NIS­SAN Leaf

La se­gun­da ge­ne­ra­ción del pri­mer eléc­tri­co que se ven­dió en Mé­xi­co ya es­tá a la ven­ta. Más au­to­no­mía, po­ten­cia y re­no­va­do di­se­ño son só­lo al­gu­nas de sus me­jo­ras

El Economista (México) - Autos - - PORTADA - Mar­cos Mar­tí­nez mar­cos.mar­ti­nez@ele­co­no­mis­ta.mx

Tres ver­sio­nes con­for­man la ofer­ta del eléc­tri­co ja­po­nés pa­ra Mé­xi­co. Aho­ra re­co­rre 240 km con una car­ga.

Re­cuer­do el al­bo­ro­to que cau­só la lle­ga­da de es­te mo­de­lo en el 2014, por­que nun­ca se ha­bía ven­di­do uno de su ti­po en nues­tro país. Más allá de pre­gun­tar­se si la au­to­no­mía se­ría su­fi­cien­te pa­ra una jor­na­da de uso, es­ta­ba la in­cer­ti­dum­bre de los cen­tros de car­ga dis­po­ni­bles, el tiem­po que ha­bría que es­pe­rar has­ta que la ba­te­ría es­tu­vie­ra lis­ta o cuán­to in­ver­ti­ría­mos por ca­da re­car­ga pa­ra com­pa­rar con el gas­to en ga­so­li­na. Hoy el mer­ca­do y sus clien­tes evo­lu­cio­na­ron, así co­mo la in­fra­es­truc­tu­ra de re­car­ga a la par del Leaf, por lo que hoy es­tá lis­to pa­ra ga­nar te­rreno y de­jar atrás su pe­rio­do de adap­ta­ción.

CAM­BIO DE DI­SE­ÑO

Atrás que­dó el es­ti­lo fu­tu­ris­ta de la pri­me­ra ge­ne­ra­ción de Leaf, a la vez que sus di­men­sio­nes se man­tu­vie­ron ca­si in­tac­tas com­pa­ra­do con la pri­me­ra ver­sión: lar­go de 4,480 mi­lí­me­tros con­tra 2,445 mm; an­cho de 1,770 con­tra 1,790; mien­tras que el al­to re­sul­tó en 10 mi­lí­me­tros más cor­to com­pa­ra­do con el mo­de­lo 2017, al re­gis­trar 1,540 mi­lí­me­tros. La dis­tan­cia en­tre ejes se man­tu­vo sin cam­bio con 2,700 mm. Por lo que se re­fie­re a sus for­mas, no­ta­rás que ya no son tan con­tro­ver­sia­les co­mo las del pri­mer mo­de­lo, hoy se no­ta al­go más co­mún.

La for­ma de cu­ña es­tá sua­vi­za­da por ele­men­tos es­té­ti­cos que de­fi­nen a la mar­ca co­mo la pa­rri­lla V-Shield o el es­ti­lo de las lu­ces tra­se­ras. A cam­bio de las for­mas re­don­das de la pri­me­ra en­tre­ga, aho­ra pa­re­ce al­go de­por­ti­vo con cor­tes rec­tos y con ale­ro­nes y de­flec­to­res que sa­lie­ron de su es­con­di­te y aho­ra sal­tan a la vis­ta. La to­ma de ener­gía se man­tie­ne en el fren­te del vehícu­lo jus­to de­trás del lo­go de la ca­sa; ahí una ta­pa pro­te­ge las to­mas de co­rrien­te.

AL­GO FAL­TA

Se per­ci­ben me­jo­res ma­te­ria­les, así co­mo ma­yor es­pa­cio en am­bas fi­las de asien­tos. En ge­ne­ral, hay nuevas líneas y for­mas pa­ra los bo­to­nes y con­tro­les, aun­que el es­ti­lo de la pa­lan­ca de la trans­mi­sión en for­ma cir­cu­lar se man­tie­ne. Otro ele­men­to que me­jo­ra la ex­pe­rien­cia en el ha­bi­tácu­lo es el vo­lan­te de tres ra­dios, gra­cias a su di­se­ño al­go más atre­vi­do y a que cuen­ta con con­tro­les. En la con­so­la cen­tral, de­cep­cio­na no to­par­se con la pan­ta­lla TFT a co­lor de 7”, pues en su lu­gar es­tá una de 5”, ade­más no cuen­ta con Ap­ple Ca­rP­lay y An­droid Au­to, un equi­pa­mien­to que ya es re­gla en au­tos de es­te ni­vel de pre­cio y más cuan­do se tra­ta de uno tan tec­no­ló­gi­ca­men­te avan­za­do.

MÁS PO­DER

El mo­tor eléc­tri­co me­jo­ró en po­ten­cia y tor­que com­pa­ra­do con la pri­me­ra ge­ne­ra­ción; el fa­bri­can­te se­ña­la que aho­ra la po­ten­cia cre­ció a 147 hp con­tra 107 hp y el tor­que au­men­tó a 236 lb-pie con­tra 187 lb-pie, res­pec­ti­va­men­te. Por su par­te, la ba­te­ría de ion-li­tio au­men­tó en ca­pa­ci­dad ca­si al do­ble, pues aho­ra es de 40 kW con­tra los 24 kW del mo­de­lo an­te­rior. De es­ta for­ma, la au­to­no­mía cre­ció a 240 ki­ló­me­tros.

A la ac­tua­li­za­ción del tren mo­triz de Nis­san Leaf se su­man dos he­rra­mien­tas de con­duc­ción di­se­ña­das pa­ra que el con­duc­tor ob­ten­ga un me­jor desem­pe­ño de su au­to. La pri­me­ra tie­ne que ver con el sis­te­ma e-Pe­dal, una so­lu­ción que ya se equi­pa en otros mo­de­los co­mo el Che­vro­let Bolt EV. Se tra­ta de una más efi­caz ad­mi­nis­tra­ción del efec­to de im­pul­so sin des­pe­gar el pie del ace­le­ra­dor, en el que só­lo es ne­ce­sa­rio au­men­tar o dis­mi­nuir la pre­sión so­bre el pe­dal con el ob­je­ti­vo de ga­nar o per­der ve­lo­ci­dad. Es­to re­sul- ta muy ven­ta­jo­so pa­ra la re­cu­pe­ra­ción de la car­ga de la ba­te­ría. En ca­so de qui­tar el pie del pe­dal, se apli­can los fre­nos re­ge­ne­ra­ti­vos has­ta que Leaf se de­tie­ne por com­ple­to.

Por su par­te, el ProPILOT es una asis­ten­cia que ha­ce más se­gu­ra la con­duc­ción en el en­torno con otros vehícu­los. Per­mi­te que el vehícu­lo re­co­noz­ca, man­ten­ga y cir­cu­le por un ca­rril, sien­do ca­paz de man­te­ner la ve­lo­ci­dad de cru­ce­ro y la dis­tan­cia con el au­to que le an­te­ce­de, así co­mo de fre­nar has­ta ha­cer al­to to­tal en ca­so de ser ne­ce­sa­rio. Es­ta ca­pa­ci­dad le co­lo­ca co­mo un au­to con ni­vel 3 en la es­ca­la de con­duc­ción au­tó­no­ma.

La in­fra­es­truc­tu­ra de re­car­ga es de 298 car­ga­do­res a ni­vel na­cio­nal

Hay tres ti­pos de re­car­ga: 110V, 220V y 440V (red pú­bli­ca).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.