Sin­di­ca­tos, cam­bian o des­apa­re­cen

Más im­por­tan­te que la ra­ti­fi­ca­ción del Se­na­do al Con­ve­nio 98 de la OIT es la re­for­ma la­bo­ral pro­mul­ga­da el 24 de fe­bre­ro del 2017

El Economista (México) - Los Políticos - - MOVIMIENTO OBRERO - Por Die­go Ba­di­llo die­go.ba­di­llo@ele­co­no­mis­ta.mx

Si se ter­mi­na la co­rrup­ción, co­mo lo ha plan­tea­do el pró­xi­mo go­bierno, en­ton­ces los lí­de­res sin­di­ca­les es­ta­rán an­te una dis­yun­ti­va: o acep­tan las nue­vas re­glas del jue­go y apro­ve­chan sus es­truc­tu­ras sin­di­ca­les pa­ra cam­biar y real­men­te de­fen­der a los tra­ba­ja­do­res o des­apa­re­cen, plan­teó la in­ves­ti­ga­do­ra de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma Me­tro­po­li­ta­na uni­dad Xo­chi­mil­co Gra­cie­la Bensusán.

En en­tre­vis­ta co­men­tó que, en el año 2000, cuan­do se dio la al­ter­nan­cia del par­ti­do en el go­bierno fe­de­ral, lo que pa­só con los sin­di­ca­tos ad­he­ri­dos a la CTM y otras cen­tra­les obre­ras del PRI fue que si­guie­ron en ese par­ti­do, pe­ro se su­bor­di­na­ron al go­bierno. “Hi­cie­ron lo que el nue­vo go­bierno que­ría que si­guie­ran ha­cien­do (…) La úni­ca di­fe­ren­cia aquí (aho­ra) es que se aca­ba­rá la co­rrup­ción, que es el in­gre­dien­te que sos­te­nía a esos lí­de­res en el po­der, jun­to con el apo­yo del Es­ta­do”.

La es­pe­cia­lis­ta ex­pu­so que ha­brá que ver qué va a pasar, pe­ro, en prin­ci­pio, el pre­si­den­te elec­to, An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, ha di­cho que apues­ta por la de­mo­cra­cia, la trans­pa­ren­cia y la ren­di­ción de cuen­tas en to­dos los ám­bi­tos de la vi­da del país.

La aca­dé­mi­ca ex­pli­có que Mé­xi­co asis­te a un pro­ce­so gra­dual de re­le­gi­ti­ma­ción de los sin­di­ca­tos don­de al­gu­nos des­apa­re­ce­rán. Al­gu­nos lí­de­res de­ja­rán de con­tar con el apo­yo

de sus re­pre­sen­ta­dos y otros ten­drán la opor­tu­ni­dad de reivin­di­car­se.

Men­cio­nó que la ra­ti­fi­ca­ción, por par­te del Se­na­do de la Re­pú­bli­ca, del con­ve­nio 98 de la OIT de 1949, si bien lle­ga tar­de, tie­ne un al­to va­lor sim­bó­li­co por­que el sec­tor obre­ro lle­va­ba dé­ca­das im­pul­san­do esa ac­ción, pe­ro se to­pa­ba con mu­chas re­sis­ten­cias.

LA PRIO­RI­DAD ES LA LEY SE­CUN­DA­RIA DE LA RE­FOR­MA DEL 2017

Gra­cie­la Bensusán Areous ex­pu­so que es más im­por­tan­te que la ra­ti­fi­ca­ción del Se­na­do al ci­ta­do Con­ve­nio de la OIT es la re­for­ma la­bo­ral pro­mul­ga­da el 24 de fe­bre­ro del 2017.

Ese año se mo­di­fi­có la frac­ción XXII bis del ar­tícu­lo 123 la Cons­ti­tu­ción pa­ra ha­cer ex­plí­ci­ta la li­ber­tad de ne­go­cia­ción co­lec­ti­va, así co­mo ga­ran­ti­zar la re­pre­sen­ta­ti­vi­dad de las or­ga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les y la cer­te­za en la fir­ma, re­gis­tro y de­pó­si­to de con­tra­tos co­lec­ti­vos de tra­ba­jo.

Di­jo que lo im­por­tan­te aho­ra es que se aprue­be la ley re­gla­men­ta­ria a esa re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal.

La le­gis­la­ción ten­drá que de­cir qué en­ten­de­mos por re­pre­sen­ta­ti­vi­dad, cuán­tos tra­ba­ja­do­res se re­quie­ren mí­ni­ma­men­te pa­ra que un sin­di­ca­to pue­da ha­blar en nom­bre de ellos en una ne­go­cia­ción co­lec­ti­va. Es de­cir, va­mos a ne­ce­si­tar las re­glas par­ti­cu­la­res pa­ra ins­tau­rar un nue­vo mo­de­lo y lle­var­lo a la prác­ti­ca.

En ese te­nor pre­ci­só que lo que se bus­ca es un nue­vo mo­de­lo ba­sa­do en la go­ber­na­bi­li­dad de­mo­crá­ti­ca

Es­ta­mos cons­tru­yen­do a par­tir de es­tos cam­bios, es un nue­vo mo­de­lo la­bo­ral pa­ra el país”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.