A FA­VOR DE LA FA­MI­LIA

Cons­cien­te de que el seg­men­to no es el más im­por­tan­te en ven­tas, KIA trae a Sedona pa­ra afian­zar su pre­sen­cia al es­tar pre­sen­te en ca­si to­dos los seg­men­tos del mer­ca­do. Un mi­ni­ván que sa­be con­sen­tir a la fa­mi­lia

El Economista (México) - Autos - - PORTADA - Mar­cos Mar­tí­nez mar­cos.mar­ti­nez@ele­co­no­mis­ta.mx

Dos con­fi­gu­ra­cio­nes pa­ra el in­te­rior y cua­tro ver­sio­nes dan vi­da a es­ta mi­ni­ván. La po­ten­cia de 266 ca­ba­llos se aso­cia con una trans­mi­sión de 6 ve­lo­ci­da­des.

Du­ran­te el lan­za­mien­to del KIA For­te, pu­de pla­ti­car con Ho­ra­cio Chá­vez, ma­na­ging di­rec­tor de KIA Mo­tors Mé­xi­co, so­bre el buen pa­so de la mar­ca que di­ri­ge en nues­tro mer­ca­do, así co­mo de la re­no­va­ción pau­la­ti­na de la ga­ma. Lue­go de re­pa­sar la lle­ga­da de otros mo­de­los co­mo el Rio en sus dos ca­rro­ce­rías o la del Stin­ger que po­ne a KIA en la li­ga de los de­por­ti­vos de al­to desem­pe­ño, lle­ga­mos al mo­men­to de Sedona, una mi­ni­ván de la que se es­tu­vo pre­pa­ran­do el arri­bo des­de prin­ci­pios del año. De es­ta for­ma, hoy te pla­ti­ca­ré a de­ta­lle de es­te mo­de­lo y de su in­cur­sión en nues­tro mer­ca­do.

PO­SI­CIÓN EN EL MER­CA­DO

Sedona es un nom­bre al que nos ten­dre­mos que acos­tum­brar y fa­mi­lia­ri­zar de aho­ra en ade­lan­te; sin em­bar­go, de­bes sa­ber que se tra­ta de uno de los ex­po­nen­tes más po­pu­la­res del fa­bri­can­te. De es­ta mi­ni­ván co­rre ya su ter­ce­ra ge­ne­ra­ción a la que re­cien­te­men­te se apli­có una re­mo­za­da pro­fun­da que se­rá la que nues­tro mer­ca­do go­za­rá al be­ne­fi­ciar­se de ma­yor equi­pa­mien­to y di­se­ño. En Es­ta­dos Uni­dos, es si­nó­ni­mo de éxi­to al ro­bar mer­ca­do a mo­de­los que du­ran­te mu­chos años han si­do el re­fe­ren­te; por ello es fá­cil ima­gi­nar­se que se­rá un fuer­te con­ten­dien­te pa­ra To­yo­ta Sien­na, Hon­da Odys­sey, Chrys­ler Pa­cí­fi­ca y Dod­ge Grand Ca­ra­van, aun­que es­te seg­men­to no sea el de ma­yor cre­ci­mien­to en nues­tro país. De he­cho, la apues­ta de KIA con Sedona apun­ta ha­cia la ima­gen que cons­tru­ye en nues­tro mer­ca­do, ya que el ob­je­ti­vo es que clien­te per­ci­ba su for­ta­le­za al es­tar pre­sen­te en el ma­yor nú­me­ro de apar­ta­dos de nuestra pla­za.

TA­MA­ÑO Y ES­TI­LO

En cues­tión de di­men­sio­nes, al­can­za un lar­go to­tal de 5,115 mi­lí­me­tros por 2,268 de an­cho y una al­tu­ra de 1,755 mi­lí­me­tros, mien­tras que la dis­tan­cia en­tre ejes es de 3,060. Com­pa­ra­da con Hon­da Odys­sey, es sen­si­ble­men­te más cor­ta, ya que la ex­po­nen­te ja­po-

ne­sa lle­ga a 5,183 mi­lí­me­tros y con una dis­tan­cia en­tre ejes ma­yor que al­can­za 3 me­tros. Por su par­te, la Sien­na, de To­yo­ta, en la lon­gi­tud to­tal se que­da cor­ta con 5,085 mi­lí­me­tros, aun­que la dis­tan­cia en­tre ejes es aún más lar­ga que Odys­sey y, por lo tan­to, que Sedona al re­gis­trar 3,030 mi­lí­me­tros. Con es­tas ci­fras, po­drás dar­te una idea de la po­si­ción que to­ma la co­rea­na con­tra las dos mi­ni­va­nes que son las lí­de­res del seg­men­to. Una cuo­ta muy im­por­tan­te, in­clu­so más que el lar­go to­tal, es la dis­tan­cia en­tre ejes por­que en­tre ellos el fa­bri­can­te y sus in­ge­nie­ros de­ben en­con­trar la me­jor for­ma de aco­mo­dar los asien­tos y to­das las ame­ni­da­des re­ser­va­das pa­ra los ocu­pan­tes, pe­ro sin sa­cri­fi­car los cen­tí­me­tros dis­po­ni­bles que son res­pon­sa­bles de la ha­bi­ta­bi­li­dad y co­mo­di­dad del in­te­rior. So­bre es­te pun­to, me aden­tra­ré más ade­lan­te por­que ha­brá que men­cio­nar las dos con­fi­gu­ra­cio­nes con las que la ca­pa­ci­dad pa­ra lle­var a los ocu­pan­tes va­ría en­tre sie­te y ocho per­so­nas.

En cuan­to al di­se­ño ex­te­rior, man­tie­ne la ima­gen que KIA ha pues­to en to­da su ga­ma, aun­que por sus ma­yo­res di­men­sio­nes obli­ga­ron a la adap­ta­ción de pun­tos sen­si­bles co­mo la pa­rri­lla fron­tal que re­sal­ta por su su­per­fi­cie al per­mi­tir una ma­yor en­tra­da de aire ha­cia el mo­tor. Los fa­ros rec­tan­gu­la­res se ex­tien­den so­bre las sal­pi­ca­de­ras; en su in­te­rior, se apre­cia fá­cil­men­te su na­tu­ra­le­za de fun­cio­na­mien­to, ya que son de pro­yec­ción con en­cen­di­do au­to­má­ti­co. Pa­ra la ver­sión más equi­pa­da (SLX), las lu­ces de po­si­ción son ti­po led. Uno de los cam­bios que for­ma par­te de es­ta re­no­va­ción es­tá en las lu­ces an­ti­nie­bla mon­ta­das en la fas­cia de­lan­te­ra, por­que ade­más de con­tar con un mar­co cro­ma­do es­tán di­vi­di­das en cua­tro pro­yec­to­res.

Por los cos­ta­dos, el tra­za­do es muy lim­pio sin mol­du­ras o gra­ba­dos so­bre la lá­mi­na que di­si­mu­len su gran ta­ma­ño, de he­cho, las áreas acris­ta­la­das re­cu­rren a un es­ti­lo clá­si­co rec­tan­gu­lar con­tra­rio a es­ti­los co­mo el que mues­tra la Odys­sey, por ejem­plo.

Pa­ra la par­te tra­se­ra, re­cu­rre a un de­ta­lle muy po­pu­lar en los mer­ca­dos de Amé­ri­ca del Nor­te apli­ca­do a los au­tos que tie­ne que ver con los em­be­lle­ce­do­res cro­ma­dos. A pe­sar de tra­tar­se so­la­men­te de una mol­du­ra, des­ta­ca por la su­per­fi­cie tan gran­de de la quin­ta puer­ta. So­bre el me­da­llón hay un ale­rón que al­ber­ga la ter­ce­ra luz de freno y me­jo­ra el tra­ta­mien­to del vien­to. La aper­tu­ra del por­tón es de fun­cio­na­mien­to eléc­tri­co.

FA­MI­LIA GRAN­DE

En el in­te­rior, de­pen­dien­do de la ver­sión que eli­jas (LX, EX, EX Pack y SLX), se­rá la con­fi­gu­ra­ción y ca­pa­ci­dad pa­ra lle­var per­so­nas por­que hay dos: la pri­me­ra con po­si­bi­li­dad de car­gar con ocho per­so­nas gra­cias a la se­gun­da fi­la ti­po ban­ca co­rri­da, mien­tras que en la se­gun­da se re­cu­rre a dos asien­tos in­di­vi­dua­les con lo que dis­mi­nu­ye a sie­te el nú­me­ro de ocu­pan­tes. La gran ven­ta­ja de es­te aco­mo­do es que esos asien­tos tie­nen la mo­da­li­dad de po­si­ción de des­can­so, en la que ade­más de re­cli­nar­se el res­pal­do, el asien­to cuen­ta con so­por­tes pa­ra pier­nas, por lo que re­sul­tan ex­tre­ma­da­men­te có­mo­dos pa­ra via­jar en ellos.

El ac­ce­so se rea­li­za me­dian­te dos por­to­nes la­te­ra­les de ac­cio­na­mien­to eléc­tri­co pa­ra la ver­sión más al­ta o ma­nual en el resto. En lo que se re­fie­re a la quin­ta puer­ta o ca­jue­la, su aper­tu­ra es del mis­mo mo­do, aun­que con la ven­ta­ja de te­ner la fun­ción sin ma­nos al acer­car­se a ella y una vez que es re­co­no­ci­do la lla­ve de arran­que.

Por lo que se re­fie­re a la tec­no­lo­gía, una de sus ca­rac­te­rís­ti­cas más so­bre­sa­lien­tes es la adi­ción de dos pan­ta­llas mon­ta­das en las ca­be­ce­ras de la pri­me­ra fi­la, ade­más de ser de al­ta re­so­lu­ción pue­den mos­trar con­te­ni­dos in­de­pen­dien­tes y fun­cio­nan tam­bién co­mo mo­ni­tor, pues tie­nen la po­si­bi­li­dad de re­fle­jar la pan­ta­lla del smartp­ho­ne.

Por su par­te, una pan­ta­lla de 7” sen­si­ble al tac­to es el cen­tro de co­man­do pa­ra los pa­sa­je­ros de­lan­te­ros por­que en ella se con­tro­lan los sis­te­mas del au­to co­mo la ra­dio, el en­la­ce Blue­tooth pa­ra la te­le­fo- nía, en­tre otros. Ha­ce du­pla con una más pe­que­ña de 3.5” ubi­ca­da en el cen­tro del clús­ter; en ella el con­duc­tor vi­sua­li­za to­da la in­for­ma­ción con­cer­nien­te a la con­duc­ción y al es­ta­do del vehícu­lo co­mo el con­su­mo de com­bus­ti­ble, la pre­sión de in­fla­do de las llan­tas, la fuente de so­ni­do, con­fi­gu­ra­ción del me­nú de he­rra­mien­tas o lo re­la­cio­na­do con el te­lé­fono.

Gra­cias al aire acon­di­cio­na­do de tres zo­nas, es po­si­ble con­fi­gu­rar la tem­pe­ra­tu­ra de for­ma in­de­pen­dien­te. Por ejem­plo, en la par­te de­lan­te­ra es po­si­ble es­ta­ble­cer una tem­pe­ra­tu­ra más ba­ja pa­ra el con­duc­tor y evi­tar que se em­pa­ñe el pa­ra­bri­sas mien­tras que el acom­pa­ñan­te po­drá ajus­tar una más al­ta que no le sea mo­les­ta. En la par­te tra­se­ra po­drá ajus­tar­se una más cá­li­da pa­ra que la fa­mi­lia via­je más có­mo­da.

De igual for­ma, los cua­tro ni­ve­les de equi­pa­mien­to de­ter­mi­nan el ti­po de ves­ti­du­ra pa­ra el in­te­rior. Pa­ra los dos pri­me­ros hay te­la, mien­tras que la piel re­vis­te a los EX Pack y SXL; los to­nos en am­bos ca­sos son Light Grap­hi­te Gray y Ca­mel Bei­ge.

PO­DER DE CA­SA

El mo­tor re­sul­ta co­no­ci­do pa­ra nues­tro mer­ca­do por­que es el mis­mo que equi­pa So­ren­to. Se tra­ta del V6 de 3.3 li­tros que desa­rro­lla una po­ten­cia de 266 ca­ba­llos de po­ten­cia y un par mo­tor de 234 lb–pie. Es­ta fuente de po­der ha­ce man­cuer­na con una trans­mi­sión au­to­má­ti­ca de 6 ve­lo­ci­da­des, que gra­cias a su es­ca­lo­na­mien­to permite sen­tir cier­ta agi­li­dad al vo­lan­te, so­bre to­do, por­que sus res­pues­tas a la po­si­ción del ace­le­ra­dor y a la ne­ce­si­dad de ha­cer una re­cu­pe­ra­ción son ve­lo­ces.

Por lo que se re­fie­re a se­gu­ri­dad, el pa­que­te es­tá con­for­ma­do por sis­te­mas co­mo el con­trol elec­tró­ni­co de es­ta­bi­li­dad, asis­ten­te de arran­que en pen­dien­te, seis bol­sas de aire pa­ra el in­te­rior, cá­ma­ra de reversa con guías di­ná­mi­cas que fa­ci­li­tan el es­ta­ble­ci­mien­to de la tra­yec­to­ria a se­guir, fre­nos con sis­te­ma an­ti­blo­queo (ABS), sen­so­res tra­se­ros pa­ra el es­ta­cio­na­mien­to, en­tre otros.

EN LA PAN­TA­LLA CEN­TRAL SE PUE­DE IN­GRE­SAR A AN­DROID AU­TO, AP­PLE CA­RP­LAY Y LA CÁ­MA­RA DE REVERSA.

LA VER­SIÓN SXL SE BE­NE­FI­CIA CON DO­BLE TE­CHO PA­NO­RÁ­MI­CO, ME­MO­RIA DE PO­SI­CIÓN PA­RA ASIEN­TO DEL CON­DUC­TOR Y ASIEN­TOS DE­LAN­TE­ROS CON CALEFACCIÓN.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.