SE­DUC­CIÓN OS­CU­RA

Se po­si­cio­na en la ci­ma de la fa­mi­lia Re­ne­ga­de con ele­men­tos ex­clu­si­vos que au­men­tan su va­lor, co­mo un SUV de ima­gen de­por­ti­va pe­ro con pres­ta­cio­nes su­pe­rio­res pa­ra sa­lir al cam­po

El Economista (México) - Autos - - PORTADA - Mar­cos Mar­tí­nez mar­cos.mar­ti­nez@ele­co­no­mis­ta.mx

Es­ta edi­ción se mues­tra más atrac­ti­va gra­cias a un len­gua­je es­pe­cial en el que el ne­gro bri­llan­te de­fi­ne su per­so­na­li­dad.

He­mos di­cho has­ta el can­san­cio que las pre­fe­ren­cias en la com­pra de au­tos nue­vos es­tán in­cli­na­das ha­cia los SUV y cros­so­vers. Las ven­tas de es­te ti­po de mo­de­los en lo que va del pe­rio­do enero a ma­yo del 2018, se­gún in­for­ma­ción pro­por­cio­na­da por la AMDA (Aso­cia­ción Me­xi­ca­na de Dis­tri­bui­do­res de Au­to­mo­to­res), as­cien­de a 134,192 uni­da­des, que equi­va­len a un cre­ci­mien­to de 2% com­pa­ra­do con el mis­mo pe­rio­do del 2017. Es­te seg­men­to (Usos múl­ti­ples) así co­mo el de Lu­jo, fue­ron los dos úni­cos que cre­cie­ron en es­tos pri­me­ros cin­co me­ses. Con ci­fras se ha­ce más cla­ro el pa­no­ra­ma pa­ra en­ten­der por qué ve­mos ca­da día más ca­mio­ne­tas en la ciu­dad y más ofer­tas de es­te seg­men­to.

YA CO­NO­CI­DO

Pa­ra acer­car­se a más clien­tes y ga­nar te­rreno fren­te a la com­pe­ten­cia, Jeep anun­ció la lle­ga­da de la edi­ción es­pe­cial Night Ea­gle pa­ra el SUV de en­tra­da Re­ne­ga­de, el mis­mo que des­em­bar­có en nues­tro país en abril del año pa­sa­do. Es­ta de­no­mi­na­ción es bien co­no­ci­da en otras par­tes del mun­do co­mo en Eu­ro­pa, pues se ha apli­ca­do a otros mo­de­los de la fa­mi­lia Jeep y se ca­rac­te­ri­za por una ima­gen ex­te­rior más de­por­ti­va. En el úl­ti­mo Sa­lón de Gi­ne­bra, rea­li­za­do en mar­zo de es­te año, la fir­ma de au­tos to­do­te­rreno des­ve­ló al­gu­nos ejem­pla­res y equi­pa­mien­tos úni­cos co­mo los nue­vos Wran­gler, Che­ro­kee, Grand Che­ro­kee Track­hawk y, por pri­me­ra vez, el Com­pass Night Ea­gle, que atra­jo los re­flec­to­res por su co­lor

ne­gro y los adi­ta­men­tos es­té­ti­cos que hi­cie­ron más so­fis­ti­ca­da su pre­sen­cia. Con la lle­ga­da de es­te mo­de­lo se com­ple­men­tó la se­rie es­pe­cial Night Ea­gle (pa­ra Eu­ro­pa) com­pues­ta por Re­ne­ga­de, Che­ro­kee, Grand Che­ro­kee y Wran­gler.

El Re­ne­ga­de Night Ea­gle no pier­de sus prin­ci­pa­les ca­rac­te­rís­ti­cas que lo ha­cen per­fec­to pa­ra en­tor­nos re­du­ci­dos gra­cias a su ta­ma­ño y fa­ci­li­dad de con­trol. El lar­go to­tal es de 4,255 mi­lí­me­tros con­tra 1,805 de an­cho y 1,648 de al­to; la al­tu­ra al pi­so su­pera los 25 cen­tí­me­tros. Su con­cep­to es­tá pla­ga­do de ele­men­tos que re­cuer­dan al mo­de­lo que ini­ció la his­to­ria de Jeep, el Willys, mis­mos que lo apar­tan po­si­ti­va­men­te del res­to de sus com­pe­ti­do­res que han apos­ta­do al mis­mo tiem­po por un es­ti­lo más cer­cano al de un cros­so­ver, de­jan­do a un la­do la sen­sa­ción de fuer­za y ro­bus­tez. La in­cor­po­ra­ción de es­te pa­que­te su­po­ne cla­ras di­fe­ren­cias con las ver­sio­nes Sport y La­ti­tu­de gra­cias a los ele­men­tos de los que ire­mos pla­ti­can­do.

Jeep es­co­gió el co­lor ne­gro co­mo el có­di­go prin­ci­pal en la ima­gen de es­te mo­de­lo. Ol­ví­da­te (afor­tu­na­da­men­te) de los vi­vos cro­ma­dos en el fren­te o en los cos­ta­dos, por­que si bien es cier­to que no le van mal, me pa­re­ce que es­tán re­ser­va­dos pa­ra vehícu­los con una orien­ta­ción ha­cia el lu­jo. A un de­por­ti­vo uti­li­ta­rio co­mo el Re­ne­ga­de cla­ra­men­te no le van, por­que aun­que sus di­men­sio­nes son re­du­ci­das, co­mu­ni­ca fuer­za y de­ci­sión al afron­tar el ca­mino sin pa­vi­men­to.

Así que es­pe­cí­fi­ca­men­te los ape­lli­dos Night Ea­gle ba­ñan de ne­gro bri­llan­te a ele­men­tos co­mo la pa­rri­lla de sie­te ba­rras, a los bi­se­les que acom­pa­ñan a los fa­ros de­lan­te­ros, a los anagra­mas Re­ne­ga­de, así co­mo a las ca­la­ve­ras, el te­cho aca­ba­do en ne­gro ma­te y a los ri­nes de 17”. De es­ta for­ma ol­ví­da­te de in­ver­tir en ac­ce­so­rios ex­tras, con los que co­rres el ries­go de per­der la ga­ran­tía, de que tu au­to su­fra una ave­ría o el de en­con­trar­los en un pre­cio muy al­to.

DI­SE­ÑO IN­TE­RIOR

Se vi­ve la mis­ma at­mós­fe­ra de con­trol y do­mi­nio del en­torno que en las otras dos ver­sio­nes. Su po­si­cio­na­mien­to es cla­ra­men­te su­pe­rior en lo que con­cier­ne a su fa­mi­lia. Por ejem­plo, la ver­sión Sport tie­ne una pan­ta­lla blan­co y ne­gro pa­ra con­tro­lar el sis­te­ma de au­dio mien­tras que el ni­vel La­ti­tu­de ya mon­ta una de 5” a co­lor y tác­til con el sis­te­ma ma­nos li­bres Ucon­nect.

Pa­ra es­ta ver­sión se adi­cio­nan la piel ne­gra pa­ra asien­tos, así co­mo el len­gua­je en ne­gro bri­llan­te en to­do el in­te­rior. Es­ta ima­gen os­cu­ra com­ple­men­ta al bien ter­mi­na­do ta­ble­ro y cua­dro de ins­tru­men­tos co­mo re­lo­jes e in­di­ca­do­res cla­ros, con las dos sa­li­das centrales pa­ra el ai­re acon­di­cio­na­do así co­mo la barra horizontal que se ubi­ca fren­te al acom­pa­ñan­te y que es un to­que di­fe­ren­te a lo que ya se co­no­ce en el seg­men­to. De igual for­ma in­cor­po­ra ca­da uno de los de­ta­lles de di­se­ño ba­sa­dos en el equi­pa­mien­to tí­pi­co de los de­por­tes ex­tre­mos y las for­mas en “X” ins­pi­ra­das en sus fa­ros tra­se­ros. En­tre el equi­pa­mien­to dis­po­ni­ble es­tán el bo­tón de arran­que, el freno de es­ta­cio­na­mien­to eléctrico, la pan­ta­lla de 7” en el clús­ter, cá­ma­ra tra­se­ra, el sis­te­ma de en­tra­da pa­si­va con Key­less En­ter’n Go y los fa­ros de nie­bla que se en­cien­den au- to­má­ti­ca­men­te del la­do que se gi­ra el vo­lan­te pa­ra de­sa­pa­re­cer los pun­tos con po­ca vi­si­bi­li­dad al dar vuel­ta.

SIN CAM­BIOS ME­CÁ­NI­COS

La plan­ta de po­der, co­mo en el res­to de la ga­ma Re­ne­ga­de, es un cua­tro ci­lin­dros de 1.8 li­tros de des­pla­za­mien­to de­no­mi­na­do E-To­rQ. La po­ten­cia to­tal que desa­rro­lla es de 130 ca­ba­llos de po­ten­cia y 134 lb-pie de par mo­tor, nú­me­ros que son ca­pa­ces de ani­mar a sus 1,415 ki­los de pe­so. Por su par­te, la trans­mi­sión es au­to­má­ti­ca de seis cam­bios y equi­pa el pro­gra­ma Sport. Gra­cias al es­ca­lo­na­mien­to de ca­da re­la­ción es fácil ob­te­ner el me­jor desem­pe­ño en un en­torno ur­bano con re­cu­pe­ra­cio­nes y ace­le­ra­cio­nes des­ta­ca­das.

SE­GU­RI­DAD

En es­te apar­ta­do nos to­pa­mos con un buen nú­me­ro de ele­men­tos y sis­te­mas. Pa­ra em­pe­zar es­tá su cons­truc­ción de cuer­po rí­gi­do que le con­fie­re un ni­vel de ri­gi­dez tor­sio­nal muy al­to que se no­ta en el ma­ne­jo en au­to­pis­ta así co­mo en te­rre­nos de­man­dan­tes al sa­lir del pa­vi­men­to y ci­ru­lar por agre­si­vos cam­bios de al­tu­ra o án­gu­los. En el me­nú es­tán las bol­sas de ai­re de ro­di­lla pa­ra con­duc­tor, de co­rti­na pa­ra con­duc­tor y pa­sa­je­ro, la­te­ra­les de­lan­te­ras, Con­trol Cru­ce­ro, Con­trol de Es­ta­bi­li­dad pa­ra Re­mol­ques, Con­trol de Trac­ción en to­das las ve­lo­ci­da­des, Con­trol Elec­tró­ni­co de Es­ta­bi­li­dad, Dis­tri­bu­ción Elec­tró­ni­ca de Fre­na­do, Fre­nos de Sis­te­ma An­ti­blo­queo, In­mo­vi­li­za­dor de mo­tor, Mo­ni­to­reo de Pre­sión de Llantas, Sis­te­ma de Alerta So­no­ra y Vi­sual de Cin­tu­ro­nes de Se­gu­ri­dad De­lan­te­ros, Sis­te­ma de An­cla­je de Si­llas pa­ra Ni­ños ISO­FIX, Sis­te­ma de Asis­ten­cia Elec­tró­ni­ca An­ti­vuel­co, Sis­te­ma de Tem­po­ri­za­dor de Fa­ros, Alar­ma de Se­gu­ri­dad con Con­trol Re­mo­to, Asis­ten­cia de Arran­que en Subidas y Asis­ten­cia de Fre­na­do de Emer­gen­cia.

Jeep Re­ne­ga­de, con su di­se­ño fres­co con for­mas y pro­por­cio­nes agre­si­vas, re­fle­ja aven­tu­ra, mo­der­ni­dad y es­ti­lo úni­co. Es­tá di­se­ña­do y cons­trui­do co­mo un SUV so­bre una es­truc­tu­ra li­ge­ra, pe­ro de gran ri­gi­dez, pro­du­cién­do­se en la plan­ta más mo­der­na del Gru­po FCA a ni­vel mun­dial”.

Ra­fael Paz,

di­rec­tor de Jeep y Ram en Mé­xi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.