Armadoras en el Ba­jío im­pul­san a au­to­par­te­ras

Em­pre­sas po­bla­nas con esa vo­ca­ción ven en em­pre­sas del sec­tor ubi­ca­das en Gua­na­jua­to opor­tu­ni­dad pa­ra cre­cer y desa­rro­llar­se

El Economista (México) - Industria Automotriz - - Corredores Industriales - Mi­guel Her­nán­dez mi­guel.her­nan­dez@ele­co­no­mis­ta.mx

El de­sa­rro­llo de la in­dus­tria au­to­mo­triz en el co­rre­dor del Ba­jío abre la opor­tu­ni­dad de que las au­to­par­te­ras po­bla­nas Tier 2 es­ca­len a Tier 1, mien­tras que en la en­ti­dad no tie­nen esa as­pi­ra­ción de­bi­do a que Au­di y Volks­wa­gen pre­fie­ren dar a ma­qui­lar sus com­po­nen­tes a unas cuan­tas de pri­mer ni­vel.

Así lo di­jo el pre­si­den­te del clús­ter au­to­mo­triz Pue­bla-Tlax­ca­la y pre­si­den­te del ra­mo au­to­mo­triz de la Cá­ma­ra Na­cio­nal de la In­dus­tria de Trans­for­ma­ción (Ca­na­cin­tra), Ul­rich Tho­ma Ki­wus.

“Fi­nan­cie­ra­men­te, las Tier 2 no tie­nen ca­pa­ci­dad de sos­te­ner pro­yec­tos, y de­ben ser apo­ya­das con­ti­nua­men­te pa­ra cre­cer”, ex­pli­có.

Só­lo cin­co de las 40 Tier 2 afi­lia­das a la cá­ma­ra lo­gra­ron su­bir a pro­vee­do­res di­rec­tos en los úl­ti­mos seis años, pe­se al au­ge que co­bró el sec­tor au­to­mo­triz po­blano por la ins­ta­la­ción de una plan­ta de Au­di.

Sin em­bar­go, lo hi­cie­ron gra­cias a la aper­tu­ra de las fá­bri­cas de Nis­san y Hon­da en el Ba­jío a las au­to­par­te­ras de otros es­ta­dos, re­fi­rió.

En­tre los re­qui­si­tos que cum­plie­ron fue­ron la cer­ti­fi­ca­ción TS 16949 ba­sa­da en ISO 9001, de la ca­li­dad del pro­duc­to; pro­duc­ti­vi­dad; com­pe­ti­ti­vi­dad y me­jo­ra con­ti­nua.

Ade­más, im­pli­có que las au­to­par­te­ras de­ban rein­ver­tir en sus plan­tas pa­ra in­cre­men­tar su ca­pa­ci­dad de pro­duc­ción y con­tra­tar has­ta 30% más de per­so­nal.

Tho­ma Ki­wus re­ve­ló que Volks­wa­gen, en vez de ne­go­ciar con 10 pro­vee­do­ras, lo ha­ce con dos, a las que da a ma­qui­lar pa­que­tes de com­po­nen­tes, pa­ra que de­ter­mi­nen si dan tra­ba­jo a otras, que pue­den ser só­lo Tier 1 o in­cluir a las Tier 2.

“Es una si­tua­ción de ha­ce años, con el fin de que los pro­vee­do­res di­rec­tos se ha­gan res­pon­sa­bles de cum­plir con las cer­ti­fi­ca­cio­nes de ca­li­dad en pro­duc­ción y re­du­cir las ne­go­cia­cio­nes”, aña­dió.

cré­di­tos

Afir­mó que es­tán tra­ba­jan­do con la Ca­na­cin­tra lo­cal pa­ra bus­car pro­gra­mas de fi­nan­cia­mien­to pú­bli­co me­dian­te la pre­sen­ta­ción de pro­yec­tos de al­gu­nas sub­pro­vee­do­ras y que pue­dan me­jo­rar sus con­di­cio­nes, ya que tie­nen más pro­ble­mas de ro­ta­ción de per­so­nal que los pro­vee­do­res di­rec­tos de las armadoras en Pue­bla.

El sec­tor de pro­vee­du­ría po­bla­na afi­lia­do a la Ca­na­cin­tra es­tá com­pues­to por 85 fir­mas, de las cua­les 45 son Tier 1 y el res­to, Tier 2, que ge­ne­ran más de 10,000 em­pleos.

El di­rec­ti­vo del clús­ter re­co­no­ció que pe­se a las opor­tu­ni­da­des de ne­go­cio que re­pre­sen­ta el clús­ter au­to­mo­triz en Gua­na­jua­to y la re­gión del Ba­jío, pa­ra las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas, los pla­zos de pa­go de has­ta 135 días no son con­ve­nien­tes, pues eso las po­ne en ries­go de des­ca­pi­ta­li­zar­se.

Aun así, di­jo, pre­fie­ren asu­mir el ries­go que se­guir de­pen­dien­do de al­gún pro­vee­dor de pri­mer ni­vel.

Fo­to: ar­chi­vo

VA­LOR AGRE­GA­DO. Po­cas pro­vee­do­ras po­bla­nas cre­cen.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.