RU­TA 4X4 Aca­pul­co

El puer­to tu­rís­ti­co más im­por­tan­te de Mé­xi­co re­ci­bió a un gru­po de ex­pe­di­cio­na­rios. El río Pa­pa­ga­yo re­pre­sen­tó la prue­ba a ven­cer de es­ta ru­ta

El Economista (México) - Autos - - PORTADA - Juan Bos­co re­dac­ción@ele­co­no­mis­ta.mx

Ríos, pan­ta­nos y un cli­ma tro­pi­cal fue­ron los in­gre­dien­tes de es­ta tra­ve­sía. El tra­ba­jo en equi­po fue vi­tal.

Pen­sar en Aca­pul­co re­sul­ta fá­cil, su vi­da noc­tur­na, in­fra­es­truc­tu­ra ho­te­le­ra y sus lu­ga­res de vi­si­ta obli­ga­da, co­mo Pie de la Cues­ta, La Que­bra­da o Ba­rra Vie­ja, son só­lo al­gu­nos pa­sa­tiem­pos de un via­je de pla­cer; sin em­bar­go, cuan­do de­ci­di­mos em­pren­der una tra­ve­sía de aven­tu­ra en nues­tro 4x4, en­ton­ces esa ex­pe­rien­cia es­ta­rá car­ga­da de adre­na­li­na pu­ra.

Una vez más, con­ta­mos con un buen nú­me­ro de par­ti­ci­pan­tes, la ma­yo­ría de ellos con va­rias ru­tas en su his­to­rial y otros po­cos con la emo­ción de ha­cer­lo por pri­me­ra vez. Así en­ton­ces las tri­pu­la­cio­nes se reunie­ron en el ho­tel se­de, Fies­ta Ame­ri­ca­na, pa­ra re­ci­bir la in­for­ma­ción de­ta­lla­da so­bre los re­tos a ven­cer. El sá­ba­do por la ma­ña­na, jus­to al ama­ne­cer, los vehícu­los se alis­ta­ron pa­ra ini­ciar una ex­pe­rien­cia úni­ca.

A CRU­ZAR EL PA­PA­GA­YO

Las pri­me­ras prue­bas las rea­li­za­mos con cau­te­la, por­que los

afluen­tes del río Pa­pa­ga­yo se en­con­tra­ban abier­tos es­con­dien­do tram­pas de are­na. Por eso fue ne­ce­sa­rio es­pe­rar a que la ma­rea ba­ja­ra pa­ra ini­ciar el cru­ce de ca­da uno. En es­tas con­di­cio­nes se pre­sen­ta el efec­to lla­ma­do na­ve­ga­ción ma­ri­na, en el que el con­duc­tor pier­de el sen­ti­do de la ubi­ca­ción de­bi­do a la iner­cia y al mo­vi­mien­to del agua que por mo­men­tos nos ha­ce pen­sar que es­ta­mos flo­tan­do. Por es­ta ra­zón es que en to­do mo­men­to hay que aten­der las ins­truc­cio­nes de los lí­de­res de ru­ta y man­te­ner con­tac­to vi­sual con ellos.

CO­MO EQUI­PO

El prin­ci­pal desafío fue al cru­zar una zo­na de man­gle del río Pa­pa­ga­yo con zo­nas cu­ya pro­fun­di­dad lle­gó al me­tro y me­dio; en ellas só­lo pu­die­ron cir­cu­lar los vehícu­los equi­pa­dos con snor­kel. Des­pués con­du­ci­mos más de 12 ki­ló­me­tros so­bre la are­na sor­tean­do co­cos, tron­cos y al­gu­nos otros des­he­chos del mar has­ta lle­gar al oa­sis. Por la tar­de, pa­ra lle­gar a la la­gu­na del Te­co­ma­te, de­bía­mos cru­zar la lo­ca­li­dad de Cha­ca­la­pa; al in­ten­tar avan­zar, el ex­pe­ri­men­ta­do equi­po Darky Boy que­dó atra­pa­do en una zan­ja pro­fun­da con 90° de in­cli­na­ción. Sin em­bar­go, li­be­rar­lo só­lo fue cues­tión de mi­nu­tos, ya que ca­da tri­pu­la­ción reali­zó una ta­rea es­pe­cí­fi­ca y con ello sa­lió del apu­ro. La ve­ge­ta­ción y el te­rreno cam­bia­ron com­ple­ta­men­te. Cac­tá­ceas de pun­tas co­lor ro­ji­zo con lia­nas y exu­be­ran­te ve­ge­ta­ción nos co­nec­ta­ron en el ca­mino vie­jo de la la­gu­na del Te­co­ma­te con gran­des can­ti­da­des de lo­do, ro­cas y la pre­sen­cia de ani­ma­les sal­va­jes.

TÉC­NI­CA DE CON­DUC­CIÓN: CRU­CE DE RÍOS

An­tes de cru­zar un río, de­be­mos ins­pec­cio­nar a pie la pro­fun­di­dad del mis­mo y los obs­tácu­los. Los pan­ta­nos sue­len es­tar for­ma­dos de agua es­tan­ca­da y ge­ne­ral­men­te tie­nen un sue­lo blan­do e in­con­sis­ten­te que re­sul­tan una tram­pa.

Pa­ra cui­dar su inversión, el me­jor con­se­jo es uti­li­zar un snor­kel pa­ra au­men­tar el flu­jo y ele­var la to­ma de ai­re. De es­ta ma­ne­ra po­dre­mos ha­cer in­mer­sio­nes ma­yo­res a un me­tro y me­dio de al­tu­ra com­bi­na­do con un se­lla­do die­léc­tri­co pa­ra mó­du­los, ar­nés y compu­tado­ra.

De­bi­do a la pre­sen­cia del efec­to na­ve­ga­ción ma­ri­na, es vi­tal man­te­ner con­tac­to vi­sual con el di­rec­tor de ru­ta que nos da­rá las ins­truc­cio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra cru­zar.

EQUI­PO OBLI­GA­DO

La lis­ta de equi­po es­pe­cial desa­rro­lla­do por Mo­par es muy gran­de y lo me­jor es que ca­da uno de es­tos adi­ta­men­tos man­tie­ne la ga­ran­tía del vehícu­lo. Pa­ra una ru­ta co­mo la de es­tas pá­gi­nas en la que hay que cru­zar un río, pan­tano o cir­cu­lar por are­na, se re­co­mien­da con­tar con snor­kel, rines con ari­llo bead­lock, fil­tro de al­to flu­jo, en­tre otros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.