Mo­re­na avan­za, PRD re­tro­ce­de

El Economista (México) - Los Políticos - - Portada - Por Li­dia Aris­ta GO­BIERNO AC­TUAL

El des­gas­te en el ejer­ci­cio de go­bierno y una ciu­da­da­nía enoja­da con su go­ber­na­dor son ele­men­tos que po­drían ha­cer que los mo­re­len­ses op­ten por una se­gun­da al­ter­nan­cia

En el 2012, el Par­ti­do de la Re­vo­lu­ción De­mo­crá­ti­ca con­si­guió la se­gun­da al­ter­nan­cia en Mo­re­los, seis años des­pués no fi­gu­ra en­tre los fa­vo­ri­tos pa­ra ga­nar en la gu­ber­na­tu­ra de­bi­do a que el go­bierno de Gra­co Ra­mí­rez es uno de los peo­res eva­lua­dos de Mé­xi­co, así co­mo que ese par­ti­do pos­tu­la­rá co­mo su can­di­da­to a Ro­dri­go Ga­yos­so, quien no só­lo re­pre­sen­ta la con­ti­nui­dad de la ac­tual ad­mi­nis­tra­ción sino que ha si­do se­ña­la­do de ha­cer ne­go­cios su­cios al am­pa­ro del po­der pú­bli­co, ade­más de que el sur­gi­mien­to de Mo­re­na co­mo par­ti­do le ha res­ta­do com­pe­ti­ti­vi­dad elec­to­ral en ese es­ta­do, en el que in­clu­so el PRI tie­ne más pro­ba­bi­li­da­des de ga­nar que el PRD de con­ti­nuar.

En la que se­rá su pri­me­ra elec­ción pa­ra com­pe­tir por la gu­ber­na­tu­ra de Mo­re­los, Mo­re­na op­tó por cons­truir una alian­za con el Par­ti­do del Tra­ba­jo y En­cuen­tro So­cial. Se acor­dó que el can­di­da­to se definiría a tra­vés de una en­cues­ta que mi­da la po­pu­la­ri­dad y la po­si­ble ca­pa­ci­dad pa­ra go­ber­nar del pre­si­den­te mu­ni­ci­pal con li­cen­cia de Cuer­na­va­ca, Cuauh­té­moc Blan­co, y el se­na­dor Ra­bin­dra­nath Sa­la­zar.

Aun­que el le­gis­la­dor es me­nos co­no­ci­do, su as ba­jo la man­ga es con­tar con el apo­yo de An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor tan­to pa­ra con­se­guir la no­mi­na­ción co­mo pa­ra in­ten­tar ga­nar la gu­ber­na­tu­ra. En ese es­ta­do, Obra­dor cuen­ta con una fuer­za elec­to­ral im­por­tan­te que ha que­da­do de­mos­tra­da en las dos pa­sa­das elec­cio­nes fe­de­ra­les cuan­do ga­nó la ma­yor can­ti­dad de vo­tos que los mo­re­len­ses die­ron a los can­di­da­tos a la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca.

De op­tar por el ex­fut­bo­lis­ta, Mo­re­na de­be­ría car­gar con el des­gas­te que le ge­ne­ró ser pre­si­den­te mu­ni­ci­pal de Cuer­na­va­ca, pues sus ha­bi­tan­tes se quejan de las ma­las con­di­cio­nes de se­gu­ri­dad .

El des­gas­te del PRD en el ejer­ci­cio de go­bierno, una ciu­da­da­nía enoja­da con su go­ber­na­dor, la si­tua­ción de inseguridad, la ele­va­da deu­da pú­bli­ca y la fal­ta de con­tra­pe­sos al Po­der Eje­cu­ti­vo es­ta­tal son ele­men­tos que pa­re­cie­ra abo­nan a que el pró­xi­mo 1 de ju­lio, los mo­re­len­ses op­ten por una se­gun­da al­ter­nan­cia. Mo­re­na fi­gu­ra co­mo el fa­vo­ri­to, aun­que no se pue­de des­car­tar al PRI.

Aun­que se di­ce que pa­ra triun­far en Mo­re­los es ne­ce­sa­rio ga­nar Cuer­na­va­ca, pues ahí se con­cen­tra gran par­te de la lis­ta no­mi­nal, el dis­cur­so de cam­pa­ña que fun­cio­na­rá pa­ra los can­di­da­tos de opo­si­ción se­rá la pro­me­sa de me­ter a la cár­cel a Ra­mí­rez Abreu de com­pro­bar­se ma­los ma­ne­jos du­ran­te su ad­mi­nis­tra­ción.

PRD, CUES­TA ARRI­BA

El PRD lo­gró con­cre­tar una alian­za con el PSD, lue­go de que el PAN y Mo­vi­mien­to Ciu­da­dano re­cha­za­ran co­li­gar­se de­bi­do a que el pre­can­di­da­to úni­co se­ría el hi­jo adop­ti­vo del go­ber­na­dor sa­lien­te, y es que so­bre Ro­dri­go Ga­yos­so pe­san di­ver­sos se­ña­la­mien­tos, en­tre ellos que du­ran­te la ad­mi­nis­tra­ción de Gra­co Ra­mí­rez lo­gró ha­cer­se de una for­tu­na, par­te de la cual es­tá uti­li­zan­do en la cons­truc­ción de su can­di­da­tu­ra.

Un ele­men­to que pe­sa­rá so­bre la can­di­da­tu­ra de Ga­yos­so es que los mo­re­len­ses no aprue­ban

la ges­tión de Ra­mí­rez Abreu. De acuer­do con una en­cues­ta de Con­sul­ta Mi­tofsky, só­lo 37% de los ciu­da­da­nos de Mo­re­los aprue­ba su ad­mi­nis­tra­ción.

EN EL PRI AÚN NO HAY DEFINICIONES

Pa­ra es­ta con­tien­da, el PRI com­pe­ti­rá só­lo con Nue­va Alian­za, pues el PVEM de­fi­nió con­ten­der por se­pa­ra­do. A pe­sar de que se men­cio­na que el Pa­nal pu­die­ra de­fi­nir quién se­rá el can­di­da­to a la gu­ber­na­tu­ra, son va­rios priistas los que han le­van­ta­do la mano pa­ra ob­te­ner la no­mi­na­ción, en­tre ellos: el ex­can­di­da­to a go­ber­na­dor Ama­do Orihue­la y el dipu­tado fe­de­ral, Matías Na­za­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.