A pe­sar del éxi­to, hay gran­des desafíos: FIAP

La ex­pec­ta­ti­va de vi­da, la in­for­ma­li­dad y me­jo­rar la ta­sa de apor­ta­ción son al­gu­nos de los re­tos

El Economista (México) - Reporte Especial - - CONTEXTO INTERNACIONAL - ERIK PAEZ erik.paez@eleconomista.mx

11 paí­ses de Amé­ri­ca La­ti­na han rea­li­za­do re­for­mas a sus sis­te­mas de pen­sio­nes en los úl­ti­mos 25 años. (Cepal) 130 mi­llo­nes de per­so­nas en AL no cuen­tan con pro­tec­ción pa­ra la ve­jez. (Con­sar)

El 4 de no­viem­bre de 1980 fue una fe­cha his­tó­ri­ca pa­ra los sis­te­mas de pen­sio­nes, ya que en Chi­le se apro­bó el De­cre­to Ley 3.500 que con­si­de­ra­ba el rem­pla­zo del an­ti­guo sis­te­ma de re­par­to por uno de ca­pi­ta­li­za­ción in­di­vi­dual, mis­mo que adop­ta­rían va­rios paí­ses de Amé­ri­ca La­ti­na en años pos­te­rio­res.

De acuer­do con Gui­ller­mo Art­hur, pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción In­ter­na­cio­nal de Ad­mi­nis­tra­do­ras de Fon­dos de Pen­sio­nes (FIAP), es­te mo­de­lo ha si­do un éxi­to en La­ti­noa­mé­ri­ca, pues los re­cur­sos que re­cau­dan las ins­ti­tu­cio­nes ba­jo es­te sis­te­ma sir­ven pa­ra rea­li­zar in­ver­sio­nes que im­pul­san el desa­rro­llo eco­nó­mi­co de los paí­ses.

“To­das han si­do exi­to­sas, por­que si us­ted ve, en Mé­xi­co ya se tie­ne un fon­do ma­yor a los 190,000 mi­llo­nes de dó­la­res, eso es mu­cho di­ne­ro; la ren­ta­bi­li­dad que han ob­te­ni­do pa­ra las in­ver­sio­nes his­tó­ri­ca­men­te ha si­do de 5% y un apor­te enor­me al desa­rro­llo eco­nó­mi­co del país, por­que to­dos esos re­cur­sos na­ci­dos a tra­vés de dis­tin­tos ins­tru­men­tos es­tán fi­nan­cian­do obras de in­fra­es­truc­tu­ra, ca­rre­te­ras, et­cé­te­ra. En­ton­ces, to­do eso es ex­tra­or­di­na­rio, ha­bla del éxi­to que tie­nen”, ex­pli­có.

Gui­ller­mo Art­hur co­men­tó que es­te ti­po de sis­te­mas tie­ne una ven­ta­ja res­pec­to de los de re­par­to, es­tos úl­ti­mos son con­si­de­ra­dos una bom­ba de tiem­po, ya que de ha­ber­se man­te­ni­do se ten­drían di­fi­cul­ta­des pa­ra pa­gar las pen­sio­nes en el fu­tu­ro, de­bi­do al cam­bio de­mo­grá­fi­co que es­tá ex­pe­ri­men­tan­do el mun­do en ge­ne­ral.

“Los sis­te­mas de re­par­to por sus ra­zo­nes de­mo­grá­fi­cas no son via­bles en el mun­do, por­que és­tos se ba­san en que los tra­ba­ja­do­res jó­ve­nes pa­gan las pen­sio­nes de los tra­ba­ja­do­res ju­bi­la­dos y eso era per­fec­ta­men­te po­si­ble en la me­di­da en que ha­bía mu­chos jó­ve­nes y po­cos ma­yo­res, pe­ro cuan­do la pi­rá­mi­de po­bla­cio­nal se mo­di­fi­có co­men­zó a in­ver­tir­se esa si­tua­ción”, ex­pu­so.

DESAFÍOS

El pre­si­den­te de la FIAP des­ta­có que, a pe­sar del éxi­to que ha te­ni­do es­te mo­de­lo en La­ti­noa­mé­ri­ca, hay va­rios re­tos en la ma­te­ria co­mo el in­cre­men­to en las apor­ta­cio­nes obli­ga­to­rias, que en Mé­xi­co es de 6.5 por cien­to.

Des­de la pers­pec­ti­va de Art­hur, lo ideal es que la obli­ga­to­rie­dad en nues­tro país se ubi­que co­mo en los paí­ses de la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Coope­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­cos que tie­nen un pro­me­dio de 20%, mien­tras que en Amé­ri­ca La­ti­na se en­cuen­tra en 10 por cien­to.

“Las ta­sas de apor­ta­ción a los sis­te­mas de ca­pi­ta­li­za­ción son muy in­su­fi­cien­tes, de ma­ne­ra que yo creo que to­dos los paí­ses que te­ne­mos sis­te­mas de ca­pi­ta­li­za­ción in­di­vi­dual nos de­mos cuen­ta de que es ur­gen­te su­bir la ta­sa de co­ti­za­ción; el otro pro­ble­ma fuer­te que te­ne­mos en Amé­ri­ca La­ti­na es el enor­me ni­vel de in­for­ma­li­dad que atra­vie­san to­dos los paí­ses, al­gu­nos más, otros me­nos, en Mé­xi­co la in­for­ma­li­dad es al­ta, por lo tan­to el pe­rio­do en que un tra­ba­ja­dor apor­ta es un pe­rio­do cor­to, bre­ve, por con­si­guien­te lo más ur­gen­te de to­do es su­bir la ta­sa de apor­ta­ción”, se­ña­ló.

AHO­RRO VO­LUN­TA­RIO

De igual ma­ne­ra en­fa­ti­zó la im­por­tan­cia de in­cen­ti­var el aho­rro vo­lun­ta­rio y de que las em­pre­sas im­ple­men­ten el “en­ro­la­mien­to au­to­má­ti­co” en don­de la com­pa­ñía le ofre­ce al tra­ba­ja­dor la opor­tu­ni­dad de en­trar en un plan de aho­rro pa­ra su pen­sión.

“Na­tu­ral­men­te eso de­be ir acom­pa­ña­do de in­cen­ti­vos tri­bu­ta­rios pa­ra las em­pre­sas, pa­ra los tra­ba­ja­do­res, ver ele­men­tos de ma­yor li­qui­dez, pe­ro creo que es muy im­por­tan­te el aho­rro vo­lun­ta­rio y lo pri­me­ro cuan­do es­ta­mos ha­blan­do de ren­tas me­dias, que pro­ba­ble­men­te no ten­gan la po­si­bi­li­dad de ha­cer aho­rro vo­lun­ta­rio, lo más im­por­tan­te es su­bir la ta­sa de apor­ta­ción obli­ga­to­ria y des­pués el aho­rro vo­lun­ta­rio”, ase­ve­ró.

Gui­ller­mo Art­hur pre­si­den­te de la FIAP.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.