Ron Step­hens,

El Economista (México) - The Washington Post (Mexico) - - Portada -

Una no­che de se­ma­na con­cu­rri­da en el bo­li­che 5 Star La­nes, ubi­ca­do en un su­bur­bio de De­troit don­de el pre­si­den­te Trump ob­tu­vo una im­por­tan­te cuo­ta de vo­tos, se per­ci­bía po­co en­tu­sias­mo por la pro­pues­ta re­pu­bli­ca­na para re­cor­tar im­pues­tos.

Una mujer se­xa­ge­na­ria ju­bi­la­da que ju­ga­ba con sus ami­gas di­jo es­tar can­sa­da de que la cla­se me­dia ten­ga que pa­gar más para que los adi­ne­ra­dos pue­dan con­ti­nuar en­ri­que­cién­do­se.

Unos pa­si­llos más ade­lan­te, una mujer de me­dia­na edad con ca­be­llo en­sor­ti­ja­do y gris de­cla­ró que mien­tras más es­cu­cha so­bre el plan fis­cal, más lo de­tes­ta. Mien­tras que un gru­po de jó­ve­nes ves­ti­dos con pla­ye­ras igua­les ni si­quie­ra en­ten­día có­mo fun­cio­na­ría la pro­pues­ta, aun­que se mos­tra­ron es­cép­ti­cos so­bre la po­si­bi­li­dad de que sus im­pues­tos pu­die­ran de­cre­cer de ma­ne­ra sig­ni­fi­ca­ti­va.

Ron Step­hens, un re­pu­bli­cano de 49 años que tra­ba­ja en la in­dus­tria au­to­mo­triz y que apo­yó al senador Ted Cruz co­mo candidato pre­si­den­cial, no es­pe­ra be­ne­fi­ciar­se con la pro­pues­ta. Cual­quier ga­nan­cia que pue­da ob­te­ner con el re­cor­te de ta­sas se­rá con­tra­rres­ta­da por los cam­bios ins­tru­men­ta­dos en otras de­duc­cio­nes ha­bi­tua­les para él. Y ni ha­blar so­bre la re­duc­ción del im­pues­to cor­po­ra­ti­vo de 35 a 20% pre­vis­ta en la ini­cia­ti­va apro­ba­da por el go­bierno el pa­sa­do sá­ba­do 2 de di­ciem­bre.

“¿Por qué vas a re­cor­tar sus im­pues­tos?”, di­jo Step­hens, men­cio­nan­do al­gu­nas fa­mi­lias adi­ne­ra­das de la in­dus­tria au­to­mo­triz co­mo ejem­plos, mien­tras que es­pe­ra­ba su turno para ju­gar. “Con el ni­vel de vi­da que dis­fru­tan en com­pa­ra­ción con el res­to, ¿por qué ne­ce­si­ta­rían eso (un re­cor­te de im­pues­tos)? No ten­drá un gran im­pac­to para ellos, pe­ro para al­guien que ga­na 30,000 dó­la­res anua­les, sí ten­dría un enor­me im­pac­to para ellos”.

OPO­SI­CIÓN MA­YO­RI­TA­RIA AL PLAN DE TRUMP

En los su­bur­bios de De­troit, y de to­do el país, mu­chos ciu­da­da­nos pien­san que el plan fis­cal re­pu­bli­cano es un ob­se­quio para los ri­cos y que en el lar­go pla­zo be­ne­fi­cia­rá sólo a un nú­me­ro re­du­ci­do de per­so­nas. El pre­si­den­te Trump y pro­mi­nen­tes po­lí­ti­cos re­pu­bli­ca­nos ase­gu­ran que los re­cor­tes se­rán com­pen­sa­dos por el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co —ge­ne­ran­do más em­pleos y me­jo­res re­mu­ne­ra­cio­nes— aun­que mu­chos vo­tan­tes se mues­tran es­cép­ti­cos al res­pec­to.

Las encuestas mues­tran con­sis­ten­te­men­te que la opo­si­ción de los es­ta­dou­ni­den­ses al plan fis­cal es ma­yo­ri­ta­ria, in­clu­yen­do el es­tu­dio de Quin­ni­piac de no­viem­bre, el cual prue­ba que por ca­da dos per­so­nas que desaprue­ban el plan, sólo uno lo res­pal­da. Esa en­cues­ta mues­tra que ni si­quie­ra uno de ca­da seis es­ta­dou­ni­den­ses es­pe­ra que sus im­pues­tos sean re­du­ci-

tra­ba­ja­dor en la in­dus­tria au­to­mo­triz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.