Con­ver­gen­cia au­to­mo­triz de tec­no­lo­gías desafía a au­to­par­te­ras

El Economista (México) - Industria Automotriz - - Innovación / Autoparteras - Leo­pol­do Tre­jo leo­pol­do.tre­jo@ele­co­no­mis­ta.mx

La dis­rup­ción au­to­mo­triz que cau­sa la con­ver­gen­cia de las tec­no­lo­gías eléc­tri­ca, de con­duc­ción au­tó­no­ma y la co­nec­ti­vi­dad me­jo­ra­rá la mo­vi­li­dad en las ciu­da­des, pe­ro afec­ta­rá a la in­dus­tria tra­di­cio­nal glo­bal y a la es­ta­ble­ci­da en Mé­xi­co, en es­pe­cial a las em­pre­sas que son pro­vee­do­ras de au­to­par­tes, ase­gu­ró Ma­nuel Nie­blas, so­cio lí­der de Ma­nu­fac­tu­ra de De­loit­te Mé­xi­co, quien les su­gie­re “evo­lu­cio­nar ha­cia los nue­vos in­su­mos que de­man­dan las ten­den­cias tec­no­ló­gi­cas” del si­glo XXI, pa­ra no que­dar­se al mar­gen.

“La tec­no­lo­gía de la con­duc­ción au­tó­no­ma ten­drá un efec­to pa­ra los paí­ses fa­bri­can­tes de vehícu­los co­mo Mé­xi­co, por lo que es muy im­por­tan­te que las em­pre­sas pro­vee­do­ras reali­cen in­ver­sio­nes en las tec­no­lo­gías de elec­tró­ni­ca avan­za­da y com­po­nen­tes eléc­tri­cos (sen­so­res, cá­ma­ras, radares y soft­wa­re) pa­ra que la In­ver­sión Ex­tran­je­ra Di­rec­ta (IED) con­ti­nué lle­gan­do a Mé­xi­co, co­mo pun­to im­por­tan­te mun­dial de fa­bri­ca­ción de vehícu­los”, ad­vir­tió Nie­blas.

Ar­gu­men­tó que una em­pre­sa pro­vee­do­ra pue­de ser efi­cien­te en la pro­duc­ción de equi­po pa­ra los vehícu­los de com­bus­tión in­ter­na, pe­ro si no evo­lu­cio­na ha­cia las tec­no­lo­gías de con­duc­ción au­tó­no­ma, lo que ha­ce ya no se­rá útil y sal­drá del mer­ca­do.

La ven­ta­ja ac­tual de es­ta in­dus­tria re­la­cio­na­da con la mano de obra ba­ra­ta me­xi­ca­na, con las tec­no­lo­gías de la con­duc­ción au­tó­no­ma, pa­sa­rá a segundo plano, por lo que ad­vir­tió que la so­lu­ción pa­ra par­ti­ci­par en la con­ver­gen­cia tec­no­ló­gi­ca es in­te­gral e in­clu­ye la ca­pa­ci­ta­ción ade­cua­da de in­ge­nie­ros en el desa­rro­llo de tec­no­lo­gías au­tó­no­mas, pe­ro pa­ra ha­cer­lo reali­dad se ne­ce­si­ta in­ver­sión tri­par­ti­ta: pú­bli­ca, de las es­cue­las de la Ini­cia­ti­va Pri­va­da y de la pro­pia in­dus­tria au­to­mo­triz.

En su­ma, sos­tu­vo que “el con­cep­to de mano de obra ba­ra­ta de­be­rá ser sus­ti­tui­do por el de mano de obra ca­li­fi­ca­da, ca­paz de ope­rar plan­tas con tec­no­lo­gía de pun­ta, con im­pre­so­ras 3D y ma­te­ria­les avan­za­dos. Mé­xi­co le de­be dar la vuel­ta a es­te con­cep­to y ser un ju­ga­dor im­por­tan­te en el nue­vo mer­ca­do au­to­mo­triz”, aco­tó fi­nal­men­te Ma­nuel Nie­blas.

Mé­xi­co le de­be dar la vuel­ta a la tec­no­lo­gía tra­di­cio­nal y ser un ju­ga­dor im­por­tan­te en el nue­vo mer­ca­do au­to­mo­triz”. Ma­nuel Nie­blas, so­cio lí­der de Ma­nu­fac­tu­ra de De­loit­te.

fo­to ee: hu­go sa­la­zar.

Una fir­ma pro­vee­do­ra pue­de ser efi­cien­te en la pro­duc­ción de equi­po pa­ra vehícu­los de com­bus­tión in­ter­na, pe­ro si no evo­lu­cio­na a la con­duc­ción au­tó­no­ma lo que ha­ce ya no se­rá útil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.