Im­por­tan­cia de la so­be­ra­nía agroa­li­men­ta­ria

El Economista (México) - Termómetro Económico - - COMMODITIES - MELCHOR NEGRETE DUAR­TE* *Melchor Negrete Duar­te es es­pe­cia­lis­ta de FI­RA en la Sub­di­rec­ción Re­gio­nal de Pro­mo­ción en el Oc­ci­den­te. mne­gre­te@fi­ra.gob.mx

(PRI­ME­RA PAR­TE)

La au­to­su­fi­cien­cia en la pro­duc­ción de ali­men­tos y ma­te­rias pri­mas es una as­pi­ra­ción que com­par­ten to­dos los paí­ses del mun­do, ya que de­pen­der de otros pa­ra sa­tis­fa­cer la de­man­da in­ter­na es un te­ma muy sen­si­ble por­que co­lo­ca a una na­ción o a un in­di­vi­duo en una si­tua­ción de al­ta vul­ne­ra­bi­li­dad

En el 2017, Mé­xi­co ero­gó 6,674 mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra im­por­tar 24.9 mi­llo­nes de to­ne­la­das en 12 pro­duc­tos agro­pe­cua­rios, de los cua­les so­mos de­fi­ci­ta­rios en maíz grano, fri­jol, tri­go grano, arroz, ave­na grano, sor­go grano, so­ya, ca­cao, cer­do, po­llo, hue­vo y pa­vo, por lo que es ur­gen­te tra­ba­jar pa­ra sus­ti­tuir im­por­ta­cio­nes e in­cre­men­tar la ofer­ta ex­por­ta­ble.

En una eco­no­mía glo­ba­li­za­da, los pro­duc­to­res me­xi­ca­nos no so­la­men­te es­tán com­pi­tien­do en­tre ellos, sino que tam­bién lo ha­cen con pro­duc­to­res de otros paí­ses. Los mai­ce­ros de Ja­lis­co, por ejem­plo, com­pi­ten si­mul­tá­nea­men­te con pro­duc­to­res de Si­na­loa, Es­ta­do de Mé­xi­co, Chia­pas, Mi­choa­cán, Es­ta­dos Uni­dos, Chi­na, Unión Eu­ro­pea, Ar­gen­ti­na y Bra­sil, en­tre otros. Co­no­cer las ca­rac­te­rís­ti­cas de es­tos com­pe­ti­do­res, nos per­mi­te ge­ne­rar es­tra­te­gias y po­lí­ti­cas pú­bli­cas más ade­cua­das.

Pa­ra la Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra la Ali­men­ta­ción y la Agri­cul­tu­ra, mun­dial­men­te co­no­ci­da co­mo FAO, la su­per­fi­cie agrí­co­la es­tá con­for­ma­da por la tie­rra ara­ble, los cul­ti­vos pe­ren­nes y los pas­ti­za­les per­ma­nen­tes. Mé­xi­co cuen­ta con 106.7 mi­llo­nes de hec­tá­reas de su­per­fi­cie agrí­co­la, sien­do el no­veno país a ni­vel mun­dial; Chi­na (515.3), Es­ta­dos Uni­dos (405.4), Aus­tra­lia (396.6) y Bra­sil (278.8 mi­llo­nes de hec­tá­reas) ocu­pan los cua­tro pri­me­ros lu­ga­res.

La pro­duc­ción de ali­men­tos a cie­lo abier­to en paí­ses co­mo el nues­tro de­pen­de en gran me­di­da de la can­ti­dad dis­po­ni­ble de tie­rra ara­ble y cul­ti­vos pe­ren­nes es­ta­ble­ci­dos. La In­dia es lí­der con 170 mi­llo­nes de hec­tá­reas, se­gui­do de Es­ta­dos Uni­dos, Ru­sia y Chi­na. Mé­xi­co es de­ci­mo­ter­ce­ro con una su­per­fi­cie de 25.6 mi­llo­nes de hec­tá­reas.

En tér­mi­nos de tec­no­lo­gía, de­be­mos pre­gun­tar­nos cuál uti­li­zar, to­man­do en cuen­ta que 72.6% uni­da­des de pro­duc­ción en Mé­xi­co cuen­ta con me­nos de 5 hec­tá­reas y 94.9% tie­ne me­nos de 20.

La agri­cul­tu­ra de al­gu­nos paí­ses que com­pi­ten con Mé­xi­co es­tá más tec­ni­fi­ca­da, ade­más de que el ta­ma­ño de sus uni­da­des de pro­duc­ción es ma­yor; en Aus­tra­lia, por ejem­plo, las em­pre­sas lle­gan a te­ner has­ta 14,000 hec­tá­reas, en Bra­sil los gran­des pro­duc­to­res tie­nen en pro­me­dio 12,000 hec­tá­reas, los pe­que­ños 60, la em­pre­sa fa­mi­liar es­ta­dou­ni­den­se es de 177 hec­tá­reas, Reino Uni­do 57, Fran­cia 45, Es­pa­ña 23 y en Mé­xi­co de 8. De tal ma­ne­ra que las uni­da­des de pro­duc­ción en Mé­xi­co son me­no­res y en ge­ne­ral me­nos tec­ni­fi­ca­das res­pec­to a otros paí­ses.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.