Prue­ba de ma­ne­jo MUDFEST 2018

Una aven­tu­ra en la que el prin­ci­pal desafío fue es­ca­par a las tram­pas del ba­rro. La pe­ri­cia de ca­da tri­pu­la­ción y la di­rec­ción de Juan Bos­co fue­ron ne­ce­sa­rias pa­ra com­ple­tar la ru­ta

El Economista (México) - Autos - - PORTADA - Re­dac­ción au­tos@ele­co­no­mis­ta.mx

La la­gu­na El Sa­la­do, en Tlax­ca­la, fue el par­que de di­ver­sio­nes pa­ra los aven­tu­re­ros de Jeep. Fiesta, en el lo­do.

El quin­to ele­men­to de la na­tu­ra­le­za se hi­zo pre­sen­te en un even­to sin pre­ce­den­tes. Hoy te con­ta­ré so­bre una jor­na­da que reunió a pro­pie­ta­rios de mo­de­los Jeep en la que se di­vir­tie­ron de una for­ma di­fe­ren­te a las que te he pre­sen­ta­do en otras oca­sio­nes. Fue así que, a fi­na­les del mes de agos­to, se lle­vó a ca­bo la oc­ta­va edi­ción del Mopar Mudfest Mé­xi­co, un even­to or­ga­ni­za­do por Bos­co’s Camp 4x4, una em­pre­sa de­di­ca­da a la or­ga­ni­za­ción de even­tos, ta­lle­res de con­duc­ción, pre­pa­ra­ción de vehícu­los y man­te­ni­mien­to de uni­da­des. El re­to prin­ci­pal de es­ta fiesta fue su­pe­rar el lo­do en di­fe­ren­tes si­tua­cio­nes co­mo atra­ve­sar un cam­po, ven­cer una pen­dien­te o au­xi­liar a otro par­ti­ci­pan­te que ha­ya que­da­do atra­pa­do en el ca­mino. Pa­ra ello, se abrió la con­vo­ca­to­ria a vehícu­los Jeep, a la que res­pon­die­ron 15 vehícu­los equi- pa­dos con sis­te­ma de trac­ción 4x4 y en­tre los que fue ma­yo­ría la ver­sión Ru­bi­con equi­pa­da con el mo­tor V6 Pen­tas­tar de 3.6 li­tros de des­pla­za­mien­to y una po­ten­cia de 285 hp. pre­pa­ra­ción

El pun­to de reunión fue la Ha­cien­da Sol­te­pec, lu­gar en don­de los par­ti­ci­pan­tes des­can­sa­ron la no­che del vier­nes 24 de agos­to pa­ra es­tar lis­tos a la ma­ña­na si­guien­te. Muy tem­prano ca­da una de las tri­pu­la­cio­nes

El pri­mer pa­so es re­du­cir la pre­sión de in­fla­do a 18 li­bras y así fa­ci­li­tar la trac­ción. Sin em­bar­go, hay que po­ner aten­ción al ti­po de vehícu­lo 4x4, ade­más de que es ne­ce­sa­rio con­tar con aros en los ri­nes pa­ra evi­tar el des­pren­di­mien­to del neu­má­ti­co.

Pa­ra evi­tar la pér­di­da de trac­ción, hay que man­te­ner una ve­lo­ci­dad cons­tan­te. A su vez, de­be­rá gi­rar­se el vo­lan­te con mo­vi­mien­tos cor­tos (iz­quier­da-de­re­cha) pa­ra per­mi­tir eva­cuar el lo­do acu­mu­la­do y man­te­ner la tra­yec­to­ria.

Evi­tar ace­le­rar a fon­do, ya que es seguro que el au­to que­da­rá atra­pa­do, pues las llan­tas al gi­rar más rá­pi­do que la ve­lo­ci­dad a la que se des­pla­za el vehícu­lo for­ma­rán sur­cos que se ha­rán más pro­fun­dos y ter­mi­na­rán por de­te­ner y atas­car al au­to.

El ob­je­ti­vo del día fue no que­dar atra­pa­dos en el lo­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.