RE­ME­SAS JU­GO­SAS

EL DI­REC­TOR DE AFO­RE XXI BA­NOR­TE PLA­TI­CA SO­BRE EL PO­TEN­CIAL DEL MER­CA­DO FI­NAN­CIE­RO

El Economista (México) - Previsión - - PORTADA - LEO­POL­DO TRE­JO leo­pol­do.tre­jo@ele­co­no­mis­ta.mx

En sus 20 años de exis­ten­cia, el Sis­te­ma de Aho­rro pa­ra El Re­ti­ro (SAR) es el me­jor me­dio de in­ver­sión pa­ra los tra­ba­ja­do­res, si se le com­pa­ra con los Ce­tes, la compra de dó­la­res, in­clu­so si la apues­ta es por una ba­ja in­fla­ción, ex­pli­có Juan Ma­nuel Va­lle Pe­re­ña, di­rec­tor ge­ne­ral de la Afo­re XXI Ba­nor­te.

“No exis­te ar­gu­men­to fi­nan­cie­ro en con­tra pa­ra no uti­li­zar es­te sis­te­ma co­mo me­dio de aho­rro”, pre­ci­só.

Me­dian­te un ejer­ci­cio sen­ci­llo mos­tró las bon­da­des fi­nan­cie­ras pa­ra quien de­ci­de aho­rrar en el SAR. Ex­pli­có que si un tra­ba­ja­dor aho­rró 100 pe­sos du­ran­te los 20 años que lle­va el SAR, hoy ten­dría 750 pe­sos. En cam­bio, si los in­vir­tió en Ce­tes, ten­dría me­nos de 500 pe­sos, con la in­fla­ción, 360 pe­sos, y si hu­bie­ra cam­bia­do sus pe­sos a dó­la­res hoy ten­dría 250 pe­sos.

Co­men­tó que tal ren­di­mien­to se ob­tie­ne en el lar­go pla­zo. “Las in­ver­sio­nes que rea­li­zan las afo­res a tra­vés de sus fon­dos de in­ver­sión au­men­tan el ren­di­mien­to, por­que com­pen­san las al­tas y ba­jas que su­fren los ins­tru­men­tos fi­nan­cie­ros en el cor­to pla­zo.

“Es un te­ma prin­ci­pal­men­te con­ta­ble, por­que en un tri­mes­tre pue­den cam­biar las ta­sas de in­te­rés, y el va­lor de los ins­tru­men­tos cam­bian, pe­ro no per­di­mos di­ne­ro por­que se ajus­ta en el si­guien­te tri­mes­tre; no hay dos tri­mes­tres con­se­cu­ti­vos ne­ga­ti­vos. En un pe­rio­do de 20 años la ten­den­cia es po­si­ti­va”, ar­gu­men­tó.

PEN­SIóN DIG­NA

Tras ad­ver­tir que co­mo los tra­ba­ja­do­res son los úni­cos res­pon­sa­bles de la ob­ten­ción o no de una pen­sión dig­na al fi­nal de su vi­da la­bo­ral, és­tos ne­ce­si­tan rea­li­zar una pla­nea­ción del por­cen­ta­je de sus in­gre­sos que des­ti­na­rán al aho­rro, don­de lo

“LOS AFORADOS DE­BEN TO­MAR CON­CIEN­CIA DE QUE SON LOS RES­PON­SA­BLES DE SU PEN­SIÓN”.

JUAN MA­NUEL VA­LLE, DI­REC­TOR GE­NE­RAL DE AFO­RE XXI BA­NOR­TE.

fun­da­men­tal es rea­li­zar­lo con dis­ci­pli­na.

Sin­te­ti­zó: pa­ra quie­nes no tie­nen otra op­ción de pen­sión, más que su afo­re, de­ben to­mar con­cien­cia de que son los úni­cos res­pon­sa­bles de su re­ti­ro, por lo cual de­ben pla­near­lo de ma­ne­ra anual y lle­var­lo a ca­bo con dis­ci­pli­na. Es­tos son los pun­tos bá­si­cos pa­ra la ob­ten­ción de una pen­sión dig­na me­dian­te el aho­rro en una afo­re, por­que al aho­rrar hoy, por ejem­plo, 1,000 pe­sos se con­ver­ti­rían en 3,000 pe­sos en 25 años. Es­to im­pli­ca, pun­tua­li­zó, aban­do­nar el há­bi­to del con­su­mo en el cor­to pla­zo, in­clu­so sa­cri­fi­car el ni­vel con­su­mo ac­tual. “En el lar­go pla­zo el in­te­rés com­pues­to da ma­yo­res ren­di­mien­tos”.

Re­co­men­dó que, al mo­men­to de ele­gir una afo­re que ad­mi­nis­tre sus aho­rros pa­ra el re­ti­ro, de­ben eva­luar la es­tra­te­gia de in­ver­sión de las afo­res, los ren­di­mien­tos que ofre­ce y el sis­te­ma de aten­ción a clientes, por­que es­tá en jue­go su pen­sión.

AFO­RE Mó­VIL

Men­cio­nó que la apli­ca­ción Afo­re Mó­vil es un me­dio di­gi­tal que fa­ci­li­ta el aho­rro a los tra­ba­ja­do­res, en es­pe­cial a los Mi­llen­nials, ya que des­de su ce­lu­lar el tra­ba­ja­dor pue­de ver su sal­do de aho­rro pa­ra el re­ti­ro, ade­más de cal­cu­lar de cuán­to se­rá su pen­sión al mo­men­to del re­ti­ro. “To­do se pue­de ha­cer con es­ta apli­ca­ción, ex­cep­to el tras­la­do y el re­ti­ro. Es­to rom­pe el pa­ra­dig­ma ac­tual del ser­vi­cio de aten­ción a los clientes, y acer­ca a los tra­ba­ja­do­res a las afo­re, les di­si­pa du­das y sim­pli­fi­ca ac­cio­nes y tiem­po”.

RE­ME­SAS

Del te­ma de las re­me­sas, sos­tu­vo que és­tas re­pre­sen­tan un mer­ca­do de 13 mi­llo­nes de me­xi­ca­nos que la­bo­ran en Es­ta­dos Uni­dos, quie­nes aho­rran 25% de sus in­gre­sos y otro 25% lo aho­rran en Mé­xi­co en ins­tru­men­tos ries­go­sos. An­te es­te en­torno fi­nan­cie­ro, si me­dian­te la afo­re les ofre­ce­mos un ins­tru­men­to que en tér­mi­nos no­mi­na­les les da 11% de in­te­rés en los úl­ti­mos 20 años, son 11 pun­tos más que cual­quier ins­tru­men­to es­ta­dou­ni­den­se.

Los con­na­cio­na­les que vi­ven en Es­ta­dos Uni­dos tie­nen la op­ción de abrir una cuen­ta de afo­re e iden­ti­fi­car­se con el pa­sa­por­te o tam­bién con la ma­trí­cu­la con­su­lar. Ade­más, pue­den vin­cu­lar su cuen­ta de la afo­re con la pla­ta­for­ma uLink de Uni­te­ller y en­viar di­ne­ro sin cos­to, lo cual les evi­ta el en­vío por un ca­nal tra­di­cio­nal que les co­bra­rá co­mi­sión, y que da me­nos ren­di­mien­to que la afo­re.

An­te la pro­pues­ta a la Con­sar de cam­bio de mo­de­lo de fon­dos de in­ver­sión de siefores a fon­dos de ci­clo de vi­da, Juan Ma­nuel Va­lle ex­pli­có que es­te mo­de­lo qui­ta fric­cio­nes a los fon­dos de in­ver­sión de siefores, por­que al si­tuar­se en una pers­pec­ti­va de lar­go pla­zo fa­ci­li­ta la in­ver­sión en ren­ta va­ria­ble.

Fi­nal­men­te, Va­lle in­for­mó que la Afo­re XXI Ba­nor­te po­see una ad­mi­nis­tra­ción ro­bus­ta con ac­ti­vos en el SAR de 3.5% del PIB, ad­mi­nis­tra más de 17.7 mi­llo­nes de cuen­tas in­di­vi­dua­les y po­see 598,649 mi­llo­nes de pe­sos en sus fon­dos de in­ver­sión —siefores—, los cua­les re­pre­sen­tan una par­ti­ci­pa­ción de mer­ca­do de 22.2 por cien­to. Es­ta afo­re pro­yec­ta ce­rrar el 2017 en­tre los cua­tro pri­me­ros lu­ga­res en ren­di­mien­to, des­pués de que en el 2016 ter­mi­nó en la no­ve­na po­si­ción.

FOTO: ZU­LLEY­KA HO­YO

FOTO: AR­CHI­VO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.