­de fa­vo­re­cer­los.

¿A qué es­ta­mos ju­gan­do JMAS? Más tar­da el go­bierno mu­ni­ci­pal en ins­ta­lar la micro car­pe­ta en la zo­na cen­tro de la ciu­dad que la Jun­ta de Aguas y Sa­nea­mien­to en ex­ca­var y des­truir­la. Aho­ra si que co­mo di­ce la can­ción, “Arre, arre mi bu­rri­ta que no quie­re ca­mi­nar, da unos pa­sos pa’de­lan­te y unos pa­sos pa­ra atrás...”. La pa­la­bra cla­ve qui­zá sea sim­ple coor­di­na­ción.

“Hay muy po­cos mons­truos que ga­ran­ti­cen los mie­dos que les te­ne­mos”.

An­dré Gide

“Quien con mons­truos lu­cha cui­de de con­ver­tir­se a su vez en mons­truo. Cuan­do mi­ras lar­go tiem­po a un abis­mo, el abis­mo tam­bién mi­ra den­tro de ti”. Frie­drich Nietzs­che

“To­dos los mons­truos son ma­los, pe­ro los mons­truos que no se mue­ven ni ha­blan co­mo mons­truos son los peo­res de to­dos”.

Matt­hew Dicks

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.