DI­SE­ÑO VOLKS­WA­GEN

Volks­wa­gen De­sign des­de ha­ce al­gu­nos años in­tro­du­ce cam­bios en sus áreas de di­se­ño. La uti­li­za­ción de la tec­no­lo­gía más avan­za­da en es­ta área re­du­ce cos­tos, tiem­po y co­nec­ta a to­do el mun­do

El Economista (México) - Autos - - PORTADA - Re­dac­ción au­tos@ele­co­no­mis­ta.mx

Di­se­ñar los au­tos es un pro­ce­so ca­da vez más com­ple­jo. La mar­ca ale­ma­na, de la mano de los dis­po­si­ti­vos más avan­za­dos, desa­rro­lla un nue­vo pro­ce­so crea­ti­vo.

Ha­cer­lo más rá­pi­do, re­du­cien­do cos­tos y ha­cien­do más efi­cien­te el in­ter­cam­bio de in­for­ma­ción en­tre áreas son al­gu­nas de las ra­zo­nes por las que Volks­wa­gen ha en­tra­do en una nue­va era en el di­se­ño y desa­rro­llo de sus mo­de­los. La in­ver­sión ha si­do cuan­tio­sa pe­ro los be­ne­fi­cios se pre­sen­ta­ron de in­me­dia­to gra­cias a di­ver­sas so­lu­cio­nes.

PIO­NE­ROS EN LA MA­TE­RIA

De es­ta for­ma, el Volks­wa­gen De­sign in­no­va me­dian­te la uti­li­za­ción de pan­ta­llas led, la ex­plo­ra­ción de con­cep­tos y es­que­mas me­dian­te la reali­dad vir­tual, así co­mo el desa­rro­llo del di­se­ño in­ter­ac­ti­vo que re­du­ce los tiem­pos de in­ves­ti­ga­ción. Los cam­bios pro­pues­tos por Volks­wa­gen De­sign per­mi­ten el avan­ce en un nue­vo pro­ce­so de trans­for­ma­ción di­gi­tal que obli­gó a la com­pa­ñía a mo­di­fi­car com­ple­ta­men­te sus mé­to­dos de tra­ba­jo en los úl­ti­mos dos años. La mar­ca ale­ma­na ase­gu­ra que es­tas ac­cio­nes han te­ni­do un éxi­to in­me­dia­to que se pue­de apre­ciar des­de la crea­ción de nue­vos pro­duc­tos has­ta el mo­men­to de su acep­ta­ción por la Jun­ta Di­rec­ti­va en un pe­rio­do más cor­to.

Es­to se de­be a que to­do el pro­ce­so de di­se­ño adop­tó un no­ve­do­so pro­ce­so di­gi­tal que des­de el prin­ci­pio de­mos­tró el in­cre­men­to sig­ni­fi­ca­ti­vo en la cul­mi­na­ción de pro­yec­tos, la efi­cien­cia de las ta­reas desa­rro­lla­das in­di­vi­dual­men­te por ca­da tra­ba­ja­dor y la fa­ci­li­dad de co­la­bo­ra­ción en­tre ubi­ca­cio­nes. Es­tos nue­vos pro­ce­sos tam­bién les die­ron a los em­plea­dos más opor­tu­ni­da­des pa­ra el desa­rro­llo per­so­nal y pro­fe­sio­nal.

CO­MO EN EL CI­NE

Volks­wa­gen De­sign ha es­ta­do in­vo­lu­cra­do en el te­ma de los mé­to­dos de tra­ba­jo di­gi­ta­les du­ran­te va­rios años. Por lo tan­to, se han rea­li­za­do gran­des in­ver­sio­nes en sis­te­mas de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción pa­ra la pre­sen­ta­ción de pro­yec­tos co­mo una pan­ta­lla led de al­ta re­so­lu­ción de 18 me­tros. Un dis­po­si­ti­vo de es­te ta­ma­ño nun­ca an­tes se ha­bía uti­li­za­do en la in­dus­tria au­to­mo­triz y su fun­cio­na­mien­to per­mi­te apre­ciar a de­ta­lle mo­de­los vir­tua­les con imá­ge­nes de 360°, por ejem­plo, o me­dian­te el acer­ca­mien­to de zo­nas es­pe­cí­fi­cas de ca­da pro­yec­to. To­do es­te es­fuer­zo tie­ne co­mo ob­je­ti­vo que los di­rec­ti­vos den su vis­to bueno a los mo­de­los vir­tua­les en un me­nor tiem­po y con la fa­ci­li­dad de ha­cer­lo des­de un mo­ni­tor.

So­lu­cio­nes co­mo és­ta han ori­gi­na­do cam­bios pro­fun­dos en el di­se­ño tra­di­cio­nal. Una de las prác­ti­cas más co­mu­nes, aun en la ac­tua­li­dad, es la uti­li­za­ción de ar­ci­lla pa­ra la re­crea­ción de mo­de­los en di­fe­ren­tes es­ca­las. Con es­tos no­ve­do­sos pro­ce­sos co­mien­zan a dis­mi­nuir los cos­tos y la ma­si­va uti­li­za­ción de es­te ma­te­rial pa­ra Volks­wa­gen. Los re­sul­ta­dos son cla­ros: el uso re­du­ci­do y más es­pe­cí­fi­co de los mo­de­los de pre­sen­ta­ción fí­si­ca ha lle­va­do a aho­rros de de­ce­nas de mi­llo­nes des­de me­dia­dos del 2016.

REALI­DAD VIR­TUAL Y REALI­DAD AU­MEN­TA­DA

Es­tos dos sis­te­mas tie­nen tam­bién un pa­pel pre­pon­de­ran­te pa­ra la mar­ca. Gra­cias a la in­tro­duc­ción de ga­fas de da­tos de al­ta re­so­lu­ción, los di­se­ña­do­res y el per­so­nal in­vo­lu­cra­do en es­ta área pue­den apre­ciar nue­vos pro­duc­tos desa­rro­lla­das con­jun­ta­men­te y eva­lua­das en ca­li­dad fo­to­rrea­lis­ta. Las va­li­da­cio­nes de ca­da pro­duc­to se lle­van a ca­bo por va­rias per­so­nas de for­ma si­mul­tá­nea en ca­da uno de los si­tios vir­tual­men­te si­mu­la­dos de to­do el mun­do. Por lo tan­to, exis­te una co­mu­ni­ca­ción cons­tan­te y efec­ti­va en­tre los Centros de Di­se­ño de Volks­wa­gen en to­do el mun­do a me­di­da que pro­po­nen di­se­ños pa­ra di­fe­ren­tes mer­ca­dos iden­ti­fi­can ten­den­cias, desa­rro­llan ideas y op­ti­mi­zan con­cep­tos. De es­ta ma­ne­ra, la di­ver­si­dad y la com­pe­ten­cia de las ideas se fo­men­tan al mis­mo tiem­po que se sin­cro­ni­zan en to­do el mun­do.

Las nue­vas opor­tu­ni­da­des de di­se­ño ha­cen que sea más fá­cil pa­ra los di­se­ña­do­res tra­ba­jar en con­jun­to con otros co­le­gas de desa­rro­llo, di­se­ño y de di­fe­ren­tes dis­ci­pli­nas. Es­to per­mi­te a los in­ge­nie­ros —co­mo los que se es­pe­cia­li­zan en ae­ro­di­ná­mi­ca— in­te­grar­se per­fec­ta­men­te en el pro­ce­so, lo que en úl­ti­ma ins­tan­cia be­ne­fi­cia la crea­ti­vi­dad y la ma­du­rez del pro­duc­to. El re­qui­si­to pre­vio es una po­ten­te in­fra­es­truc­tu­ra de TI que per­mi­ta la co­la­bo­ra­ción en tiem­po real a tra­vés de las fronteras na­cio­na­les.

En Volks­wa­gen, la di­gi­ta­li­za­ción es­tá vi­va en el di­se­ño, y es­to es al­go de lo que los em­plea­dos tam­bién se be­ne­fi­cian: los nue­vos pro­ce­sos abren pers­pec­ti­vas in­tere­san­tes pa­ra el desa­rro­llo per­so­nal”. Klaus Bis­choff, di­rec­tor de Di­se­ño de Volks­wa­gen.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.