Es­ta­mos do­li­dos, pe­ro hay seis años por de­lan­te: IP

La con­fian­za y la cer­te­za del in­ver­sio­nis­ta a lar­go pla­zo “sí, su­frió un de­te­rio­ro”, plan­tean di­ri­gen­tes em­pre­sa­ria­les

El Economista (México) - Los Políticos - - RELACIÓN AMLO-EMPRESARIO - Jp­cas­ta­non co­par­mex.org.mx Por Li­lia Gon­zá­lez li­lia.gon­za­lez@ele­co­no­mis­ta.mx jm_­lo­pez­cam­pos concanaco.com.mx

Aun cuan­do con­si­de­ran que la can­ce­la­ción del ae­ro­puer­to en Tex­co­co es una de­ci­sión po­lí­ti­ca y sin sus­ten­to ju­rí­di­co, miem­bros de la Ini­cia­ti­va Pri­va­da (IP) afir­man que no ha­brá rup­tu­ra con el pre­si­den­te elec­to, An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor (AMLO); sin em­bar­go, la con­fian­za y la cer­te­za del in­ver­sio­nis­ta a lar­go pla­zo “sí, su­frió un de­te­rio­ro”.

Juan Pa­blo Cas­ta­ñón, pre­si­den­te del Con­se­jo Coor­di­na­dor Em­pre­sa­rial (CCE), re­pro­chó la ac­ti­tud del pre­si­den­te elec­to, pues tres se­ma­nas an­tes de las elec­cio­nes del pa­sa­do 1 de julio, el en­ton­ces can­di­da­to Ló­pez Obra­dor di­jo a los em­pre­sa­rios que siem­pre y cuan­do no se in­vir­tie­ran re­cur­sos pú­bli­cos, apo­ya­ría la cons­truc­ción del Nue­vo Ae­ro­puer­to In­ter­na­cio­nal de Mé­xi­co (NAIM) en Tex­co­co. “Aho­ra la­men­ta­mos el cam­bio de opi­nión”, ex­pre­só

El men­sa­je que se da a la ciu­da­da­nía, a los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les, a las em­pre­sas y a los in­ver­sio­nis­tas es que no hay con­fian­za de que los con­tra­tos fir­ma­dos se cum­plan”.

Juan Pa­blo Cas­ta­ñón, pre­si­den­te del Con­se­jo Coor­di­na­dor Em­pre­sa­rial.

Cas­ta­ñón. “Va­mos a se­guir con otros pro­yec­tos (de coo­pe­ra­ción con el go­bierno), pe­ro pe­di­mos que ha­ya cer­te­za en el lar­go pla­zo y una via­bi­li­dad de los pro­yec­tos a eje­cu­tar en el país”, por­que “si las de­ci­sio­nes eco­nó­mi­cas no son ade­cua­das, ha­brá me­nos in­ver­sio­nis­tas”, co­men­tó, por su par­te, Jo­sé Ma­nuel Ló­pez Cam­pos, pre­si­den­te de la Con­fe­de­ra­ción de Cá­ma­ras Na­cio­na­les de Co­mer­cio, Ser­vi­cios y Tu­ris­mo (Concanaco Servytur).

En una de­mo­cra­cia, “lo peor que po­dría pa­sar­le al país, es que el sec­tor pro­duc­ti­vo se que­da­ra ca­lla­do en al­go que opi­na que se ne­ce­si­ta”, aco­tó.

El pa­sa­do lu­nes 29 de oc­tu­bre, AMLO ofi­cia­li­zó que al en­trar en fun­cio­nes en di­ciem­bre pró­xi­mo can­ce­la­rá la obra del NAIM, ale­gan­do que es el man­da­to de la ciu­da­da­nía que fue con­sul­ta­da del jue­ves 25 al do­min­go 28 de oc­tu­bre so­bre si se­guir con ese pro­yec­to o re­em­pla­zar­lo por la pues­ta en ope­ra­ción de un ae­ro­puer­to al­terno en San­ta Lu­cía jun­to con la per­ma­nen­cia del ac­tual Ae­ro­puer­to In­ter­na­cio­nal de la Ciu­dad de Mé­xi­co.

La con­sul­ta in­for­mal, or­ga­ni­za­da por la Fun­da­ción Ro­sen­blueth, re­co­gió la opi­nión de po­co más de 1 mi­llón de ciu­da­da­nos, de los cua­les al­re­de­dor de 70% se in­cli­nó por la al­ter­na­ti­va de can­ce­lar la obra de Tex­co­co y ha­bi­li­tar el plan ae­ro­por­tua­rio de San­ta Lu­cía.

AMLO y su equi­po de tran­si­ción han afir­ma­do que la li­qui­da­ción de los con­tra­tos del NAIM se da­rá con ape­go al Es­ta­do de De­re­cho y afir­mó que los ac­tua­les con­tra­tis­tas de la obra no se­rán afec­ta­dos en sus in­tere­ses por­que les se­rá asig­na­do el mis­mo vo­lu­men de obra que de­ten­ta­ban en Tex­co­co, en las obras pa­ra ha­bi­li­tar el ae­ro­puer­to al­terno de San­ta Lu­cía.

No obs­tan­te, el pre­si­den­te del CCE sos­tie­ne que la de­ci­sión del go­bierno en­tran­te es un gol­pe “gra­ve” a la con­fian­za de los in­ver­sio­nis­tas na­cio­na­les y extranjeros, por­que no exis­te la cer­te­za de que se cum­plan los pro­yec­tos de in­fra­es­truc­tu­ra y se con­cre­ten.

“El men­sa­je que se da a la ciu­da­da­nía, a los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les, a las em­pre­sas y a los in­ver­sio­nis­tas, es que no hay con­fian­za de que los con­tra­tos fir­ma­dos se cum­plan. Es­to afec­ta gra­ve­men­te el pres­ti­gio de Mé­xi­co en el mun­do y a su po­ten­cial de atraer in­ver­sión que se re­fle­je en em­pleos y opor­tu­ni­da­des pa­ra las per­so­nas”, aco­tó el lí­der em­pre­sa­rial.

Sin em­bar­go, en cuan­to a la ac­ti­tud y vi­sión de la co­mu­ni­dad em­pre­sa­rial, aña­dió, “es­to (la can­ce­la­ción del NAIM), no sig­ni­fi­ca que nues­tro dia­lo­go con el go­bierno en­tran­te y nues­tra apor­ta­ción y com­pro­mi­so de em­pre­sa­rios se me­nos­ca­be, por­que so­mos hom­bres y mu­je­res de con­vic­ción, se­gui­re­mos tra­ba­jan­do por Mé­xi­co, in­clu­so en es­ta cir­cuns­tan­cia”.

Los em­pre­sa­rios siem­pre es­ta­re­mos abier­tos al dia­lo­go que cons­tru­ya una me­jor na­ción, más allá de las pre­fe­ren­cias en uno u otro pro­yec­to, por ello rei­te­ra­mos que nues­tro com­pro­mi­so siem­pre es­ta­rá con el cre­ci­mien­to y la na­ción, agre­gó.

Jo­sé Ma­nuel Ló­pez aco­tó: Nos gus­ta­ría que en un ac­to de re­fle­xión o in­va­li­da­ción de la con­sul­ta se con­si­de­re la cons­truc­ción de Tex­co­co.

“Cree­mos que las con­di­cio­nes se en­ra­re­cen pa­ra atraer in­ver­sio­nes. Se­rá más di­fí­cil ob­te­ner la co­par­ti­ci­pa­ción de gran­de de fondos y que Tex­co­co brin­da­ba me­jo­res con­di­cio­nes. No es­ta­mos de acuer­do, pe­ro no hay una rup­tu­ra. Hay seis años por de­lan­te”, de­cla­ró.

El gran ries­go pa­ra la in­ver­sión es que no ha­ya cer­te­za ju­rí­di­ca, un cons­truc­tor pue­de re­ci­bir de vuel­ta lo que ha des­em­bol­sa­do en la obra — co­mo lo anun­cia­ra Ló­pez Obra­dor—, pe­ro los fondos de in­ver­sión po­nen re­cur­sos en el lar­go pla­zo pa­ra la ren­ta­bi­li­dad con el ries­go de re­ci­bir su ren­di­mien­to.

La can­ce­la­ción del ae­ro­puer­to de Tex­co­co fue una de­ci­sión en la que que­da cla­ro que el po­der po­lí­ti­co va a es­tar por en­ci­ma de cual­quier de­ci­sión de gru­pos o sec­to­res.

“Es­pe­ra­mos que las de­ci­sio­nes sean acor­des a lo que ne­ce­si­ta el país pa­ra que ha­ya cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co y pro­duc­ti­vo”, di­jo el pre­si­den­te de Concanaco Servytur.

Aun­que, ex­pli­có, hay di­fe­ren­cia de las de­ci­sio­nes de in­ver­sión y la apli­ca­ción de las le­yes. Pa­ra el cum­pli­mien­to de las le­yes tie­nes que acep­tar­las —co­mo in­ver­sio­nis­ta— al país don­de va­yas, pe­ro si las de­ci­sio­nes eco­nó­mi­cas no son atrac­ti­vas pa­ra las in­ver­sio­nes y los mer­ca­dos, ha­brá me­nos in­ver­sio­nis­tas.

Va­mos a se­guir con otros pro­yec­tos (de coo­pe­ra­ción con el go­bierno), pe­ro pe­di­mos que ha­ya cer­te­za en el lar­go pla­zo y una via­bi­li­dad de los pro­yec­tos a eje­cu­tar en el país”. Jo­sé Ma­nuel Ló­pez Cam­pos,

pre­si­den­te de la Con­fe­de­ra­ción de Cá­ma­ras Na­cio­na­les de Co­mer­cio, Ser­vi­cios y Tu­ris­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.