NO AL SMARTP­HO­NE

El Economista (México) - Industria Automotriz - - Tecnología e innovación -

Tres co­sas apren­dió Raúl Rojas González de la cul­tu­ra ger­ma­na: • Su cul­tu­ra de la in­ves­ti­ga­ción (sin

in­ves­ti­ga­ción, no hay edu­ca­ción). • Su or­ga­ni­za­ción (una se­ma­na después de la ca­pi­tu­la­ción de Ale­ma­nia en la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial, el co­rreo reini­ció ac­ti­vi­dad a pe­sar de que la ciu­dad es­ta­ba en rui­nas). • Su men­ta­li­dad ganadora, que les

per­mi­te dar re­sul­ta­dos. El aca­dé­mi­co lee de to­do. No hay gé­ne­ro fa­vo­ri­to. Pe­ro, el li­bro que tie­ne en su es­cri­to­rio tra­ta so­bre las di­fe­ren­tes cla­ses de di­no­sau­rios.

El in­ves­ti­ga­dor ger­mano-me­xi­cano, lí­der en la in­ves­ti­ga­ción de la con­duc­ción au­tó­no­ma e in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, si­gue sin usar smartp­ho­ne, al que ve la des­ven­ta­ja de dis­traer a los es­tu­dian­tes.

“Tie­ne sus ven­ta­jas, ob­via­men­te, co­mo pe­dir in­for­ma­ción y dis­tri­buir­la de­mo­crá­ti­ca­men­te, pe­ro la tec­no­lo­gía crea un po­co de adic­ción y por eso pre­fie­ro to­mar­la con cal­ma”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.