La ve­cin­dad nos ha­ce co­rres­pon­sa­bles

Los dis­cur­sos ne­ga­ti­vos de Trump han ge­ne­ra­do la per­cep­ción de que Mé­xi­co y los me­xi­ca­nos son res­pon­sa­bles de sus ma­les, plan­tea aná­li­sis de Co­me­xi

El Economista (México) - Los Políticos - - POLÍTICA EXTERIOR - Por Li­dia Aris­ta li­dia.aris­ta@ele­co­no­mis­ta.mx

El ob­je­ti­vo del pró­xi­mo go­bierno de Mé­xi­co en su re­la­ción con Es­ta­dos Uni­dos es crear con­cien­cia de que am­bas na­cio­nes tie­nen un des­tino com­par­ti­do, con­cep­to que de­be ser el eje rec­tor de la po­lí­ti­ca bi­la­te­ral en te­mas co­mer­cia­les, se­gu­ri­dad y com­pe­ti­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca, plan­tean es­pe­cia­lis­tas del Con­se­jo Me­xi­cano de Asun­tos In­ter­na­cio­na­les (Co­me­xi).

En el do­cu­men­to “Mé­xi­co-Es­ta­dos Uni­dos. Re­de­fi­nien­do la re­la­ción pa­ra la pros­pe­ri­dad de Nor­tea­mé­ri­ca”, se ex­po­ne la ne­ce­si­dad de re­co­no­cer que la ve­cin­dad y la in­te­gra­ción ha­ce co­rres­pon­sa­bles a esos paí­ses de lo que vi­ven sus ciu­da­da­nos.

Los es­pe­cia­lis­tas in­di­can que des­de la cam­pa­ña pre­si­den­cial de Do­nald Trump y en sus pri­me­ros años de go­bierno, el po­lí­ti­co re­pu­bli­cano ha tra­ta­do de des­truir la re­la­ción co­la­bo­ra­ti­va es­ta­ble­ci­da des­de un cuar­to de si­glo y ha crea­do un am­bien­te muy ne­ga­ti­vo en su país res­pec­to de Mé­xi­co.

Los dis­cur­sos ne­ga­ti­vos de Trump han ge­ne­ra­do la per­cep­ción de que Mé­xi­co y los me­xi­ca­nos son res­pon­sa­bles de la dro­ga que con­su­men allá, del cri­men so­cial, del des­em­pleo y de la in­jus­ti­cia de nues­tros in­ter­cam­bios eco­nó­mi­cos.

Por lo que tam­bién es im­pe­ra­ti­vo que los es­ta­dou­ni­den­ses com­pren­dan que los me­xi­ca­nos no son res­pon­sa­bles de ello y que só­lo un Mé­xi­co ve­cino es­ta­ble, prós­pe­ro y ami­go les da­rá la se­gu­ri­dad na­cio­nal que ne­ce­si­tan.

“La de­ci­sión del go­bierno es­ta­dou­ni­den­se de echar­nos la cul­pa de sus ma­les y, por en­de, bus­car ais­lar­nos de­trás de mu­ros —fí­si­cos o con­cep­tua­les— aca­ba­ría afec­tan­do a los dos paí­ses y a sus so­cie­da­des, pe­ro el efec­to se­rá ma­yor pa­ra Mé­xi­co, agu­di­zan­do los pro­ble­mas de go­ber­na­bi­li­dad y ali­men­tan­do el des­con­ten­to”.

Des­ta­can que el go­bierno me­xi­cano cuen­ta con car­tas de ne­go­cia­ción que le per­mi­ten ac­tuar con fir­me­za y dig­ni­dad an­te las pro­vo­ca­cio­nes del pre­si­den­te Trump. Ju­gar­las con in­te­li­gen­cia re­du­ci­rá el atrac­ti­vo de gol­pear a Mé­xi­co y per­mi­ti­rá mos­trar­se co­mo un in­ter­lo­cu­tor fuer­te y se­rio.

PUE­DE SER UNA RE­LA­CIÓN DON­DE AM­BOS GA­NEN

El do­cu­men­to re­fie­re que en los úl­ti­mos años el go­bierno me­xi­cano de­ci­dió en­fo­car su po­si­cio­na­mien­to es­tra­té­gi­co ha­cia el con­jun­to de la re­la­ción, cam­bian­do así la es­tra­te­gia an­te­rior de ais­lar los dis­tin­tos te­mas.

La re­la­ción en­tre Es­ta­dos Uni­dos y Mé­xi­co, con to­dos sus com­po­nen­tes y asun­tos, en­tra­ña áreas de ma­yor in­te­rés pa­ra uno de los paí­ses, en tan­to que otras son de ma­yor in­te­rés pa­ra el otro; por lo tan­to, só­lo el con­jun­to, el re­co­no­ci­mien­to de que to­do cons­ti­tu­ye la re­la­ción, y no só­lo las par­tes, per­mi­ti­rá una ne­go­cia­ción en la que am­bas na­cio­nes ga­nen.

En ese sen­ti­do, ex­po­nen que la pros­pe­ri­dad y la se­gu­ri­dad na­cio­nal de Es­ta­dos Uni­dos de­pen­den di­rec­ta­men­te de un Mé­xi­co prós­pe­ro y coope­ra­ti­vo.

“Só­lo un Mé­xi­co es­ta­ble y de­seo­so de coope­rar con el go­bierno de Es­ta­dos Uni­dos ga­ran­ti­za la se­gu­ri­dad es­ta­dou­ni­den­se”.

Por ello, el eje rec­tor de la re­la­ción bi­la­te­ral de­be ser el en­fo­que de des­tino com­par­ti­do. En lo co­mer­cial, el ob­je­ti­vo es la pros­pe­ri­dad con­jun­ta y las opor­tu­ni­da­des de crear pla­ta­for­mas com­pe­ti­ti­vas mu­tuas; en mi­gra­ción, el desafío es que se re­co­noz­ca la con­tri­bu­ción de los con­na­cio­na­les a la eco­no­mía es­ta­dou­ni­den­se y que Mé­xi­co ayu­de a con­tro­lar los flu­jos de mi­gran­tes de otros paí­ses que bus­can in­gre­sar a Es­ta­dos Uni­dos.

TE­MAS CLA­VE DE LA AGEN­DA BI­LA­TE­RAL

El do­cu­men­to abor­da cin­co te­mas cla­ve de la re­la­ción bi­la­te­ral: Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio, se­gu­ri­dad, fron­te­ra, mi­gra­ción y con­su­la­dos.

Res­pec­to a la re­cién con­clui­da ne­go­cia­ción del acuer­do co­mer­cial, in­ci­ta­ba a es­ta­ble­cer ob­je­ti­vos co­mu­nes, ba­sa­dos so­bre el im­pe­ra­ti­vo de in­cre­men­tar la com­pe­ti­ti­vi­dad de la re­gión an­te el res­to del mun­do, ba­sa­da en dos pi­la­res la uni­ver­sa­li­dad (to­do es­tá in­clui­do) y la si­me­tría (los tres paí­ses re­ci­ben el mis­mo tra­to).

En se­gu­ri­dad, de­ta­lla, si bien es una re­la­ción com­ple­ja, Mé­xi­co de­be en­fa­ti­zar la im­por­tan­cia tras­cen­den­te de la Ini­cia­ti­va Mé­ri­da co­mo eje de la re­la­ción bi­la­te­ral y en el re­to que im­pli­ca es­ta­ble­cer el Es­ta­do de De­re­cho por­que su ma­yor pro­ble­ma no es de dro­gas, ni de te­rro­ris­mo, ni de vio­len­cia, sino la fal­ta de un go­bierno que go­bier­ne. Ade­más, plan­tea que se de­ben bus­car es­que­mas de pro­cu­ra­ción de jus­ti­cia bi­na­cio­na­les que po­drían apro­ve­char la do­ble na­cio­na­li­dad pa­ra ata­car pro­ble­mas de ca­rác­ter in­ter­na­cio­nal.

So­bre la fron­te­ra plan­tea que es ne­ce­sa­ria ma­yor coo­pe­ra­ción ins­ti­tu­cio­nal bi­na­cio­nal en to­dos los ni­ve­les de go­bierno, el desa­rro­llo de re­gio­nes eco­nó­mi­co-co­mer­cia­les bi­na­cio­na­les (me­ga­rre­gio­nes) y el for­ta­le­ci­mien­to de una fron­te­ra más se­gu­ra y efi­cien­te.

En lo que se re­fie­re a mi­gra­ción, des­ta­ca que ha­brá tres as­pec­tos prio­ri­ta­rios a abor­dar en la agen­da bi­la­te­rial: mu­ro, de­por­ta­cio­nes y Cen­troa­mé­ri­ca.

Fi­nal­men­te, so­bre los con­su­la­dos sos­tie­ne que los es­ta­ble­ci­dos en Es­ta­dos Uni­dos de­be­rán no só­lo pro­por­cio­nar me­jo­res ser­vi­cios, sino que ten­drán que ser la pun­ta de lan­za de una es­tra­te­gia de co­mu­ni­ca­ción que bus­que per­mear un sen­ti­mien­to de que los me­xi­ca­nos son alia­dos y no enemi­gos.

Fo­to: cuar­tos­cu­ro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.