La co­rrup­ción cre­ce por la de­bi­li­dad ins­ti­tu­cio­nal

Los pro­ble­mas re­la­cio­na­dos con ese fe­nó­meno ne­ce­si­tan so­lu­cio­nes po­lí­ti­cas y vo­lun­tad po­lí­ti­ca plan­tea la pró­xi­ma ti­tu­lar de la SFP

El Economista (México) - Los Políticos - - SISTEMA - @Ir­ma_San­do­val Por Die­go Ba­di­llo die­go.ba­di­llo@ele­co­no­mis­ta.mx

La co­rrup­ción flo­re­ce gra­cias al ejer­ci­cio sin lí­mi­tes de­mo­crá­ti­cos ni ju­rí­di­cos de los po­de­res for­ma­les y fác­ti­cos y a la de­bi­li­dad de nues­tras ins­ti­tu­cio­nes que ten­drán que orien­tar­se pa­ra con­tro­lar­los, plan­teó Ir­ma Erén­di­ra San­do­val.

La ciu­da­da­na, que ha si­do de­sig­na­da por el pre­si­den­te elec­to An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor co­mo fu­tu­ra se­cre­ta­ria de la Fun­ción Pú­bli­ca, di­jo que las prác­ti­cas co­rrup­tas se dan tam­bién de­bi­do a la in­su­fi­cien­cia o, en al­gu­nos ca­sos, fran­ca inexis­ten­cia de me­ca­nis­mos de par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na que per­mi­tan a la so­cie­dad vi­gi­lar, con­tro­lar po­de­res y, so­bre to­do, ha­cer pre­sen­te su voz.

Esa si­tua­ción, aña­dió, mues­tra la ne­ce­si­dad de im­pul­sar trans­for­ma­cio­nes de­mo­crá­ti­cas en ma­te­ria del de­re­cho hu­mano de ac­ce­so a la in­for­ma­ción pa­ra des­te­rrar la opa­ci­dad de nues­tro país.

Di­jo que la co­rrup­ción es una for­ma de do­mi­na­ción po­lí­ti­ca que im­pli­ca una im­pu­ni­dad es­truc­tu­ral, es­pe­cial­men­te en el ca­so del ser­vi­cio pri­va­do y un desem­po­de­ra­mien­to de la so­cie­dad.

En ese sen­ti­do des­ta­có que los pro­ble­mas re­la­cio­na­dos con la co­rrup­ción ne­ce­si­tan so­lu­cio­nes po­lí­ti­cas y vo­lun­tad po­lí­ti­ca en pri­mer lu­gar.

San­do­val Ba­lles­te­ros co­men­tó que el pre­si­den­te elec­to le ha en-

car­ga­do a quie­nes for­ma­rán par­te de su ga­bi­ne­te con­du­cir­se con­for­me a los más al­tos es­tán­da­res de trans­pa­ren­cia y ren­di­ción de cuen­tas y di­jo que se tra­ta de una ins­truc­ción que es prio­ri­dad.

Du­ran­te su par­ti­ci­pa­ción en la Se­ma­na Na­cio­nal de Trans­pa­ren­cia 2018, or­ga­ni­za­da por el INAI, ex­pu­so que la Ley Ge­ne­ral de Trans­pa­ren­cia y Ac­ce­so a la In­for­ma­ción, pro­mul­ga­da el 4 de ma­yo del 2015, des­ta­ca que el de­re­cho hu­mano de ac­ce­so a la in­for­ma­ción com­pren­de so­li­ci­tar, in­ves­ti­gar, di­fun­dir, bus­car y re­ci­bir in­for­ma­ción; sin em­bar­go, esa ley to­da­vía se alu­de a in­for­ma­ción re­ser­va­da y con­fi­den­cial, de­jan­do en ma­nos de los ins­ti­tu­tos la emi­sión de los

li­nea­mien­tos pa­ra su re­gu­la­ción.

Des­ta­có que en ese ru­bro es­tá in­for­ma­ción es de gran va­lía, que po­dría ser de gran uti­li­dad pa­ra el com­ba­te a la co­rrup­ción, co­mo son los se­cre­tos le­ga­les, ban­ca­rios, fi­du­cia­rios, co­mer­cia­les, in­dus­tria­les, fis­ca­les, cu­ya ti­tu­la­ri­dad co­rres­pon­de a par­ti­cu­la­res su­je­tos de de­re­cho o a su­je­tos obli­ga­dos cuan­do su­pues­ta­men­te no in­vo­lu­cre el ejer­ci­cio de los re­cur­sos pú­bli­cos, más allá de que es­to pue­da ser o no de in­te­rés pú­bli­co.

Di­jo que esa si­tua­ción cons­ti­tu­ye una ven­ta­na de opor­tu­ni­dad y es un te­ma “que te­ne­mos que abor­dar con gran res­pon­sa­bi­li­dad en­tre to­dos, pa­ra im­pul­sar ver­da­de­ras trans­for­ma­cio­nes en ma­te­ria

de trans­pa­ren­cia de nues­tro país”.

La fun­cio­na­ria con­si­de­ró que “la co­rrup­ción y las de­cla­ra­cio­nes de bie­nes y con­flic­tos de in­te­rés son una aris­ta que te­ne­mos que abor­dar en es­ta dis­cu­sión que les pro­pon­go em­pe­zar des­de ya”.

AUSTERIDAD, DIRECTRIZ DEL PRÓ­XI­MO GO­BIERNO

La aca­dé­mi­ca de la UNAM ex­pu­so que, en el com­ba­te a la co­rrup­ción y la obli­ga­ción por ren­dir cuen­tas, una de las di­rec­tri­ces cen­tra­les del pró­xi­mo go­bierno fe­de­ral se­rá la austeridad.

Co­men­tó que en Mé­xi­co exis­te una al­ta bu­ro­cra­cia que de­be de de­jar de abu­sar del di­ne­ro del pue­blo pa­ra su be­ne­fi­cio per­so­nal.

Men­cio­nó que esas cas­tas bu­ro­crá­ti­cas son de las me­jo­res pa­ga­das a es­ca­la in­ter­na­cio­nal. Ci­tó que, de acuer­do con da­tos de la OCDE, la al­ta bu­ro­cra­cia me­xi­ca­na es la se­gun­da me­jor pa­ga­da de to­da Amé­ri­ca La­ti­na, só­lo des­pués de Co­lom­bia.

Re­la­tó que en 2016, un mi­nis­tro de la Su­pre­ma Cor­te de Jus­ti­cia de la Na­ción ga­na­ba más que el pre­si­den­te de Ale­ma­nia, o más que el pre­si­den­te de Ita­lia.

Los in­gre­sos anua­les de los al­tos fun­cio­na­rios del go­bierno me­xi­cano son más ele­va­dos que los de es­ta­dou­ni­den­ses, sui­zos, fran­ce­ses, no­rue­gos y de ca­si to­dos los paí­ses de la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Coope­ra­ción y De­sa­rro­llo Eco­nó­mi­cos.

Las prác­ti­cas co­rrup­tas se dan tam­bién de­bi­do a la in­su­fi­cien­cia o, en al­gu­nos ca­sos, fran­ca inexis­ten­cia de me­ca­nis­mos de par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na que per­mi­tan a la so­cie­dad vi­gi­lar, con­tro­lar po­de­res”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.