En cam­pa­ña no hay que co­me­ter erro­res

El Economista (México) - Los Políticos - - Precampañas - Por Die­go Ba­di­llo

La cla­ve del tra­ba­jo de pro­se­li­tis­mo es la co­rrec­ta in­ter­pre­ta­ción de la so­cie­dad; la es­tra­te­gia de­be ser ba­sa­da en la in­ves­ti­ga­ción y no en el ol­fa­to po­lí­ti­co, plan­tea el con­sul­tor

En los úl­ti­mos años ha cam­bia­do el pa­ra­dig­ma de la co­mu­ni­ca­ción po­lí­ti­ca. Pa­só de un ideal to­tal­men­te ver­ti­cal don­de los po­lí­ti­cos emi­tían dis­cur­sos y los ciu­da­da­nos es­cu­cha­ban pa­si­va­men­te a un es­ce­na­rio don­de los ciu­da­da­nos ya no se creen cual­quier co­sa que les di­cen. Hoy in­ves­ti­gan, exi­gen, no to­le­ran cier­tas ac­cio­nes de la po­lí­ti­ca y quie­ren ser pro­ta­go­nis­tas, plan­teó Da­niel Ivoskus, pre­si­den­te de la Cum­bre Mun­dial de Co­mu­ni­ca­ción Po­lí­ti­ca a rea­li­zar­se en la Ciu­dad de Mé­xi­co del 6 al 8 de fe­bre­ro pró­xi­mo.

El es­pe­cia­lis­ta des­ta­có que la con­sul­to­ría po­lí­ti­ca ofre­ce una vi­sión pro­fe­sio­nal y téc­ni­ca pa­ra en­fren­tar me­jor las cam­pa­ñas, pa­ra que los po­lí­ti­cos ha­blen más fá­cil el idio­ma de los ciu­da­da­nos.

En en­tre­vis­ta, se­ña­ló que el de­sen­can­to que hay en Mé­xi­co y en ge­ne­ral en La­ti­noa­mé­ri­ca ha­cia los po­lí­ti­cos se de­be en gran me­di­da a que los go­bier­nos sur­gi­dos de los par­ti­dos po­lí­ti­cos no han cum­pli­do con su fun­ción de re­sol- ver los pro­ble­mas de la gen­te y so­bre to­do, cuan­do es­to se cru­za con he­chos de co­rrup­ción o cuan­do a un sec­tor le va bien y a otro mal.

Sub­ra­yó que hoy la cla­ve del éxi­to de una cam­pa­ña po­lí­ti­ca es la co­rrec­ta in­ter­pre­ta­ción de la so­cie­dad y que el po­lí­ti­co en­tien­da que el im­por­tan­te es el ciu­da­dano; que ha­ble me­nos y es­cu­che más; que en­tien­da que una es­tra­te­gia de co­mu­ni­ca­ción de­be es­tar ba­sa­da en la in­ves­ti­ga­ción y no en el ol­fa­to po­lí­ti­co que pue­da te­ner un di­ri­gen­te.

En ese sen­ti­do men­cio­nó que an­tes de de­fi­nir una es­tra­te­gia de co­mu­ni­ca­ción po­lí­ti­ca es ne­ce­sa­rio te­ner una pro­fun­da in­ves­ti­ga­ción real y con­cre­ta de lo que pien­sa sue­ña y quie­re el ciu­da­dano sim­ple­men­te pa­ra sa­ber de qué se le va a ha­blar.

Ivoskus des­ta­có que la con­sul­to­ría po­lí­ti­ca se ha pro­fe­sio­na­li­za­do mu­cho en los úl­ti­mos años. Aho­ra hay una tec­ni­fi­ca­ción, pro­fe­sio­na­li­za­ción y es­pe­cia­li­za­ción que ha­ce al­gu­nos años no exis­tía.

Eso ha si­do po­si­ble por­que no hay que co­me­ter erro­res. Mu­chas cam­pa­ñas no se ga­nan, sino que pier­de el ri­val.

CAM­PA­ÑAS NE­GRAS CON­TRA CAM­PA­ÑAS DE CON­TRAS­TE

Ex­pu­so que hay una cla­ra di­fe­ren­cia­ción en­tre las cam­pa­ñas su­cias o ne­gras y las de con­tras­te. Las pri­me­ras, de­ta­lló, se fun­dan en la men­ti­ra, la fal­se­dad, los agra­vios y los ata­ques in­fun­da­dos, en cons­truir es­ce­na­rios don­de hay las lla­ma­das fa­ke news y a par­tir de ello da­ñar a una per­so­na.

“De esos es­ta­mos to­tal­men­te en con­tra y eso tie­ne que ver con la éti­ca de la pro­fe­sión”.

Con­tra­rio a ello, men­cio­nó, en lo que sí es­ta­mos de acuer­do es con las cam­pa­ñas de con­tras­te, que in­clu­so pue­den lle­gar­se has­ta ne­ga­ti­vas, pe­ro que son las que tie­nen co­mo ob­je­ti­vo di­fe­ren­ciar a los can­di­da­tos.

En una cam­pa­ña un can­di­da­to de­be men­cio­nar las ca­rac­te­rís­ti­cas ne­ga­ti­vas de su opo­nen­te, cues­tio­nar por­qué las tie­ne ocul­tas. Las cam­pa­ñas son el mo­men­to ideal pa­ra trans­pa­ren­tar a to­da per­so­na que quie­re ocu­par un car­go pú­bli­co.

El pre­si­den­te de la Cum­bre Mun­dial de Co­mu­ni­ca­ción Po­lí­ti­ca ase­ve­ró que es bien­ve­ni­da una cam­pa­ña que per­mi­te mar­car di­fe­ren­cias y con­tras­tes en­tre can­di­da­tos a al­gún pues­to de elec­ción po­pu­lar, por­que ello mo­ti­va a la gen­te a la emi­sión de su vo­to.

Por otra par­te, co­men­tó que el pro­ce­so elec­to­ral en mar­cha en Mé­xi­co tie­ne la aten­ción de to­do el mun­do, in­clu­so por en­ci­ma de las elec­cio­nes de Pa­ra­guay y Co­lom­bia don­de tam­bién se re­no­va­rán las pre­si­den­cias de esas na­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.