Si el go­bierno nos gol­pea, nos va­mos a de­fen­der

La se­ñal que en­vía Ló­pez Obra­dor es que no le im­por­tan los sin­di­ca­tos y mues­tra de ello es la ma­la re­la­ción que tu­vo con és­tos cuan­do fue je­fe de Go­bierno, sos­tie­ne

El Economista (México) - Los Políticos - - MOVIMIENTO OBRERO - Por Li­dia Arista li­dia.arista@ele­co­no­mis­ta.mx Car­lo­sPa­vo­nC so­mo­sel­fren­te.org.mx

El pa­no­ra­ma pa­ra la re­la­ción de los sin­di­ca­tos y el pró­xi­mo pre­si­den­te de Mé­xi­co, An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, es po­co alen­ta­dor por­que aún sin ini­ciar su ad­mi­nis­tra­ción ya se es­tá me­tien­do con la au­to­no­mía sin­di­cal; por lo que, si el go­bierno nos gol­pea, nos va­mos a de­fen­der, ase­ve­ró Car­los Pa­vón.

En en­tre­vis­ta, el lí­der del Sin­di­ca­to Na­cio­nal Minero Me­ta­lúr­gi­co Fren­te sos­tu­vo que la se­ñal que ha en­via­do has­ta aho­ra Ló­pez Obra­dor es que no le im­por­tan los sin­di­ca­tos y mues­tra de ello es la ma­la re­la­ción que tu­vo con és­tos cuan­do el en­ton­ces pe­rre­dis­ta se desem­pe­ñó co­mo je­fe de Go­bierno de la Ciu­dad de Mé­xi­co.

Por ello, ad­vir­tió que “si es­te go­bierno em­pie­za a gol­pear a los sin­di­ca­tos ac­tua­les, nos va­mos a de­fen­der (…) Si van a de­te­ner a lí­de­res sin­di­ca­les por­que no se ajus­tan a sus ca­pri­chos, pues nos va­mos a de­fen­der”.

Di­jo que lo ideal es que ha­ya una re­la­ción de res­pe­to en­tre el pró­xi­mo pre­si­den­te y los sin­di­ca­tos aun­que, di­jo, se­gu­ra­men­te ten­drá me­jor acer­ca­mien­to con al­gu­nos que son afi­nes a él.

“La re­la­ción de­be ser de res­pe­to, se de­be res­pe­tar la au­to­no­mía sin­di­cal por­que ya la que se men­cio­na pa­ra ser la se­cre­ta­ria del Tra­ba­jo ya es­tá di­cien­do que va a po­ner a con­si­de­ra­ción de los tra­ba­ja­do­res si es­tán o no de acuer­do con los sin­di­ca­tos, ya se es­tá me­tien­do en la au­to­no­mía sin­di­cal. ¿Quién es la au­to­ri­dad pa­ra me­ter­se?”, cues­tio­nó.

Otro as­pec­to que han iden­ti­fi­ca­do, es que lo que cri­ti­ca­ron por años los hoy mo­re­nis­tas res­pec­to a sin­di­ca­tos cor­po­ra­ti­vis­tas del PRI, lo es­tán re­pli­can­do.

“Ve­mos un pa­no­ra­ma pe­no­so por­que ellos es­tán tra­ba­jan­do pa­ra ha­cer sus pro­pios sin­di­ca­tos”.

Re­cor­dó que el Sin­di­ca­to Na­cio­nal Minero Me­ta­lúr­gi­co ha tra­ba­ja­do ya con un par­ti­do di­fe­ren­te al PRI, el PAN con el cual es­ta­ble­ció una re­la­ción de res­pe­to, de ce­ro in­tro­mi­sio­nes por par­te del go­bierno fe­de­ral en la vi­da sin­di­cal, lo cual es lo más sano. “Pa­ra sa­car ade­lan­te es­te país ne­ce­si­ta­mos tra­ba­jar jun­tos, no gol­pear­nos”.

Afir­mó que una re­la­ción de res­pe­to se­ría lo ideal en­tre to­dos los sin­di­ca­tos y el Po­der Eje­cu­ti­vo fe­de­ral, pe­ro de no dar­se, ex­pu­so: “se­gui­re­mos tra­ba­jan­do. De­ben en­ten­der que los sin­di­ca­tos no es­ta­mos por un de­cre­to pre­si­den­cial”.

MÁS QUE DE­RE­CHO A SIN­DI­CA­LI­ZAR­SE, UR­GE AU­MEN­TAR EL SA­LA­RIO MÍ­NI­MO

El tam­bién dipu­tado fe­de­ral del PRI ex­pli­có que más que una ra­ti­fi­ca­ción del Con­ve­nio 98 de la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal del Tra­ba­jo por par­te del Se­na­do, que es­ta­ble­ce los de­re­chos de los tra­ba­ja­do­res a sin­di­ca­li­zar­se, a no ser su­je­tos de dis­cri­mi­na­ción y que prohí­be al pa­trón o el go­bierno te­ner in­je­ren­cia en su or­ga­ni­za­ción, lo que se re­quie­re es un au­men­to al sa­la­rio mí­ni­mo.

“A un tra­ba­ja­dor lo que le in­tere­sa es ga­nar di­ne­ro, no sa­ber con qué sin­di­ca­to es­tá. No­so­tros hi­ci­mos una pro­pues­ta pa­ra que se tri­pli­ca­ra el sa­la­rio a 256 pe­sos, lo cual ape­nas al­can­za­ría a una fa­mi­lia pa­ra me­dio co­mer. No nos ha­ga­mos ton­tos, ¿les va a dar de co­mer el Con­ve­nio 98 de la OIT a los tra­ba­ja­do­res?, ¿qué be­ne­fi­cios les trae pa­ra te­ner me­jo­res sa­la­rios? Nin­guno”.

Lo que ne­ce­si­ta la fuen­te la­bo­ral en Mé­xi­co, sos­tu­vo, son me­jo­res sa­la­rios y me­jo­res pres­ta­cio­nes, lo cual in­clu­so, di­jo, ayu­da a de­to­nar el con­su­mo in­terno y los be­ne­fi­cios se mul­ti­pli­can.

La­men­tó que la ban­de­ra de au­men­to a sa­la­rios só­lo ha­ya si­do elec­to­ral co­mo lo fue con Ri­car­do Ana­ya y Mi­guel Án­gel Man­ce­ra, quie­nes bus­ca­ban lle­gar a la Pre­si­den­cia de Mé­xi­co.

Pa­ra sa­car ade­lan­te es­te país ne­ce­si­ta­mos tra­ba­jar jun­tos, no gol­pear­nos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.