Cri­ti­ca­re­mos a AMLO si da el fo­xa­zo

Es un in­ven­to que el pre­si­den­te elec­to va­ya a reac­cio­nar de ma­ne­ra in­to­le­ran­te a la crí­ti­ca, con­si­de­ra

El Economista (México) - Los Políticos - - MONEROS - Por Die­go Ba­di­llo die­go.ba­di­llo@ele­co­no­mis­ta.mx

Si An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor em­pie­za a dar el fo­xa­zo, lo va­mos a cri­ti­car igual o peor que a sus an­te­ce­so­res, ase­ve­ró Jo­sé Her­nán­dez. El car­to­nis­ta que fir­ma su tra­ba­jo só­lo con su ape­lli­do di­ce que se asu­me co­mo un “ca­ri­ca­tu­ris­ta de iz­quier­da” y que com­par­te con el hoy pre­si­den­te elec­to al­gu­nas po­si­cio­nes po­lí­ti­cas, pe­ro ad­vir­tió que “si trai­cio­na, ob­via­men­te que lo voy a cri­ti­car”.

En en­tre­vis­ta, el re­co­no­ci­do mo­ne­ro del pe­rió­di­co La Jor­na­da y el se­ma­na­rio Pro­ce­so de­jó cla­ra esa po­si­ción: “Si Ló­pez Obra­dor em­pie­za a trai­cio­nar sus pro­me­sas de cam­bio, si em­pie­za a de­jar in­to­ca­dos los in­tere­ses, cla­ro que lo va­mos a cri­ti­car igual (que sus an­te­ce­so­res) o peor”.

Sin em­bar­go, eso no es lo que le preo­cu­pa del fu­tu­ro in­me­dia­to del país. Con­si­de­ró que hay que es­tar aten­tos al desem­pe­ño de la gen­te que es­ta­rá al­re­de­dor del pró­xi­mo je­fe del Eje­cu­ti­vo fe­de­ral y tam­bién a la nue­va opo­si­ción.

“Va a ha­ber una nue­va opo­si­ción, yo creo que muy fuer­te” que pue­de ser “muy irres­pon­sa­ble”.

Her­nán­dez co­men­tó que “es un in­ven­to” que AMLO va­ya a reac­cio­nar de ma­ne­ra in­to­le­ran­te a la crí­ti­ca. Eso es par­te de la cam­pa­ña, lo mis­mo que la idea de que Mé­xi­co pue­de con­ver­tir­se en un país si­mi­lar de Ve­ne­zue­la. Di­jo que bas­ta ana­li­zar có­mo se desem­pe­ñó cuan­do fue je­fe de Go­bierno del en­ton­ces Dis­tri­to Fe­de­ral.

Tam­po­co le dio ma­yor im­por­tan­cia a las crí­ti­cas al pre­si­den­te, cuan­do lla­ma fi­fí a la pren­sa. “Pre­fie­ro que él di­ga lo que pien­sa pú­bli­ca­men­te a que en se­cre­to pre­sio­ne pa­ra que des­pi­dan a una pe­rio­dis­ta”.

“Me pa­re­ce mu­cho más gra­ve eso a que el se­ñor di­ga lo que quie­re de­cir y que lo po­da­mos cri­ti­car por lo que di­ga, pe­ro”, acla­ró, “has­ta aho­ra yo no le co­noz­co nin­gu­na ac­ción que va­ya en de­tri­men­to de la li­ber­tad de ex­pre­sión”.

Re­la­tó có­mo des­de que an­tes de que se die­ra la al­ter­nan­cia del par­ti­do en el go­bierno los ca­ri­ca­tu­ris­tas han ha­lla­do mu­chos per­so­na­jes en el es­ce­na­rio po­lí­ti­co na­cio­nal pa­ra fi­jar sus po­si­cio­nes y crí­ti­cas.

Des­de su pers­pec­ti­va, al go­bierno de Ze­di­llo le in­tere­só só­lo con­tro­lar a la te­le­vi­sión y des­de­ñó a la pren­sa, lo cual fa­vo­re­ció la crí­ti­ca; des­pués lle­ga­ron los pa­nis­tas “y esos fue­ron más tor­pes que los priis­tas, pe­ro tam­bién op­ta­ron por con­tro­lar la te­le­vi­sión. Lue­go re­gre­só el PRI más con­tro­la­dor, pe­ro se die­ron cuen­ta de que el 2012 ya no era lo mis­mo que en 1988 y al fi­nal los crí­ti­cos re­sis­tie­ron”.

En ese sen­ti­do, des­ta­có que el re­to de la ca­ri­ca­tu­ra es no per­der lo im­por­tan­te por lo su­per­fi­cial.

La ca­ri­ca­tu­ra de­be te­ner una con­vic­cio­nes y prin­ci­pios muy cla­ros que per­mi­tan fi­jar una po­si­ción fren­te a lo que es­tá pa­san­do.

EL CAR­TO­NIS­TA DE­BE TE­NER UNA LEC­TU­RA CO­RREC­TA, RE­FIE­RE

El li­cen­cia­do en Ar­tes Vi­sua­les plan­teó que ori­gi­nal­men­te el car­tón po­lí­ti­co te­nía co­mo ba­se el he­cho de que el mie­do al ri­dícu­lo mo­di­fi­ca las con­duc­tas. Que la gen­te que es­tá en el po­der, por el mie­do a ser ri­di­cu­li­za­do, ac­tua­ría de ma­ne­ra éti­ca, pe­ro, ad­mi­tió, en los he­chos eso ya no fun­cio­na, mu­cho me­nos en Mé­xi­co, don­de la gen­te que ocu­pa po­si­cio­nes de po­der es de­ma­sia­do cí­ni­ca.

Des­ta­có que el hu­mor es par­te fun­da­men­tal del car­tón po­lí­ti­co, pe­ro des­ta­có que se tra­ta só­lo de un in­gre­dien­te y que in­clu­so en su tra­ba­jo a me­nu­do le fal­ta acen­tuar­lo. Eso, de­bi­do a que pa­ra es­te pro­fe­sio­nal de la ca­ri­ca­tu­ra, qui­zá es has­ta más im­por­tan­te la pre­ci­sión del co­men­ta­rio.

Ex­pli­có que un car­tón ati­na­do es aquel que ha­ce una lec­tu­ra co­rrec­ta de la reali­dad. Un di­bu­jo eficaz con hu­mor ge­ne­ra un car­tón re­suel­to. Si no hay una lec­tu­ra co­rrec­ta, aun­que lle­ve un buen con­te­ni­do de hu­mor, es fa­lli­do.

Pa­ra en­ten­der po­ne co­mo ejem­plo cuan­do al­gu­nos ce­le­bra­ron el en­car­ce­la­mien­to de El­ba Est­her Gor­di­llo, y lo re­fle­ja­ron co­mo que la me­tie­ron a la cár­cel por co­rrup­ta, cuan­do en reali­dad se tra­ta­ba de la eje­cu­ción de una ven­gan­za.

Va a ha­ber una nue­va opo­si­ción, yo creo que muy fuer­te, que pue­de ser “muy irres­pon­sa­ble”.

Fo­to: adria­na her­nán­dez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.