PRE­SEN­TA­CIÓN

El Economista (México) - Autos - - Portada - Mar­cos Mar­tí­nez

Pen­sa­ba ini­ciar con la tri­lla­da fra­se: “El nue­vo bu­que in­sig­nia de...” pe­ro es­te coupé de enor­mes di­men­sio­nes se acerca más a un ya­te de ul­tra­lu­jo de 180 metros de es­lo­ra co­mo los que Gulf Craft fa­bri­ca ba­jo las ór­de­nes de sus más acau­da­la­dos clien­tes, en­tre los que se en­cuen­tran varios je­ques millonarios.

TRA­ZOS PULIDOS A DETALLE

Así de im­pac­tan­te re­sul­ta la ter­ce­ra ge­ne­ra­ción del Bentley Con­ti­nen­tal GT, un de­por­ti­vo que an­te­po­ne la comodidad y el más pu­ro pla­cer por con­du­cir so­bre la agre­si­vi­dad pa­ra que sus cua­tro ocu­pan­tes dis­fru­ten de lar­gos tra­yec­tos.

El di­se­ño ex­te­rior del Con­ti­nen­tal GT se ba­sa en una nue­va vi­sión atre­vi­da pe­ro sin la in­con­fun­di­ble per­so­na­li­dad que a lo lar­go de la his­to­ria ha acom­pa­ña­do a Bentley. Pa­ra ello, los in­ge­nie­ros tra­ba­ja­ron en el cuar­tel cen­tral de la fir­ma en Cre­we pa­ra com­bi­nar la fu­tu­ris­ta ima­gen del EXP 10 Speed 6 sin per­der de vis­ta el to­que de ex­cen­tri­ci­dad que de­be acom­pa­ñar a ca­da crea­ción de la mar­ca europea.

Su bur­gués es­tam­pa es­con­de lo úl­ti­mo en tec­no­lo­gía de fa­bri­ca­ción pues la pla­ta­for­ma MSB (desa­rro­lla­da por el Gru­po Volks­wa­gen y com­par­ti­da tam­bién por su pri­mo Pors­che Pa­na­me­ra), fue crea­da con la tec­no­lo­gía Su­per For­med. De es­ta for­ma, su es­truc­tu­ra de alu­mi­nio es­tá con­for­ma­da me­dian­te un pro­ce­so en el que se so­me­te a una tem­pe­ra­tu­ra su­pe­rior a los 500°C. Es­te mé­to­do da ma­yor li­ber­tad a los di­se­ña­do­res, pues las com­ple­jas lí­neas que na­cen en su ima­gi­na­ción tie­nen más pro­ba­bi­li­da­des de ser re­pro­du­ci­das en el mo­de­lo de pro­duc­ción. El Con­ti­nen­tal GT es el pri­mer au­to­mó­vil en el mun­do en el que los cos­ta­dos, des­de el fren­te has­ta la ca­jue­la, es­tán fa­bri­ca­dos con el pro­ce­so Su­per For­med.

Vis­to de perfil, el Bentley Con­ti­nen­tal GT luce más lar­go y cor­to con re­la­ción al pi­so, que la ge­ne­ra­ción pa­sa­da. Es­to es po­si­ble de­bi­do al em­pleo de la nue­va pla­ta­for­ma que se ca­rac­te­ri­za por una dis­tan­cia en­tre vía más grande. Por ello el co­fre es in­men­sa­men­te lar­go, mien­tras que la na­riz tie­ne una caí­da más pro­nun­cia­da, po­si­cio­nán­do­lo co­mo un Grand Tou­rer de cor­te de­por­ti­vo. Pe­ro a pe­sar de la mo­der­ni­dad que im­pe­ra en el con­cep­to de es­te mo­de­lo, las lí­neas cla­ve del pri­mer Con­ti­nen­tal en la his­to­ria de Bentley pre­va­le­cen. Así, las sen­sua­les cur­vas que na­cen des­de los fa­ros de­lan­te­ros lle­gan has­ta la par­te tra­se­ra, no sin an­tes ga­nar pre­sen­cia por su ma­yor mus­cu­la­tu­ra im­pre­sa en las sal­pi­ca­de­ras tra­se­ras. La za­ga es una pau­sa en el di­se­ño del Con­ti­nen­tal GT por­que las ca­la­ve­ras, aho­ra en for­ma de elip­ses, si­guen el es­ti­lo úni­co de las sa­li­das de es­ca­pe. Las lu­ces led y el di­se­ño de las ca­la­ve­ras dan el efec­to “jo­ya ilu­mi­na­da” que se mag­ni­fi­ca cuan­do se ac­ti­va la se­cuen­cia de bien­ve­ni­da al de­tec­tar que se acerca el conductor.

SA­LÓN REAL

El in­te­rior es una mues­tra de la ex­pe­rien­cia de Bentley en el uso de ma­te­ria­les de ca­rác­ter ex­clu­si­vo y que de­man­dan la ma­yor aten­ción en su tra­ta­mien­to. Así, des­de la piel na­tu­ral de la más al­ta ca­li­dad, pa­san­do por los ma­te­ria­les más pe­cu­lia­res de ori­gen sus­ten­ta­ble, in­clu­yen­do el Koa (la úl­ti­ma ma­de­ra uti­li­za­da por Bentley) has­ta los de­ta­lles de las pe­ri­llas y pa­lan­cas de alu­mi­nio pu­li­das a mano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.