El PRO­CE­SO ELEC­TO­RAL es­tá he­cho ca­mo­tes

El Economista (México) - Los Políticos - - CONFLICTO POSELECTORAL - Por Die­go Ba­di­llo die­go@ele­co­no­mis­ta.mx

Hay al me­nos dos es­ce­na­rios: que las au­to­ri­da­des elec­to­ra­les ra­ti­fi­quen que Érika Alon­so, es­po­sa del ex­go­ber­na­dor Ra­fael Mo­reno Va­lle, ga­nó la elec­ción o que se re­vo­que su triun­fo. In­clu­so una ter­ce­ra es que se ra­ti­fi­que el triun­fo de la pa­nis­ta y que el TEPJF anu­le la elec­ción

A ca­si tres me­ses de que ini­cie la ges­tión del pró­xi­mo gobernador de Puebla, la de­ci­sión de quién se­rá el ti­tu­lar del Eje­cu­ti­vo es­ta­tal es­tá ma­nos del Po­der Ju­di­cial de la Fe­de­ra­ción. En el fon­do, el rum­bo que to­me el ac­tual con­flic­to poselectoral en esa en­ti­dad evi­den­cia­rá si Mé­xi­co cuen­ta con los ele­men­tos le­ga­les e ins­ti­tu­cio­na­les pa­ra lim­piar una elec­ción o no.

Juan Luis Her­nán­dez Aven­da­ño, aca­dé­mi­co de la Uni­ver­si­dad Ibe­roa­me­ri­ca­na, cam­pus Puebla, ex­pu­so que las irre­gu­la­ri­da­des ocu­rri­das du­ran­te el pro­ce­so elec­to­ral de­mues­tran que en es­ta en­ti­dad no sir­vió la re­for­ma po­lí­ti­ca del 2014, me­dian­te la cual la rec­to­ría so­bre la or­ga­ni­za­ción de la elec­ción pa­só del Ins­ti­tu­to Es­ta­tal Elec­to­ral del Es­ta­do de Puebla (IEEP) al Ins­ti­tu­to Na­cio­nal Elec­to­ral (INE).

En en­tre­vis­ta, des­ta­có que se su­po­nía que aho­ra con la rec­to­ría del INE se ten­drían mí­ni­mos de­mo­crá­ti­cos, pe­ro con lo que su­ce­dió en la pa­sa­da elec­ción, lo que se de­mues­tra es que el ex­go­ber­na­dor Ra­fael Mo­reno Va­lle si­gue te­nien­do el con­trol so­bre los ór­ga­nos elec­to­ra­les a los que tie­ne com­ple­ta­men­te “cap­tu­ra­dos”.

En ese sen­ti­do, di­jo que re­sul­ta sa­lu­da­ble la de­ci­sión del Tri­bu­nal Elec­to­ral del Po­der Ju­di­cial de la Fe­de­ra­ción de or­de­nar el re­cuen­to de la elec­ción vo­to por vo­to.

Des­de su pers­pec­ti­va, es­te pro­ce­so elec­to­ral ha fal­ta­do a la in­te­gri­dad de­mo­crá­ti­ca, es de­cir, se lle­vó en con­di­cio­nes ab­so­lu­ta­men­te an­ti­de­mo­crá­ti­cas. Co­mo ele­men­tos de prue­ba, in­di­có, es­tá la do­cu­men­ta­ción de que se vio­len­ta­rían 70 ca­si­llas el día de la elec­ción, así co­mo di­ver­sos com­por­ta­mien­tos tan­to del IEEP co­mo del Tri­bu­nal Elec­to­ral del Es­ta­do de Puebla (TEEP) que des­es­ti­mó la im­pug­na­ción so­li­ci­ta­da por Mo­re­na y que tu­vo que ve­nir el TEPJF a en­men­dar­le la pla­na.

En su opi­nión, el pro­ble­ma es­tri­ba en que no hay la con­vic­ción de que ni el IEEP ni el TEEP son con­fia­bles de que van a ac­tuar con im­par­cia­li­dad. Por eso no se tie­ne cer­te­za de que la ca­de­na de cus­to­dia de los vo­tos emi­ti­dos por los po­bla­nos el pa­sa­do 1 de ju­lio se ha­ya res­pe­ta­do.

PRO­CE­SOS ABIER­TOS

Lue­go de la elec­ción del 1 de ju­lio pa­sa­do, Mo­re­na im­pug­nó la elec­ción por dos vías: la es­ta­tal y la fe­de­ral. Ca­da una de las ca­si­llas en los 26 dis­tri­tos elec­to­ra­les de la en­ti­dad por con­si­de­rar que se co­me­tie­ron irre­gu­la­ri­da­des en el cómpu­to de los vo­tos.

Sin em­bar­go, el tri­bu­nal lo­cal re­cha­zó la pe­ti­ción, al se­ña­lar que Mo­re­na no lo­gró de­mos­trar la exis­ten­cia de erro­res e in­con­sis­ten­cias que afec­ten la cer­te­za de la elec­ción.

Pos­te­rior­men­te, ese par­ti­do re­cu­rrió al TEPJF, cu­ya Sa­la Su­pe­rior re­vo­có la sen­ten­cia del tri­bu­nal lo­cal y or­de­nó el re­cuen­to de los vo­tos de to­das las ca­si­llas.

Los mi­nis­tros del tri­bu­nal fe­de­ral con­si­de­ra­ron que la ac­tua­ción del IEEP fue de­fi­cien­te y afec­tó los prin­ci­pios rec­to­res en la ma­te­ria, co­mo son los de cer­te­za, im­par­cia­li­dad, in­de­pen­den­cia, le­ga­li­dad, má­xi­ma pu­bli­ci­dad y ob­je­ti­vi­dad.

Se­ña­la­ron que el ac­tuar de­fi­cien­te de la au­to­ri­dad, las in­con­sis­ten­cias y fal­ta de pre­ci­sión y de cla­ri­dad no ga­ran­ti­zan cer­te­za res­pec­to de los re­sul­ta­dos de la elec­ción de gu­ber­na­tu­ra de Puebla. La se­gun­da vía es una im­pug­na­ción a to­do el pro­ce­so an­te el

TEPJF, en la que Mo­re­na pi­de que se anu­le el pro­ce­so elec­to­ral. En es­te ca­so, el tri­bu­nal fe­de­ral aún no re­suel­ve.

Los ar­gu­men­tos ex­pues­tos por Mo­re­na en es­te ca­so es que re­ba­só el to­pe de gas­tos de cam­pa­ña y que hay una se­rie de irre­gu­la­ri­da­des en más de 20% de las ca­si­llas.

AL ME­NOS, TRES ES­CE­NA­RIOS PO­SI­BLES

Her­nán­dez Aven­da­ño ex­pli­có que lo im­por­tan­te aho­ra es ver cuál se­rá la de­ci­sión del TEPJF res­pec­to a las prue­bas que le pre­sen­ten pa­ra do­cu­men­tar la de­nun­cia de que se aten­tó con­tra la cer­te­za de la elec­ción.

En ese sen­ti­do, sos­tu­vo que lo que re­sul­te del re­cuen­to que se rea­li­za ya por la au­to­ri­dad pue­de ge­ne­rar ele­men­tos pa­ra apun­ta­lar la de­man­da de nu­li­dad de la elec­ción, a pe­sar de que, des­ta­có, el re­cuen­to se ha­ce en con­di­cio­nes de ab­so­lu­ta pre­ca­rie­dad de la con­fian­za.

Lo cier­to es que, una vez con­ta­dos los pa­que­tes, se abren dos po­si­bles es­ce­na­rios. El pri­me­ro, que el re­cuen­to con­fir­ma­ra que la es­po­sa del ex­go­ber­na­dor Ra­fael Mo­reno Va­lle, Mart­ha Érika Alon­so, efec­ti­va­men­te ga­nó la elec­ción y se ra­ti­fi­ca­ra su triun­fo. El se­gun­do es que Mo­re­na lo­gra­ra su­mar los vo­tos su­fi­cien­tes pa­ra que se re­vo­ca­ra la cons­tan­cia de ma­yo­ría a la can­di­da­ta pa­nis­ta y se la otor­ga­ran al can­di­da­to del Mo­re­na, Luis Mi­guel Bar­bo­sa Huer­ta.

Am­bas po­si­bi­li­da­des no anu­lan el se­gun­do re­cur­so de im­pug­na­ción (el que so­li­ci­ta la anu­la­ción de la elec­ción) y so­bre el que ten­drá que pro­nun­ciar­se el Tri­bu­nal Elec­to­ral en los pró­xi­mos días. Ése es el ter­cer es­ce­na­rio.

Acla­ró que, en el ca­so de que la au­to­ri­dad lo­cal de­ter­mi­na­ra que ga­nó el can­di­da­to de Mo­re­na, és­te, que fue quien pro­mo­vió la anu­la­ción de la elec­ción de gobernador, po­dría desis­tir­se.

Mien­tras la au­to­ri­dad ju­di­cial re­suel­ve quién se­rá el pró­xi­mo gobernador, ini­ció ya el pri­mer pe­rio­do de se­sio­nes de la nue­va le­gis­la­tu­ra del Con­gre­so del es­ta­do con ma­yo­ría de Mo­re­na.

DO­CU­MEN­TAN DESASEO DU­RAN­TE LA JOR­NA­DA ELEC­TO­RAL DEL 1 DE JU­LIO

De acuer­do con un aná­li­sis ela­bo­ra­do por aca­dé­mi­cos de la Uni­ver­si­dad Ibe­roa­me­ri­ca­na, cam­pus Puebla, exis­te evi­den­cia de que el día de la elec­ción y los pos­te­rio­res hu­bo ma­ni­pu­la­ción de los re­sul­ta­dos de la con­tien­da elec­to­ral pa­ra gobernador.

Con ba­se en da­tos ofi­cia­les del INE y del IEEP, un gru­po de aca­dé­mi­cos, en­ca­be­za­dos por el in­ves­ti­ga­dor Mi­guel Re­yes, tie­ne prue­bas de que du­ran­te la elec­ción de Puebla se vio­len­tó la vo­lun­tad po­pu­lar.

Es­to es “tras ob­ser­var que, en la mues­tra de la in­ves­ti­ga­ción, de 12.1% del to­tal de la elec­ción, 92.1% de las ac­tas pre­sen­ta erro­res y, lo más gra­ve, al com­pa­rar­los con­tra la pu­bli­ca­ción del con­teo dis­tri­tal ofi­cial, tam­po­co coin­ci­de”, plan­tea el do­cu­men­to, cu­ya co­pia tie­ne es­te dia­rio.

Re­yes Her­nán­dez afir­mó que hu­bo frau­de en el con­teo ofi­cial.

La pri­me­ra irre­gu­la­ri­dad es que no exis­te lis­ta­do no­mi­nal úni­co, pues hay una di­fe­ren­cia en­tre el lis­ta­do no­mi­nal del INE y el del IEEP de 10,808 per­so­nas.

La se­gun­da irre­gu­la­ri­dad es que hu­bo una di­fe­ren­cia de 64,118 vo­tos en­tre los su­fra­gios to­ta­les, con­ta­bi­li­za­dos en la elec­ción de pre­si­den­te y la de gobernador.

Lo que ocu­rrió es que se ro­ba­ron de las ur­nas 104,772 vo­tos y

em­ba­ra­za­ron ur­nas con 40,654 fal­sos su­fra­gios.

De esa irre­gu­la­ri­dad, se des­pren­de que 73.9% de las ca­si­llas no coin­ci­de con la vo­ta­ción to­tal en­tre la elec­ción de pre­si­den­te y la de gobernador, ya que en 45.24% de las ca­si­llas hu­bo vo­tos ro­ba­dos de la ur­na y 28.65% de las ca­si­llas fue de ur­nas em­ba­ra­za­das.

En 20.15 de las ca­si­llas re­vi­sa­das pa­ra es­te aná­li­sis, ha­bía irre­gu­la­ri­da­des co­mo que el IEEP no pu­bli­có el ac­ta, que era ile­gi­ble, que apa­re­cía con los cam­pos va­cíos o que los vo­tos ex­ce­den la Lis­ta No­mi­nal de la en­ti­dad.

El do­cu­men­to con­clu­ye que los re­sul­ta­dos ofi­cia­les de la elec­ción de gobernador ca­re­cen de cer­te­za y que, au­na­do a las múl­ti­ples y gra­ves in­con­sis­ten­cias, se po­ne en en­tre­di­cho la exis­ten­cia o no de una elec­ción de Es­ta­do en esa en­ti­dad del cen­tro del país.

Fo­to: eric lu­go

Fo­to: ar­chi­vo

JUAN LUIS Her­nán­dez Aven­da­ño, aca­dé­mi­co de la Uni­ver­si­dad Ibe­roa­me­ri­ca­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.