IN­NO­VA­CIÓN PORSCHE

Aho­rrar cos­tos, re­du­cir el pe­so y bus­car nue­vos ele­men­tos son par­te de la mi­sión que tie­ne el equi­po de in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo de Porsche. Hoy ya se em­plean en di­fe­ren­tes mo­de­los

El Economista (México) - Autos - - PORTADA - Re­dac­ción au­tos@ele­co­no­mis­ta.mx

La in­ves­ti­ga­ción en el desa­rro­llo de nue­vos ma­te­ria­les tie­ne sus pri­me­ros re­sul­ta­dos en la ga­ma ale­ma­na. Ade­más de ser más li­ge­ros, su­po­nen un gran aho­rro.

Des­de ha­ce años, nue­vos ma­te­ria­les y alea­cio­nes es­tán pre­sen­tes en la in­dus­tria au­to­mo­triz, so­bre to­do en las mar­cas que co­mer­cia­li­zan de­por­ti­vos y de lu­jo. Hoy da­re­mos un vis­ta­zo a las in­ves­ti­ga­cio­nes que Porsche lle­va a ca­bo con di­fe­ren­tes com­pues­tos que han su­pe­ra­do la fa­se ex­pe­ri­men­tal y que ya es­tán pre­sen­tes en va­rios de sus mo­de­los. La cons­tan­te en to­das ellas es que son más li­ge­ras, re­sis­ten­tes y du­ra­bles.

CONS­TRUC­CIÓN 3D

En ca­so de un per­can­ce la es­truc­tu­ra del vehícu­lo de­be ab­sor­ber la ener­gía ge­ne­ra­da mien­tras que la zo­na que al­ber­ga a los ocu­pan­tes ten­drá que so­por­tar la fuer­za del im­pac­to sin de­for­mar­se. Es en es­te úl­ti­mo pun­to que los pi­la­res A, B y C son esen­cia­les en ca­so de una vol­ca­du­ra. El pi­lar A pro­por­cio­na el es­pa­cio de su­per­vi­ven­cia en una vol­ca­du­ra de vehícu­lo, es­pe­cial­men­te en los vehícu­los abier­tos co­mo con­ver­ti­bles y roads­ters. Gra­cias a la in­ves­ti­ga­ción en nue­vos ma­te­ria­les el per­fil de ace­ro de ho­ja del­ga­da del pi­lar A con­tie­ne un se­gun­do per­fil he­cho de ace­ro de al­ta re­sis­ten­cia que es más grue­so en su cen­tro y se es­tre­cha en los ex­tre­mos. El plás­ti­co ne­gro con pun­tas rom­boi­da­les en­cie­rra el me­tal de al­ta re­sis- ten­cia y lo re­fuer­za des­de el in­te­rior. Al mi­rar­lo con aten­ción se pue­den apre­ciar las dos ca­pas adi­cio­na­les de fi­bra de vi­drio de plás­ti­co ter­mo­for­ma­do en­tre el plás­ti­co in­yec­ta­do re­for­za­do con fi­bra de vi­drio y el me­tal. A es­ta es­truc­tu­ra se le de­no­mi­na Com­pues­tos de lá­mi­nas or­gá­ni­cas. De es­ta for­ma, el pi­lar A 3D de cons­truc­ción hí­bri­da es un di­se­ño in­ven­ta­do por Porsche cu­ya prin­ci­pal ven­ta­ja es que no se pan­dea o de­for­ma en ca­so de una vol­ca­du­ra, al igual que ocu­rri­ría con los pi­la­res A he­chos con ace­ro de al­ta re­sis­ten­cia, pe­ro pe­sa 5 ki­lo­gra­mos me­nos. En es­te apar­ta­do, Mat­hias Frös­chle, di­rec­tor del de­par­ta­men­to de Pre­de­sa­rro­llo de Es­truc­tu­ra de Porsche, se­ña­la: “La es­truc­tu­ra del fu­tu­ro com­bi­na di­fe­ren­tes ma­te­ria­les li­via­nos co­mo ace­ro de al­ta re­sis­ten­cia, alu­mi­nio, mag­ne­sio y po­lí­me­ro re­for­za­do con fi­bra de car­bono. La se­gu­ri­dad de los ocu­pan­tes es la prin­ci­pal preo­cu­pa­ción en Porsche. El con­cep­to de cons­truc­ción hí­bri­da 3D con­tri­bu­ye a la se­gu­ri­dad, y es más li­ge­ro y ape­nas más ca­ro que to­das las de­más so­lu­cio­nes has­ta la fe­cha.

Otra pie­za que em­plea es­ta téc­ni­ca de cons­truc­ción y ma­te­ria­les es el pe­dal del freno pre­sen­te en el 918 Spy­der o en el Pa­na­me­ra. En en ella se pue­den ver los pá­ne­les de fi­bra de vi­drio ter­mo­for­ma­dos en un mar­co re­for­za­do con fi­bra de vi­drio. La con­jun­ción de los di­fe­ren­tes ma­te­ria­les da co­mo re­sul­ta­do una pie­za

más li­via­na que el me­tal. El em­pleo de es­ta téc­ni­ca con­vier­te a Porsche en el pri­mer fa­bri­can­te en to­do el mun­do en uti­li­zar­la en la pro­duc­ción en se­rie.

GO­RI­LLA GLASS

Se tra­ta de un cris­tal ul­tra­del­ga­do de al­ta re­sis­ten­cia con pro­pie­da­des óp­ti­cas per­fec­tas que es­tá pre­sen­te ca­si en to­dos los te­lé­fo­nos ce­lu­la­res. Porsche lo em­pleó por pri­me­ra vez en el 918 Spy­der con el pa­que­te Weis­sach al dar­le for­ma a un pá­nel de vi­drio la­mi­na­do com­pues­to por dos lá­mi­nas del­ga­das de vi­drio con una pe­lí­cu­la en­tre ellas; tie­ne una su­per­fi­cie de apro­xi­ma­da­men­te 20 cen­tí­me­tros cua­dra­dos. Es­te ma­te­rial tam­bién se em­plea en los Porsche 911 GT2 RS y 911 Ca­rre­ra T, en el pa­ra­bri­sas tra­se­ro y las ven­ta­nas la­te­ra­les. Los ade­lan­tos de Porsche tam­bién per­mi­ten que se apli­que en cris­ta­les cur­va­dos, una téc­ni­ca que has­ta ha­ce po­co tiem­po no era con­ve­nien­te por su po­ca re­sis­ten­cia. El vi­drio tie­ne me­nos de 2 mi­lí­me­tros de gro­sor, pe­ro es apro­xi­ma­da­men­te 40% más li­viano y más del do­ble de re­sis­ten­te al im­pac­to de las ro­cas. Lue­go es­tá la pro­tec­ción ca­si de 100% con­tra los ra­yos UV, una pro­tec­ción tér­mi­ca mu­cho me­jor y una pro­tec­ción op­ti­mi­za­da con­tra el rui­do.

La es­truc­tu­ra del fu­tu­ro com­bi­na di­fe­ren­tes ma­te­ria­les li­via­nos co­mo ace­ro de al­ta re­sis­ten­cia, alu­mi­nio, mag­ne­sio y po­lí­me­ro re­for­za­do con fi­bra de car­bono. La se­gu­ri­dad de los ocu­pan­tes es la prin­ci­pal preo­cu­pa­ción en Porsche.

Fo­to : archivo

DI­FE­REN­TES ALEA­CIO­NES y ma­te­ria­les me­jo­ra­rán el desem­pe­ño de los au­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.