APO­YO A EM­PLEA­DAS DO­MÉS­TI­CAS

CO­MU­NI­DAD 4UNO CREA UN SE­GU­RO QUE RES­PAL­DA EN CA­SO DE AC­CI­DEN­TES Y DA BE­NE­FI­CIOS MÉ­DI­COS

El Economista (México) - Previsión - - PORTADA - AL­BA SERVÍN al­ba.ser­vin@ele­co­no­mis­ta.mx

El tra­ba­jo que desem­pe­ñan los em­plea­dos do­més­ti­cos en Mé­xi­co es fun­da­men­tal para mu­chas fa­mi­lias a pe­sar de que en la ma­yo­ría de los ca­sos no se ve re­fle­ja­do ni en su sa­la­rio, ni en be­ne­fi­cios, au­na­do con que tam­po­co cuen­tan con ser­vi­cio gra­tui­to de sa­lud.

An­te esta ne­ce­si­dad na­ció la co­mu­ni­dad 4UNO, una pla­ta­for­ma di­gi­tal que en con­ve­nio con dis­tin­tas ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ras bus­ca ofre­cer a los tra­ba­ja­do­res del ho­gar pla­nes de pro­tec­ción en ca­so de ac­ci­den­tes ade­más de in­cen­ti­var la cul­tu­ra del aho­rro.

En en­tre­vis­ta para El Eco­no­mis­ta, Isaac Ro­dea, di­rec­tor de Mar­ke­ting y Ven­tas Di­gi­ta­les de Co­mu­ni­dad 4UNO, in­di­có que los pla­nes son ad­qui­ri­dos di­rec­ta­men­te por el em­plea­dor y es­tán di­ri­gi­dos a cual­quier tra­ba­ja­dor do­més­ti­co ya sea jar­di­ne­ro, na­na, cho­fer, co­ci­ne­ra, per­so­nal del aseo, et­cé­te­ra.

“En me­nos de cin­co mi­nu­tos se ha­ce la con­tra­ta­ción, no se ne­ce­si­ta nin­gún do­cu­men­to, no hay que fir­mar nin­gún con­tra­to, es co­mo com­prar cual­quier co­sa en In­ter­net, el plan le in­clu­ye un se­gu­ro con­tra ac­ci­den­tes per­so­na­les, con­sul­tas mé­di­cas gra­tui­tas, y de for­ma op­cio­nal el pa­go elec­tró­ni­co”, asegura.

“El pro­ce­so es en­trar a la pá­gi­na 4uno.org, ele­gir en­tre el plan fa­mi­liar, que tie­ne un cos­to de 1,699 pe­sos; y el in­di­vi­dual de 1,399 pe­sos, in­gre­sar los da­tos del tra­ba­ja­dor y un nú­me­ro te­le­fó­ni­co para lo­ca­li­zar­lo, ade­más de la in­for­ma­ción de la tar­je­ta de cré­di­to o dé­bi­to don­de se ha­rá el car­go”.

Ro­dea ex­pli­có que la pó­li­za es­tá res­pal­da por Se­gu­ros Mapfre, tie­ne una co­ber­tu­ra de has­ta 25,000 pe­sos anua­les en ca­so de ac­ci­den­tes y apli­ca para cual­quier hos­pi­tal pri­va­do de Mé­xi­co, me­dian­te rem­bol­so, el cual no tar­da más de 12 días.

“No tie­ne ni coase­gu­ro, ni de­du­ci­ble, por ejem­plo: si una em­plea­da es­tá pre­pa­ran­do la co­mi­da y su­fre un ac­ci­den­te, la pue­den lle­var al hos­pi­tal pri­va­do más cer­cano; el em­plea­dor o quien la acom­pa­ñe tie­ne que li­qui­dar la cuen­ta del hos­pi­tal y pos­te­rior­men­te se le rem­bol­sa”.

El di­rec­ti­vo se­ña­ló que en pro­me­dio los ac­ci­den­tes que han pa­ga­do es­tán en los 7,500 pe­sos. “De esta ma­ne­ra es­tá pro­te­gi­do el em­plea­dor por si le su­ce­de al­gún ac­ci­den­te a su tra­ba­ja­do­ra en su ca­sa y tam­bién es­tá pro­te­gi­da la em­plea­da”.

Otro de los be­ne­fi­cios de la pó­li­za, asegura Isaac Ro­dea, son las con­sul­tas mé­di­cas, la cua­les pue­den ser te- le­fó­ni­cas de ma­ne­ra ili­mi­ta­da las 24 ho­ras, ade­más de dos en ca­sa y dos en el con­sul­to­rio. Tam­bién in­clu­ye un apo­yo adi­cio­nal de des­cuen­tos en far­ma­cias y óp­ti­cas.

“Es pre­ci­sa­men­te en es­te apar­ta­do en don­de se dis­tin­gue el ti­po plan que con­tra­tó; ya que en el plan in­di­vi­dual las con­sul­tas só­lo apli­can para el em­plea­do y en el plan fa­mi­liar tam­bién re­ci­ben esta ayu­da los hi­jos y pa­re­ja del tra­ba­ja­dor”.

Fi­nal­men­te, el ter­cer be­ne­fi­cio es el pa­go elec­tró­ni­co, el cual es op­cio­nal. Me­dian­te un con­ve­nio con Ban- co­mer, se le otor­ga al em­plea­do una tar­je­ta de nó­mi­na en don­de el pa­trón a tra­vés de co­mu­ni­dad 4UNO le de­po­si­ta su pa­go.

“La tar­je­ta no tie­ne sal­dos mí­ni­mos, ni co­mi­sio­nes y a tra­vés de nues­tra apli­ca­ción se pue­de do­mi­ci­liar el suel­do del em­plea­do y no­so­tros lo de­po­si­ta­mos a su cuen­ta”, afir­ma.

“De esta for­ma se le pue­de in­cen­ti­var la cul­tu­ra del aho­rro, ya que cuen­ta con un vehícu­lo fi­nan­cie­ro para ha­cer­lo y ade­más se le ge­ne­ra his­to­rial cre­di­ti­cio, que le pue­de dar ac­ce­so a cier­to ti­po de be­ne­fi­cios co­mo prés­ta­mos”.

El di­rec­tor de Mar­ke­ting se­ña­la que una vez con­tra­ta­do el plan, se les en­vía un kit de bien­ve­ni­da que in­clu­ye la tar­je­ta del se­gu­ro con su nú­me­ro de pó­li­za, un imán con los nú­me­ros de aten­ción de co­mu­ni­dad 4UNO, su tar­je­ta de nó­mi­na Ban­co­mer y un re­ga­lo sorpresa”.

“Las em­plea­das do­més­ti­cas son pi­la­res im­por­tan­tes den­tro de las ca­sas, es­tán de­jan­do en­trar a al­guien de con­fian­za y al dar­les es­te ti­po de be­ne­fi­cios va­lo­ran más su em­pleo”.

FO­TO: SHUT­TERS­TOCK

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.