TSU­NA­MI GRIS

COM­PLE­JO, DI­FÍ­CIL Y SINUOSO ES EL CA­RÁC­TER QUE SE LE ATRI­BU­YE AL PRO­CE­SO PA­RA AL­CAN­ZAR UNA PEN­SIÓN DIG­NA

El Economista (México) - Previsión - - Portada - JAC­QUE­LI­NE JI­MÉ­NEZ jac­que­li­ne.ji­me­nez@ele­co­no­mis­ta.mx

EN EL MER­CA­DO DE PEN­SIO­NES

Co­men­zó la Se­ma­na de la Se­gu­ri­dad So­cial en el Se­na­do y el te­ma del 2016 es el “Pa­no­ra­ma de las pen­sio­nes en Mé­xi­co. Re­co­men­da­cio­nes, pro­pues­tas y otras reali­da­des”.

En la agen­da se re­vi­san du­ran­te es­ta se­ma­na los es­tu­dios dis­po­ni­bles ela­bo­ra­dos por or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les e in­ves­ti­ga­do­res na­cio­na­les, así co­mo sus re­co­men­da­cio­nes y pro­pues­tas, con­si­de­ran­do el ba­lan­ce de la re­for­ma es­truc­tu­ral de los sis­te­mas pú­bli­cos de pen­sio­nes del IMSS e ISSS­TE.

A tra­vés de la pre­sen­ta­ción de los po­nen­tes, pa­re­cie­ra que el es­ce­na­rio pa­ra lo­grar el ob­je­ti­vo de dig­ni­fi­car las pen­sio­nes de la po­bla­ción del país es com­ple­jo, di­fí­cil, es­ca­bro­so y sinuoso, co­mo ex­pre­sa­ra Jo­sé Re­yes Bae­za Te­rra­zas, di­rec­tor ge­ne­ral del ISSS­TE.

Mi­kel Arrio­la Pe­ña­lo­za, di­rec­tor ge­ne­ral del IMSS, afir­mó que en el ins­ti­tu­to no hay nin­gún plan o ini­cia­ti­va pa­ra mo­di­fi­car el ré­gi­men de ju­bi­la­cio­nes y pen­sio­nes, y por lo tan­to és­tas es­tán ple­na­men­te ga­ran­ti­za­das. An­te tal ase­ve­ra­ción, Araceli Da­mián Gon­zá­lez, pre­si­den­ta de la Co­mi­sión de Se­gu­ri­dad So­cial de la Cá­ma­ra de Dipu­tados, le so­li­ci­tó que acla­ra­ra en qué ven­ta­na de tem­po­ra­li­dad en­mar­ca­ba su co­men­ta­rio. El di­rec­ti­vo no res­pon­dió.

La dipu­tada tam­bién hi­zo ob­ser­va­cio­nes al es­tu­dio que so­bre las pen­sio­nes del país pre­sen­tó la OCDE a fi­na­les del 2015, e in­di­có que a és­te le ha­ce fal­ta re­co­no­cer que en las pri­me­ras re­for­mas se sub­es­ti­mó el cos­to fis­cal de la tran­si­ción, error que no de­be ser pa­ga­do por los tra­ba­ja­do­res. Men­cio­nó tam­bién que una po­si­ble re­for­ma co­mo la plan­tea­da por el or­ga­nis­mo nos lle­va­rá a un país de pen­sio­na­dos em­po­bre­ci­dos, quie­nes pre­fe­ri­rán tra­ba­jar has­ta la muer­te an­tes de pa­sar a la po­bre­za ex­tre­ma, de­bi­do al re­ti­ro de la vi­da pro­duc­ti­va. En su in­ter­ven­ción, tam­bién hi­zo un lla­ma­do a aten­der el des­ba­lan­ce de gé­ne­ro en ma­te­ria de se­gu­ri­dad so­cial.

Por su par­te Jo­sé Re­yes Bae­za Te­rra­zas, di­rec­tor ge­ne­ral del ISSS­TE, des­ta­có a Pen­sio­nISSSTE co­mo una afo­re que ha com­pe­ti­do con éxi­to en el mer­ca­do: es la que co­bra me­nos co­mi­sión, 0.89, y de las cua­tro sie­fo­res que ad­mi­nis­tra, tres de ellas es­tán en pri­mer lu­gar en cuan­to a ren­di­mien­to se re­fie­re, y una cuar­ta es­tá en ter­cer lu­gar. An­te tal es­ce­na­rio, la pre­gun­ta es por qué la in­sis­ten­cia de re­for­mar ar­tícu­los a la Ley del ISSS­TE, ar­gu­men­tan­do su con­ver­sión a una afo­re pú­bli­ca de van­guar­dia.

En su turno, Carlos Ra­mí­rez Fuen­tes, pre­si­den­te de la Con­sar, co­men­tó que el mun­do atra­ve­sa­rá una trans­for­ma­ción de­mo­grá­fi­ca sin pre­ce­den­tes en los pró­xi­mos 35 años. “Se cons­ti­tui­rá co­mo un si­len­cio­so tsu­na­mi gris, que obli­ga­rá a to­dos los sis­te­mas de pen­sio­nes a re­plan­tear su via­bi­li­dad fi­nan­cie­ra fu­tu­ra”. Pa­ra pun­tua­li­zar lo an­te­rior, el fun­cio­na­rio re­cal­có que ac­tual­men­te 1,400 me­xi­ca­nos cum­plen 65 años ca­da día, pa­ra 2050 es­ta can­ti­dad as­cen­de­rá a 4,500 per­so­nas en el país.

Ma­nuel Vallejo Ba­rra­gán, se­cre­ta­rio ge­ne­ral del SNTSS, pre­ci­só en su in­ter­ven­ción que ape­nas 35% de la po­bla­ción ocu­pa­da (18 mi­llo­nes de per­so­nas), tie­nen ga­ran­ti­za­da una pen­sión al fi­nal de su vi­da la­bo­ral, lo que sig­ni­fi­ca que hay 34 mi­llo­nes de tra­ba­ja­do­res que es­tán des­pro­te­gi­dos en es­te as­pec­to, en un con­tex­to don­de el ín­di­ce de ro­ta­ción ac­tual en el mer­ca­do la­bo­ral es de 40 por cien­to.

Fi­nal­men­te, Luis Mi­guel Vic­to­ria Ran­fla, pre­si­den­te del CEN del SNTISSSTE, sos­tu­vo que el ISSS­TE tie­ne hoy en día 3.1 tra­ba­ja­do­res ins­cri­tos por ca­da pen­sio­na­do, y que el por­cen­ta­je del PIB que ac­tual­men­te se uti­li­za pa­ra pa­gar las pen­sio­nes es el más ele­va­do en to­da la his­to­ria del país.

FO­TO: CUARTOSCURO

en las ex­pec­ta­ti­vas de vi­da com­pli­can el sis­te­ma de pen­sio­nes en el país. EL IN­CRE­MEN­TO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.