Fa­vo­re­ce al pro­gre­so eco­nó­mi­co

La ig­no­ran­cia se ha con­ver­ti­do en un fac­tor influyente en las de­ci­sio­nes eco­nó­mi­cas per­so­na­les

El Economista (México) - Reporte Especial - - LA ENTREVISTA - AL­BA SER­VÍN al­ba.ser­vin@eleconomista.mx

“La edu­ca­ción fi­nan­cie­ra es cla­ve pa­ra ayu­dar a los ho­ga­res a ser fi­nan­cie­ra­men­te más es­ta­bles y aho­rrar lo su­fi­cien­te du­ran­te sus años de tra­ba­jo pa­ra ju­bi­lar­se con éxi­to”, es­ti­ma Katherine Roy, je­fa de Es­tra­te­gias de Re­ti­ro en JP Mor­gan As­set Ma­na­ge­ment.

En en­tre­vis­ta pa­ra El Eco­no­mis­ta, la es­pe­cia­lis­ta se­ña­la que pa­ra Mé­xi­co es ur­gen­te es­ta­ble­cer me­di­das que lle­ven a la po­bla­ción a to­mar me­jo­res de­ci­sio­nes en ma­te­ria eco­nó­mi­ca, pues a con­se­cuen­cia de los cam­bios de­mo­grá­fi­cos que en­fren­ta­rá la po­bla­ción en los pró­xi­mos años, la ne­ce­si­dad de pro­te­ger­se ha­cia el fu­tu­ro se­rá una prio­ri­dad.

“Mé­xi­co es un país jo­ven en la ac­tua­li­dad, apro­xi­ma­da­men­te 45% de la po­bla­ción tie­ne me­nos de 25 años y la edad pro­me­dio es de 27 años; sin em­bar­go, pron­to ex­pe­ri­men­ta­rá un cam­bio de­mo­grá­fi­co, pa­ra el 2100, ca­si 30% de la po­bla­ción ten­drá más de 65 años”, ex­pu­so.

“Los me­xi­ca­nos ac­tua­les de 65 años tie­nen ex­pec­ta­ti­vas de vi­da ca­da vez ma­yo­res, hay ca­si 50% de po­si­bi­li­da­des de que un miem­bro de una pa­re­ja me­xi­ca­na de 60 años vi­va has­ta los 90 o más. Es­to re­pre­sen­ta al me­nos 25 años de ju­bi­la­ción, en los que se re­que­ri­rán re­cur­sos fi­nan­cie­ros pa­ra sa­tis­fa­cer las ne­ce­si­da­des de gas­to en es­ti­lo de vi­da”, re­fi­rió.

Katherine Roy se­ña­la que al au­men­tar el nú­me­ro de ju­bi­la­dos se ejer­ce­rá pre­sión so­bre la di­ná­mi­ca eco­nó­mi­ca fa­mi­liar, por lo que la prin­ci­pal ma­ne­ra de es­tar me­jor pre­pa­ra­dos es alen­tan­do a las per­so­nas a aho­rrar des­de temprana edad e in­ver­tir a lar­go pla­zo.

La fal­ta de edu­ca­ción fi­nan­cie­ra es con­si­de­ra­da una de las ra­zo­nes cla­ves en el desa­rro­llo de las úl­ti­mas cri­sis fi­nan­cie­ras ge­ne­ra­das a ni­vel mun­dial.

CA­PA­CI­DAD

De acuer­do con la ex­per­ta, es a tra­vés de la ca­pa­ci­ta­ción fi­nan­cie­ra que se pue­de com­ba­tir la in­se­gu­ri­dad fi­nan­cie­ra que lle­va a gas­tar más de lo que se ga­na, dis­po­ner de efec­ti­vo in­su­fi­cien­te pa­ra cu­brir emer­gen­cias o so­li­ci­tar un cré­di­to di­fí­cil de pa­gar.

“La es­ta­bi­li­dad fi­nan­cie­ra de más ho­ga­res sig­ni­fi­ca una eco­no­mía más fuer­te y mo­vi­li­dad eco­nó­mi­ca que pue­de be­ne­fi­ciar a las per­so­nas, los em­plea­do­res, los con­tri­bu­yen­tes y la eco­no­mía na­cio­nal a lar­go pla­zo”, ex­pli­có.

Se­gún su ex­pe­rien­cia, la edu­ca­ción fi­nan­cie­ra por sí so­la no tien­de a ge­ne­rar re­sul­ta­dos sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te me­jo­res, ya que las per­so­nas pue­den en­ten­der el con­te­ni­do edu­ca­ti­vo en teo­ría, pe­ro a me­nos que sean ca­pa­ces de ver có­mo se apli­ca, se ten­drá una me­jor ca­pa­ci­dad pa­ra ac­tuar.

Asi­mis­mo, la di­rec­ti­va de JP Mor­gan As­set Ma­na­ge­ment con­si­de­ró que es a tra­vés de es­ti­mu­lar la ca­pa­ci­dad fi­nan­cie­ra lo que de­ter­mi­na­rá que una per­so­na pue­da ser fi­nan­cie­ra­men­te más es­ta­ble y to­me me­jo­res de­ci­sio­nes.

“Ca­pa­ci­dad fi­nan­cie­ra es el uso de in­for­ma­ción per­ti­nen­te opor­tu­na com­bi­na­da con he­rra­mien­tas ase­qui­bles pa­ra ge­ne­rar un cam­bio du­ra­de­ro de­mos­tra­ble en la sa­lud fi­nan­cie­ra”, de­fi­nió.

Las per­so­nas pue­den en­ten­der el con­te­ni­do edu­ca­ti­vo en teo­ría, pe­ro a me­nos que sean ca­pa­ces de ver có­mo se apli­ca, ten­drán me­jor ca­pa­ci­dad pa­ra ac­tuar”.

Katherine Roy, je­fa de Es­tra­te­gias de Re­ti­ro en JP Mor­gan As­set Ma­na­ge­ment.

FO­TO: COR­TE­SÍA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.