En­con­tra­rá opo­si­ción fir­me: Ana­ya

Mi­nu­tos des­pués de que el aban­de­ra­do del PRI acep­tó la de­rro­ta, el pa­nis­ta hi­zo lo pro­pio

El Economista (México) - Reporte Especial - - NEWS - Héc­tor Mo­li­na hec­tor.mo­li­na@ele­co­no­mis­ta.mx

Con la mis­ma son­ri­sa con la que tran­si­tó tres me­ses de cam­pa­ña, Ri­car­do Ana­ya sa­lió por den­tro con el tem­ple caí­do. El men­sa­je, a di­fe­ren­cia de los que dio du­ran­te los 90 días pa­sa­dos re­ple­tos de sue­ños y es­pe­ran­zas por la in­ves­ti­du­ra pre­si­den­cial, es­ta vez fue de una di­fí­cil reali­dad ges­ta­da por el vo­to de los me­xi­ca­nos: su de­rro­ta.

La sen­sa­ción de de­rro­ta pa­re­cía anun­ciar­se, aun­que des­de trin­che­ras aje­nas. An­tes que Ana­ya, fue el can­di­da­to por el PRI, el Ver­de Eco­lo­gis­ta y Nue­va Alian­za, Jo­sé An­to­nio Mea­de, quien dio la no­ti­cia, las ten­den­cias fue­ron cla­ras, la vic­to­ria era de uno, de Ló­pez Obra­dor.

Un jo­ven con tra­je azul y len­tes que no apa­ren­ta­ba más de 25 años, es­pe­ra­ba ex­pec­tan­te el dis­cur­so por la no­che de es­te do­min­go. Sus ojos, ro­dea­dos de lá­gri­mas que sa­lie­ron po­co a po­co du­ran­te el dis­cur­so de su can­di­da­to ejem­pli­fi­ca­ron la pér­di­da de la es­pe­ran­za en las fi­las anayis­tas.

“Nin­gu­na de­mo­cra­cia fun­cio­na sin deel mó­cra­tas, por eso, por­que creo en la de­mo­cra­cia, por­que soy de­mó­cra­ta di­go hoy an­te las y los me­xi­ca­nos que la in­for­ma­ción de los re­sul­ta­dos con la que cuen­to me in­di­ca que la ten­den­cia fa­vo­re­ce a An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor”, sen­ten­ció el jo­ven can­di­da­to pre­si­den­cial.

Pa­ra en­ton­ces, las lá­gri­mas del jo­ven de tra­je azul se con­vir­tie­ron en so­llo­zos de un sen­ti­mien­to de de­rro­ta y sue­ños par­ti­dos.

No obs­tan­te, Ana­ya man­tu­vo la cor­du­ra. Con la ora­to­ria que lo di­fe­ren­ció de los otros tres can­di­da­tos, ex­pre­só de ma­ne­ra con­ci­sa la pos­tu­ra que adop­ta­rá jun­to al Par­ti­do Ac­ción Na­cio­nal, el Par­ti­do de la Re­vo­lu­ción De­mo­crá­ti­ca y Mo­vi­mien­to Ciu­da­dano du­ran­te los si­guien­tes seis años.

“De­fen­de­re­mos to­dos y ca­da uno de nues­tros triun­fos, go­ber­na­re­mos ahí don­de la gen­te nos dio su man­da­to y ejer­ce­re­mos la fun­ción de con­tra­pe­so en el Le­gis­la­ti­vo sin el cual no hay de­mo­cra­cia que val­ga.

“Des­de aquí le di­go al pró­xi­mo Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, en las cau­sas que nos son co­mu­nes con­ta­rá con nues­tro

apo­yo, en la agen­da con la que di­sen­ti­mos en­con­tra­rá en no­so­tros una opo­si­ción tan fir­me y fron­tal co­mo ins­ti­tu­cio­nal y de­mo­crá­ti­ca”, en­fa­ti­zó.

El dis­cur­so de de­rro­ta, acom­pa­ña­do de reite­ra­dos se­ña­la­mien­tos so­bre el uso fac­cio­so de la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca (PGR) en con­tra de su can­di­da­tu­ra no se se­lló con un do­cu­men­to, sino con el abra­zo de su es­po­sa.

La in­for­ma­ción de los re­sul­ta­dos con la que cuen­to me in­di­ca que la ten­den­cia fa­vo­re­ce a An­drés Ma­nuel”. Ri­car­do Ana­ya,

Por Mé­xi­co al Fren­te.

fo­to ee: adria­na hdez.

El pa­nis­ta ad­vir­tió que de­fen­de­rán don­de ga­na­ron en las ur­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.