El do­lor de ca­be­za de tra­du­cir Trump en idio­mas ex­tran­je­ros

Tra­duc­to­res y pe­rio­dis­tas en­fren­tan el di­le­ma de dar­le sen­ti­do a las pa­la­bras del pre­si­den­te

El Economista (México) - The Washington Post (Mexico) - - Portada -

se des­vía”, ex­pu­so. “Co­mo tra­duc­tor, us­ted ter­mi­na te­nien­do que adi­vi­nar, lo que no es muy bueno. No de­be­ría te­ner que adi­vi­nar”.

Co­mo ejem­plo, men­cio­nó las tra­duc­cio­nes ja­po­ne­sas de los co­men­ta­rios de Trump so­bre por qué la es­po­sa de Khizr Khan, Gha­za­la, no ha­bló du­ran­te el dis­cur­so de su ma­ri­do en la Con­ven­ción Na­cio­nal De­mó­cra­ta: “Su es­po­sa, si mi­ra a su es­po­sa, ella só­lo se pa­ró ahí, no te­nía na­da que de­cir, pro­ba­ble­men­te, tal vez no se le per­mi­tie­ra te­ner na­da que de­cir, me lo di­ces, pe­ro mu­cha gen­te ha es­cri­to eso”, di­jo Do­nald Trump en ABC News.

La emi­so­ra pú­bli­ca ja­po­ne­sa NHK eli­mi­nó gran par­te de la di­va­ga­ción de Trump en su cuen­ta, que se tra­du­jo apro­xi­ma­da­men­te a “Pro­ba­ble­men­te no se le per­mi­tió dar una de­cla­ra­ción”. CNN Ja­pón fue aún más le­jos en su tra­duc­ción: “Po­dría ser que a ella no se le per­mi­tió ha­blar”. El re­sul­ta­do, de­ta­lló Ka­ku, con­vir­tió la im­pli­ca­ción des­me­di­da y sin mar­co en una acu­sa­ción mu­cho más cla­ra.

“Ha­bía bas­tan­tes co­sas en la de­cla­ra­ción y mu­cho de eso se per­dió”, di­jo Ka­ku. “Tie­nes que cor­tar mu­cho pa­ra en­tre­gar al­go que no sea com­ple­ta­men­te ab­sur­do”.

La fra­se más ins­tru­men­tal de la re­tó­ri­ca de Trump, su le­ma “Ma­ke Ame­ri­ca great again”, crea un lío gra­ma­ti­cal y se­mán­ti­co pa­ra los tra­duc­to­res en al­gu­nos idio­mas, se­gún un ar­tícu­lo en el dia­rio es­pa­ñol El País.

En es­pa­ñol, por ejem­plo, una tra­duc­ción in­tui­ti­va: “Haz Amé­ri­ca gran­de otra vez”, también po­dría re­sul­tar de “Ma­ke Ame­ri­ca big again” o “Do Ame­ri­ca great again”.

Pa­ra em­peo­rar las co­sas, la ma­yo­ría de los his­pa­noha­blan­tes -y ha­blan­tes de por­tu­gués- cree que Amé­ri­ca sue­le im­pli­car a to­do el con­ti­nen­te ame­ri­cano, no só­lo a Es­ta­dos Uni­dos.

Es­to se con­vir­tió en una im­por­tan­te dis­tin­ción pa­ra Renato Ge­ral­des, un in­tér­pre­te pro­fe­sio­nal en Bra­sil que tra­du­jo el dis­cur­so de inau­gu­ra­ción de Trump en por­tu­gués pa­ra la televisión bra­si­le­ña. En las pa­la­bras fi­na­les de Trump, el pre­si­den­te dio va­rias va­rian­tes de su le­ma de cam­pa­ña, ter­mi­nan­do con: “Y sí, jun­tos ha­re­mos a Amé­ri­ca gran­de otra vez”.

Ge­ral­des, in­ter­pre­tan­do en di­rec­to en la televisión, se vio obli­ga­do a ha­blar muy rá­pi­do du­ran­te es­tas úl­ti­mas lí­neas, ya que la in­ter­pre­ta­ción en por­tu­gués se hi­zo mu­cho más tor­pe y más lar­ga, a lo lar­go de las lí­neas de: “Jun­tos, ha­re­mos a Es­ta­dos Uni­dos gran­de de nue­vo”.

Sin em­bar­go, el dis­cur­so no fue tan di­fí­cil de in­ter­pre­tar co­mo po­dría ha­ber si­do, di­jo Ge­ral­des en una en­tre­vis­ta con The Was­hing­ton Post. So­bre la ba­se de los dis­cur­sos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.